Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Portada

Estás en: diariovasco.com > Portada
festival de eurovisión
Chikilicuatre y compañía
España no es el único país que ha optado por enviar un representante fuera de lo corriente al próximo Festival de Eurovisión

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Se despejó la incógnita. Rodolfo Chikilicuatre representará a España en Eurovisión 2008, que se celebrará en mayo en Belgrado, con la que va camino de convertirse en la canción del verano, Baila el chikichiki. En línea con la corriente más extravagante que en los últimos años ha dominado el veterano concurso musical se pronunciaron los espectadores -por primera vez, era el público el que escogía al representante español- de Salvemos Eurovisión, cuyos votos a través de llamadas telefónicas y sms dieron la victoria a Chikilicuate.
La directora de programas de TVE, Eva Cebrián, trató de salvar los muebles tras una decisión que ya ha saltado a los foros especializados europeos para regocijo de la mayoría, afirmando que las votaciones han sido «libres, abiertas y sin interferencias» y ha destacado que con este «innovador» sistema de elección «se ha roto con la indiferencia y el desinterés que había ante el Festival». Confirmó también que TVE apoyará a Chikilicuatre, personaje creado por Andreu Buenafuente, «con todas las consecuencias». Cebrián indicó que nuestro país no es el único que ha optado por esta fórmula e hizo hincapié en los cambios que ha sufrido esta competición musical. «Se ha ido abriendo a músicas, a países y a intérpretes que antes no estaban presentes en el certamen. El candidato elegido para representar a España es fruto de la diversidad y del mestizaje que caracteriza hoy casi todas las manifestaciones artísticas», apuntó.
El certamen, en cualquier caso, ya no es lo que era en los 60 y los 70, años en los que los Eurovisión creaba estrellas, recuperaba a artistas consagrados y marcaba modas. Curiosamente, cada vez son más los forofos europeos de este concurso musical que, por otra parte, muchos de los países que compiten no quieren ganar porque tienen que ser anfitriones al año siguiente, algo demasiado costoso que, además, no obtiene una audiencia que compense.
El pavo y los piratas
Todavía hay muchos países que no han designado a sus representantes, pero entre quienes lo han hecho se advierten tendencias que permiten afirmar que Chikilicuatre y sus engañosamente torpes bailarinas no serán los únicos artistas peculiares en el escenario de Belgrado.
La palma se la lleva, por supuesto, el muñeco de gomaespuma irlandés, el pavo Dustin, un célebre personaje televisivo infantil. Dustin cantará Irlande douze pointe, una canción que es, en sí misma, una parodia del concurso. La elección -que equivaldría a designar a los Lunis para que representaran a España- ha suscitado una polémica en la que han intervenido incluso antiguos ganadores del certamen que, en su día, llamaron mucho la atención, como la transexual israelí Dana International, escandalizada por la decisión del público irlandés.
Aunque de momento no haya países que superen a España y a Irlanda, ojo a los concursantes finlandeses, el grupo Teräsbetoni, un remedo del conjunto heavy-primitivo Lordi, que dio el triunfo al país nórdico hace dos años. Tampoco tiene desperdicio la puesta en escena de los representantes letones, unos piratas a los que no es fácil tomar muy en serio. Bosnia, por ejemplo, tiene previsto comparecer con una granja de pollos y Croacia presentará a un rapero entrado en años... Hay, en cualquier caso, países que se lo siguen tomando en serio, pero en vista del cariz freak que está adoptando Eurovisión, tal vez sean los últimos en hacerlo.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS