Zapatero afirma que quien «se humilla ante las pistolas» queda fuera del «juego democrático»

Simpatizantes de Acción Nacionalista Vasca reciben a gritos al presidente en San Sebastián

EFE |SAN SEBASTIÁN
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante el acto político celebrado por el PSOE en San Sebastián. /EFE/
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante el acto político celebrado por el PSOE en San Sebastián. /EFE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha aprovechado su primer viaje del año al País Vasco para salir en defensa del proceso judicial contra ANV y EHAK. Lo primero que ha hecho en su acto en el Kusaal de San Sebastián ha sido agradecer al PSE el apoyo a su "gran esfuerzo" para ver el final de la violencia. Con medio centenar de simpatizantes de ANV a las puertas protestando por su visita, Zapatero ha asegurado que quien ampara la violencia o se "humilla ante quien tiene una pistola" no merece estar en el "juego democrático".

En el auditorio, cerca de 800 militantes socialistas a los que Zapatero ha felicitado por su trabajo y a los que ha trasladado un mensaje de esperanza. Si no hay paz, ha asegurado el presidente, es por culpa de la "locura de ETA" aunque ha insistido en que "el futuro es la paz" y "no estamos más lejos del fin de la violencia". En ese camino, apuntaba "sólo cabe el dialogo, la palabara, las ideas".

Por primera vez se ha referido al proceso de ilegalización de ANV y EHAK. Zapatero ha asegurado que los usan, amparan y apoyan la violencia, "o no se atreven por cobardia o sumision y se humillan ante el que tiene una pistola, no pueden estar en el juego democrático".

Gritos de ANV contra la visita del presidente

La Ertzaintza ha identificado a varias personas que participaban en la concentración convocada por la izquierda abertzale contra la visita del presidente Zapatero.

El acto de protesta ha arrancado a las 11.30 horas, poco antes de la llegada del líder de los socialistas, con la presencia de medio centenar de personas concentradas "a favor de los derechos de Euskal Herria" que han coreado gritos contra Zapatero y a favor de la independencia. Entre ellos, "no conseguiréis pararnos". Además, portaban una pancarta en la que se leía 'stop a la represión'.

El amplio despliegue de la Ertzaintza, por tierra, mar y aire, ha permitido a Zapatero entrar sin problemas en el Kursaal, donde ha insistido en que "sólo aquellos que respetan las reglas y que tienen capacidad de defender sus ideas con las palabras" pueden participar en el juego democrático.

Zapatero ha vuelto a criticar la actitud del PP ante la política antiterrorista a lo largo de esta legislatura y ha recordado el comportamiento que tuvo él cuando estuvo en la oposición cuando respaldó "sin fisuras" al Gobierno de José María Aznar, "estuviera más de acuerdo o menos".

En este contexto, ha advertido al PP de que los ciudadanos "toman nota" de aquellos que, en cuestiones de Estado, prefieren confrontar con el adversario "por encima de sus obligaciones con España, con la democracia y con el juego libre de la convivencia".

Mínima referencia al Plan Ibarretxe. Sólo ha garantizado que "nunca saldrá adelante un proyecto que quiera dividir a la sociedad vasca".