La 'Y' vasca aumentará un 200% la actual capacidad de transporte de mercancías

La entrada en servicio del TAV liberará hasta 240 servicios de trenes de viajeros que ahora son utilizados en las líneas de RENFE Miranda-Bilbao y Miranda-Irun

Zona de Beasain por donde pasará el TAV. [UNANUE]/
Zona de Beasain por donde pasará el TAV. [UNANUE]

La construcción del Tren de Alta Velocidad (TAV) a su paso por el País Vasco, proyecto conocido como la "Y" vasca, permitirá aumentar hasta en un 200 por ciento la actual capacidad de transporte de mercancías por ferrocarril en la comunidad autónoma.

Esta es la principal conclusión de un estudio elaborado por el Departamento vasco de Transportes presentado hoy en rueda de prensa por la consejera Nuria López de Guereñu, y responsables de la empresa Eusko Trenbide Sarea.

Según el informe, también aumentará otro 200% la capacidad de transportar mercancías en tren como consecuencia de las obras de mejora previstas en la red convencional de Renfe, en la de Feve y en la de EuskoTren y por el tráfico de viajeros que absorberá el TAV.

En definitiva, en un plazo de "diez, doce o quince años", la capacidad de transporte de mercancías en la comunidad autónoma vasca crecerá un 400% (200% por la "Y" y otro tanto por las mejoras en las otras tres líneas ferroviarias), lo que equivale a la carga que anualmente llevan 800.000 camiones, según ha aclarado la consejera.

10% de mercancias por ferrocarril

"Esto no significa que se quiten 800.000 camiones de las carreteras, pero se podrá transportar por tren el equivalente" a esa carga, ha precisado López de Guereñu.

En 2006 las mercancías transportadas por ferrocarril en el País Vasco rondaron los cinco millones de toneladas y las que van por carretera los cien millones de toneladas.

El objetivo a medio plazo es que un 10% de las mercancías se transporte por ferrocarril, según se indica en este informe.

Más y mejores accesos

En la actualidad el tráfico de mercancías por tren en Euskadi tiene "serias limitaciones" por la actual capacidad de las líneas existentes y por deficiencias en algunos de los accesos a las terminales de carga.

Por ello, en Feve, Renfe y Euskotren, líneas que convivirían con el TAV, se han programado varias actuaciones que permitirán incrementar dicha capacidad.

Así, en Feve, con 75 kilómetros de longitud, habrá más vagones y locomotoras, se duplicarán vías, y se mejorarán los accesos, por ejemplo a la terminal de Ariz, en la localidad vizcaína de Basauri.

En la línea convencional de Renfe están programadas inversiones para eliminar los "cuellos de botella" en el acceso al puerto de Bilbao y se construirán el túnel de Serrantes y la Variante Sur Ferroviaria, entre otras actuaciones.

Bermeo, Ariz y Pasaia

En cuanto a las líneas de EuskoTren, con 190 kilómetros de longitud, se prevé construir, por ejemplo, nuevas terminales en Bermeo, en Ariz, en el puerto de Pasaia, además de desdoblamientos de vías hasta alcanzar el 40% de la red.

Todas estas mejoras, junto con la entrada en servicio del TAV y "una planificación y explotación conjunta" de todas las redes ferroviarias hará posible aumentar hasta el 200% la capacidad de transportar mercancías.

El otro 200% de crecimiento de esa capacidad corresponde a la línea del TAV, que con una longitud de 186 kilómetros en vía doble, permitirá compatibilizar las circulaciones rápidas para viajeros y las lentas para mercancías, además de conectarse directamente con Europa, vía Francia.

La entrada en servicio del TAV liberará hasta 240 servicios de trenes de viajeros que ahora son utilizados en las líneas de RENFE Miranda-Bilbao y Miranda-Irun, lo que supondrá incrementar la capacidad de transporte de mercancías actual.