EA advierte de que «no subastará» sus votos en Madrid entre el PSOE y el PP

Alzelai dice que hará oír en el Congreso que Euskadi «será independiente» Se presenta como el voto útil abertzale

JORGE SAINZ
EA advierte de que «no subastará» sus votos en Madrid entre el PSOE y el PP

SAN SEBASTIÁN. DV. Eusko Alkartasuna se presentará a las elecciones generales «sin compromisos ni hipotecas con nadie» y advirtió ayer de que sus votos en el Congreso «no se subastarán en función de quién ocupe el sillón de La Moncloa» ni servirán para «el intercambio de cromos» con PSOE o PP. La formación nacionalista pretende de esta forma marcar distancias con el PNV en unas elecciones en las que el apoyo postelectoral de los nacionalismos periféricos puede inclinar la balanza hacia José Luis Rodríguez Zapatero o Mariano Rajoy.

El presidente de la formación nacionalista, Unai Ziarreta, y la cabeza de lista por Gipuzkoa al Congreso, Nekane Alzelai, coincidieron ayer en esta idea en la presentación de las listas guipuzcoanas a las elecciones generales.

Ambos defendieron que el sufragio a EA en los comicios del 9 de marzo será por tanto «el voto verdaderamente abertzale útil» que servirá para «desatar el nudo gordiano del conflicto político de Euskal Herria». El presidente de EA acudió a San Sebastián a respaldar a Alzelai, a la cabeza de lista guipuzcoana al Senado, Maite Etxaniz, y al resto de miembros de la plancha guipuzcoana.

En su primera intervención tras ser elegida el pasado sábado como cabeza de lista al Congreso, Alzelai recalcó que concurre a los comicios para «pelear en Madrid por el derecho a decidir del pueblo vasco» y «hacer oír» al Gobierno central que «Euskal Herria será independiente». Alzelai, nacida en Legazpi en 1967, licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales y parlamentaria vasca desde 1994, destacó la importancia de las elecciones generales para el pueblo vasco porque «todavía en Madrid se deciden muchas cosas que nos afectan y es necesario hacerles oír, a PSOE y PP, lo que no quieren oír: que el pueblo vasco es soberano para decidir su propio futuro».

«Abertzale de izquierdas»

Alzelai afirmó que su partido representa una voz «abertzale y de izquierdas» y defendió «el diálogo» como receta para solucionar «el conflicto vasco, tal y como recomiendan expertos internacionales». La candidata de EA realizó un discurso de claro perfil social, crítico con la política del Gobierno en este ámbito. Se preguntó «qué beneficio nos reporta estar en España» cuando de cada nueve euros que aporta Euskadi al Estado, 1,5 euros «se ahorran» y no se invierten en la Comunidad Autónoma, por lo que «las instituciones vascas deben asumir estas necesidades», según expuso.

Alzelai recordó la «gran labor» de sus predecesores en el Congreso de los Diputados, con especial énfasis en el trabajo de Begoña Lasagabaster durante las últimas legislaturas. Precisamente, Lasagabaster cierra la candidatura por Gipuzkoa en el sexto lugar.

Por su parte, la candidata al Senado, Maite Etxaniz, se comprometió a ayudar a Alzelai para mantener el escaño del Congreso que poseen en Madrid, principal objetivo de EA. La número uno a la Cámara alta, nacida en 1965, fue alcaldesa de Zarautz y en la actualidad es diputada foral de Gipuzkoa para la Política Social.

Ziarreta alabó a los candidatos y afirmó que su partido será «la garantía» de que la consulta del 25 de octubre «va a estar encima de la mesa en Madrid». Aseguró que la Iglesia ha «irrumpido con fuerza» para pedir el voto para el PP, haciendo «política activa» como en la época «predemocrática», en referencia al franquismo.