Fiscales de España y Francia discrepan sobre la entrega de la mujer de 'Kantauri'

Un magistrado de la Audiencia Nacional defendió sus tesis por primera vez ante un tribunal galo en Pau

F. I.
El fiscal Miguel Ángel Carballo, en el Juzgado de Pau. [EFE]/
El fiscal Miguel Ángel Carballo, en el Juzgado de Pau. [EFE]

parís. DV. Un fiscal español y otro francés mantuvieron ayer martes posiciones radicalmente contrarias ante el Tribunal de Apelación de Pau sobre la entrega de Kontxita Iglesias Álvarez, esposa del dirigente de ETA Josetxo Arizkuren, Kantauri, reclamada por España. La inédita discrepancia se produjo con ocasión de la primera intervención de un magistrado de la Audiencia Nacional ante una jurisdicción gala al amparo de la ley reguladora del mandato europeo de detención y entrega.

La coincidencia de criterios entre jueces a ambos lados de la frontera no había hecho necesaria hasta la fecha la aplicación del artículo 695-30 del código de procedimiento penal francés que autoriza la intervención de un representante del país peticionario en apoyo de sus tesis. Pero esta vez las posturas eran irreconciliables pues los magistrados galos sostenían que los hechos imputados a la persona reclamada ya habían sido juzgados y purgados en Francia mientras que sus colegas españoles consideran que no es así.

En la histórica vista, un hito forzado de la cooperación bilateral, el fiscal Miguel Ángel Carvallo argumentó que Iglesias ha rendido cuentas en Francia por asociación de malhechores con fines terroristas pero no por la tentativa de atentado contra el Rey que le imputa la Audiencia Nacional. Su colega francés Philippe Faisandier objetó que las sentencias dictadas en París contemplan la actuación de la mujer como enlace entre Kantauri y los integrantes del comando encargado del regicidio fallido en Palma de Mallorca el verano de 1995. El acusador galo, por consiguiente, pidió al tribunal que sea rechazada la euroorden española en virtud del principio de que una persona no puede ser juzgada dos veces por hechos idénticos, como desde su punto de vista ocurre en este caso, aunque merezcan calificaciones jurídicas diferentes en uno y otro país. El abogado defensor, Jean-Baptiste Etcheverry, también solicitó un fallo negativo. Los jueces de Pau se pronunciarán el próximo 12 de febrero.

Reinserción

El fiscal español, que no es parte en el procedimiento judicial, observó que los cuatro años pasados por Iglesias en la cárcel serían descontados de una eventual condena en Madrid. Por su parte, el abogado defensor destacó la «reinserción ejemplar» de su patrocinada, que ha recuperado la custodia de su hijo, fruto de su unión con Josetxo Arizkuren, Kantauri, tiene un trabajo y ha sido autorizada a residir en el País Vasco francés, donde permanece en libertad a la espera del desenlace de la reclamación española.