Adiós a Celayeta, lateral de la Real bicampeona de Liga

El ex futbolista de Bera falleció ayer a los 53 años tras una grave enfermedad

JORGE F. MENDIOLA
Celayeta, Larrañaga y Arconada, en 2006. [MIKEL FRAILE]/
Celayeta, Larrañaga y Arconada, en 2006. [MIKEL FRAILE]

SAN SEBASTIÁN. DV. Genaro Celayeta, bicampeón de Liga con la Real Sociedad en los ochenta, falleció ayer a los 53 años. El que fuera lateral derecho del equipo que conquistó a todos los aficionados al fútbol, guipuzcoanos o no, llevaba meses luchando contra una grave enfermedad.

Celayeta (Bera de Bidasoa, 1954) es recordado por sus antiguos compañeros y amigos como una persona «tremendamente positiva y de una entereza admirable». Hace siete años perdió un hijo en la carretera. Unai, futbolista como su padre, regresaba de un entrenamiento en Zubieta cuando sufrió un accidente de tráfico. El fatal suceso no anuló su ilusión por la vida, y poco tiempo después Celayeta y su mujer tuvieron otra hija.

Debutó en la Real en septiembre de 1978 en un partido frente al Burgos. Su trayectoria en el filial txuri urdin le abrió las puertas del primer equipo, en el que militó desde la temporada 1978/79 hasta la 1985/86. Defendió el escudo de la Real en 302 ocasiones y marcó seis goles. Fue seis veces internacional, pero tenía una espina clavada con la selección, ya que se quedó a las puertas del Mundial '82 cuando parecía que iba a entrar en la convocatoria para el torneo.

«Genaro era una persona alegre que sabía ganarse el aprecio de los demás», cuenta su gran amigo Luis Arconada. El capitán de la Real bicampeona recibió la noticia con «tristeza y honda conmoción» y envió «un emocionado abrazo de cariño a toda su familia».

Otro compañero de Celayeta en las alegrías y las penas, Bixio Gorriz, describe al casero ilustrado -mote con el que se referían a Genaro- como «un hombre especial, decidido y con mucho carácter tanto dentro como fuera del terreno de juego. Pasábamos muchas horas juntos. Solía venirme a recoger a Irun cuando estábamos en el Sanse y después de los entrenamientos siempre íbamos a tomar algo. Sabíamos que estaba mal de salud, pero no por ello deja de afectarte su muerte».

Los funerales por su alma se celebrarán hoy en Bera a partir de las 18.00 horas. La Real lucirá brazaletes negros en El Ejido en señal de duelo y el club andaluz ha accedido a que se guarde un minuto de silencio antes del partido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos