El adiós obligado de un ex realista aventurero

Juan Ugarte, que asombró en Inglaterra al marcar cinco goles en un partido con el Wrexham, se retira por una lesión de rodilla

JON TRUEBA
Juan Ugarte posa así de sonriente en Zubieta. [MIKEL FRAILE]/
Juan Ugarte posa así de sonriente en Zubieta. [MIKEL FRAILE]

Hay vidas sin sobresaltos y vidas futbolísticas en las que el cúmulo de acontecimientos no caben. Es el caso del ex realista Juan Ugarte, un aventurero del fútbol, que en marzo de 2005 marcaba cinco goles con el Wrexham galés en el partido que ganó al Hartlepool por 4-6. en partido de la League One -la tercera categoría en Inglaterra después de la Premier y la First Division-. Un récord. Ahora, con 27 años, se ve obligado a dejar el fútbol activo por una lesión de rodilla.

«Jugué en el Antiguoko con Xabi y Mikel Alonso, Aritz Aduritz, David Asensio... Luego fiché por el Sanse. Fui máximo goleador con doce goles. Aquella temporada entrenaba con el primer equipo e incluso debuté en un partido, en Zaragoza. Los goles con el Sanse sirvieron para que Denoueix se fijara en mí e inicié la pretemporada con el primer equipo. Pero me rompí el menisco en el stage de Austria y adiós ilusiones. Denoueix contaba conmigo..., pero con lo de la lesión me cedieron al Eibar. No estuve cómodo y en diciembre recalé en el Real Unión. Después me salió una prueba en el Nortwich y no me atreví a dar el paso, así que pasé un año más en el Barakaldo, donde volví a ser el máximo goleador del equipo, pero me dije. 'Hasta aquí hemos llegado'», cuenta Ugarte.

Un año de ensueño

«Aburrido de este fútbol y de algunas gentes, sobre todo técnicos, me fui a la aventura», añade el delantero donostiarra, quien recuerda que «aquel verano, a un amigo mío, Joseba Barandiaran, que ahora está en la Real, le salió una prueba en un equipo de cuarta división. Yo estaba con él allí y le dijo a su entrenador si me podía probar por si me salía un equipo. 'Si lo hace bien yo le ayudo'. Entrené un viernes y el sábado jugué. Metí tres goles. Luego jugué seis partidos y metí siete goles».

La oportunidad de verdad le llegó después. «Fuimos a ver un Chelsea-Liverpool y después del partido Xabi Alonso le dijo al secretario técnico del Liverpool si algún equipo me podía hacer una prueba. 'El Wrexham necesita un delantero. Vete allí'».

Y Juan se fue allá. «Estuve dos semanas a prueba y me cogieron hasta final de temporada. Fue un año de ensueño. Jugué 28 partidos, metí 26 goles. En un partido metí cinco goles, en otro cuatro y logre tres hat trick. Metí 24 goles fuera de casa en 14. A la contra teníamos unos jugadores buenísimos. De hecho, dos están ahora en Primera».

Operación de rodilla

No pudo cumplir su sueño de jugar en la Premier, y lo explica con detalle. «Del Wrexham me fui a un equipo de la First Division, Segunda de aquí. pero en la pretemporada me lesioné en una rodilla y hasta hoy. En junio de 2006 pasé por el quirófano. Me recuperé en noviembre. Rescindí con el equipo de First division (Crewe) y volví al Wrexham. Firmé año y medio, pero no he levantado cabeza. Notaba pinchazos en el isquiotibial, que era la zona que me habían quitado para la operación de rodilla. He tenido dos o tres recaídas. Estuve en Barcelona y me trataron con factores de crecimiento, homeopatía, pinchazos de cortisona. He probado de todo, pero nada».

¿Agente de jugadores?

«Ves a tus compañeros entrenar todos los días y que tú no puedes... Tenía mucha ilusión por el fútbol, pero con el sufrimiento que me ha dado la rodilla se ha ido apagando. Hasta que me dije: 'Juan, qué haces aquí, fuera de casa, cuando no puedes jugar al fútbol. Y lo he dejado. Con mucha pena, pero me he visto obligado».

Es vitalista y, aunque ha colgado las botas, tiene planes de futuro. «Estoy pensando en sacarme el título de agente FIFA y empezar a llevar jugadores al fútbol inglés. Tengo gente que me pide ir allí y como mantengo contactos y el idioma facilita las cosas».

Tiene algunas puertas abiertas allí. «El hijo del secretario técnico del Liverpool es mi mejor amigo allí. «Solía ir a mi casa a cenar y se ha portado conmigo maravillosamente. No sólo él. El presidente de mi equipo, el Wrexham, es una persona espectacular. Tiene la mejor agencia de viajes de toda Europa y me ha dicho varias veces que quiere conocer San Sebastián..., que le lleve un portero, jugadores. Allí vas y pruebas. Y si vales te cogen. No engañas a nadie».

Además ha estudiado Humanidades y eso le ayudará. «Siempre he tenido claro que quería estudiar porque no sabía lo que iba a durar el fútbol. Por desgracia, ha durado menos de lo que pensaba».

La última pregunta era obligada. «¿Subirá la Real? Si te digo al verdad, el nivel de la Segunda me ha decepcionado, la Segunda inglesa es más fuerte.En un momento pensé que la Real no subiría, pero ahora pienso que sí».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos