«Con dos cartas buenas, el corazón te salta en el pecho pero nadie debe notártelo»

Jape, Asociación de Jugadores Amateur de Poker de Euskadi, fue fundada hace nueve meses por Jon y Mikel Salvidea y por Fernando Sáenz. El 13 de marzo se dio de alta el socio número 130

BEGOÑA DEL TESO
Jon y Mikel Salvidea,  ingenieros informáticos, fundadores de Jape y grandes jugadores de poker. [USOZ]/
Jon y Mikel Salvidea, ingenieros informáticos, fundadores de Jape y grandes jugadores de poker. [USOZ]

Hay una página en la red que está causando estragos en toda la Comunidad Autónoma del País Vasco y más alla. Se llama euskadipoker.com y es un constante chorreo de visitas, preguntas y más historias. Incluida una liga de la comunidad. ¿De la Comunidad Autónoma del País Vasco? ¡No! De la comunidad de jugadores de poker que todos los aficionados cabales (rcastiello, metadatop, neofito...) saben, sienten, qué constituyen. Todos o al menos, los 130 que forman parte de JAPE, la primera asociación de jugadores que se creó en este país y más allá. Sin ánimo de lucro, con una estructura en permanente crecimiento, una apuesta decidida por el impulso de las nuevas tecnologías, unos estatutos aquilitadísimos, y el fin absoluto de apoyar, fomentar y facilitar la práctica del poker, asegurando para ello materiales adecuados y espacios físicos razonables.

- ¡Vaya! JAPE se fundó el 27 de julio de 2007. Curioso...

- ¿ Por qué?

- Porque ese mismo día se estrenó 'Lucky You', la última película que nos ha llegado sobre el poker.

- Sería el azar. O la suerte. O las matemáticas. Porque, ¿sabes? , en esto del poker, la suerte tiene poco que ver. Y el azar, menos. En cuanto a lo de la película, estaba bien. La dirigía el autor de L. A Confidential, Curtis Hanson. Aunque no te creas, no sé si nos apetece mucho hablar de las referencias cinematográficas del poker. No andamos con el colt debajo de la mesa...

- Me lo imagino. Pensándolo bien, tampoco me importaría mucho. Al fin y al cabo, a los que no jugamos, el poker nos fascina por el cine. Y porque hasta hace poco había contra él una especie de 'Ley Seca' en los Estados Unidos de América. Allí ¡prohibieron jugar al poker!

- Y tanto que lo prohibieron. Y nos tocó de lleno cuando viajamos a Las Vegas. El Gobierno USA, conocedor de que se le estaba escapando una cantidad de dinero monumental en jugadas sin control, en inscripciones y mesas que exigen apuestas continuas, no sólo lo prohibió. Creó incluso barreras informáticas. Querías conectarte con páginas de poker y no podías, era totalmente imposible.

- Y sin embargo, uno de los mundos que mayor transformación ha experimentado con la aparición de internet es el del poker. Se ve en 'Lucky You'. Tampoco es casualidad que ustedes sean ingenieros informáticos de carrera.

- La red, sí. Internet. Las páginas web. Han posibilitado que la gente juegue desde casa, algo impepinable cuando hablamos de un juego que no se puede ni se debe jugar en cualquier sitio. Pero no sólo es que juegas desde tu pantalla sino que puedes hacerlo en más de una mesa. O en más de un torneo a la vez. Otro añadido: la red te da la chance de ganar mucho, muchísimo dinero.

- En la revista '943' citan a Chris Moneymaker. Convirtió 40 dólares en 2,5 millones tras ganar...

- El evento principal de las Series Mundiales. Fue su primer torneo presencial. Pero se había clasificado en jugadas on line. Aun así y todo, no te creas que el de Chris es un caso único. Muchos matemáticos, muchos científicos, muchos estudiantes de Estadística, se han enganchado al poker on line porque han descubierto que es una buena manera de ganar dinero con su cabeza, con su mente matemática. Y por eso, también hay muchos ajedrecistas embarcados en la aventura en línea.

- Eso ratifica totalmente lo que dijisteis al principio: el azar, la suerte, tienen poco que ver en una jugada de poker bien llevada.

- El poker es un juego y en todo juego el azar, la suerte, están presentes. Pero también es verdad que hasta la fortuna, el acaso, las combinaciones más extrañas de cartas, pueden convertirse en datos matemáticos, en dígitos para una estadística.

- Pero claro, así se pierde el vértigo de saber (o no) interpretar al rival. Cada gesto, movimiento, el sudor en la frente, el tic imperceptible en la pierna bajo la mesa...

- Por supuesto, pero a cambio, la informática te ofrece unas herramientas impresionantes que, de alguna manera, transforman todos esos tics, manias, gestos, de tus rivales, en números y estadísticas. Existe el tracker, un sistema que computa datos sin fin. Nada más hacer un jugador una jugada queda registrada, analizada se convierte en un icono de la red.

- Sin embargo, una partida en vivo en Las Vegas será aún el sueño dorado de todo jugador.

- Lo es. Claro que lo es. ¿Cómo no va a serlo? En realidad, muchos juegan en la red para sacar en ella el dinero que cuesta la inscripción en una partida presencial. Dinero que es mucho, muchísimo. Y, como en otras artes, también resulta que a quien juega en la red le cuesta hacerse con las leyes no escritas de una partida real. Y quienes siempre han estado en una mesa y no ante una pantalla son incapaces de usar la red. Antes has dicho que a quien no juega, el poker le fascina por su iconografía cinematográfica y literaria. ¿Sabes lo que nos seduce a nosotros, los jugadores?

- Tengo alguna idea, pero prefiero que lo digáis vosotros.

- Estás en una jugada en vivo. Levantas tus dos cartas. Ves que son las cartas. El corazón se te sale de pecho. Pero nadie debe notarlo. Como no debe intuir cuando estás perdido. Esas sensaciones, que te erizan la piel son las que realmente te embrujan.

Fotos

Vídeos