Entre la cautela y la emoción

M.E.

El Nabarra es un vestigio de la mayor batalla naval de la Guerra Civil pero también un navío cargado de simbolismo. Por eso los directamente afectados por esta batalla reaccionaron ayer entre la cautela y la emoción al conocer, a través de este periódico, el hallazgo de unos restos que podrían corresponder al buque hundido.

Juan Pardo, de la asociación Matxitxako Elkartea y uno de los mayores estudiosos de esa batalla, manifestó a DV que «hay tantas familias directa o indirectamente relacionadas con esa batalla y sus consecuencias que debemos mantenernos con prudencia hasta que se confirme que realmente se trata del Nabarra. En el pasado hubo otras ocasiones en las que también se creyó que el pecio encontrado correspondía a este barco y luego las esperanzas se vieron truncadas».

En la misma línea se mostró José María Unsain, uno de los responsables del Museo Naval de Donostia, entidad que editó un libro y organizó una exposición para indagar en los detalles de la batalla . «Si se confirma el hallazgo sería una noticia de importancia histórica», apuntó.

Fotos

Vídeos