El PNV reclama al CGPJ que respete «lo que dicen las instituciones vascas»

El órgano de gobierno de los jueces estudiará hoy si se pronuncia sobre la manifestación del sábado en Bilbao. PSE ve peligrosa la «insurrección judicial» del Ejecutivo Vasco.

Manifestación de apoyo a Atutxa, Knörr y Bilbao, el pasado sábado en la capital vizcaína. [REUTERS]/
Manifestación de apoyo a Atutxa, Knörr y Bilbao, el pasado sábado en la capital vizcaína. [REUTERS]

BILBAO. El PNV pidió ayer al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que respete «lo que dicen las instituciones vascas» y la «expresión política de la mayoría social del país». El presidente del Bizkai Buru Batzar del PNV, Andoni Ortuzar, aseguró que es «difícil pensar» que se va a dar justicia cuando personas, como el vocal del consejo Juan Pablo González, -quien en una reciente artículo se mostró crítico con el nacionalismo- «se sientan detrás de una mesa de togados y tienen que ponerse a redactar una sentencia».

En una entrevista en Radio Po-pular, Ortuzar reflexionó sobre la manifestación celebrada el pasado sábado en Bilbao ante la situación creada por la decisión del Tribunal Supremo de condenar Juan María Atutxa, Gorka Knörr y Kontxi Bilbao por no disolver al grupo Sozialista Abertzaleak. Ortuzar afirmó que respetan a los jueces y que «no van contra el estamento judicial», ni quieren «subvertir el orden constitucional en la separación de poderes». «Entendemos que tiene que haber un Poder Judicial independiente, pero lo que queremos es que sea independiente y nos da la sensación de que está claramente alineada con unas motivaciones y con una ideología política muy concreta, a la que no le gusta que Euskadi vaya asumiendo cada vez más y mas autogobierno», manifestó.

Ante la decisión del CGPJ de analizar hoy la manifestación de Bilbao, Ortuzar señaló que se leerán «con detenimiento» lo que el consejo «pueda decir» y añadió que «se respetará lo que diga». «De la misma manera que le pedimos al consejo que respete, primero, lo que dicen las instituciones vascas y segundo la expresión política de la mayoría social de este país, que fuimos los que el sábado por la tarde nos paseamos por las calles de Bilbao con mucha serenidad, con mucha preocupación, pero desde un posicionamiento impecablemente democrático», añadió.

La comisión permanente del Consejo General del Poder Judicial podría aprobar hoy un acuerdo en favor del Supremo, después de la manifestación del sábado. Si se llegara a aprobar, el documento se trasladaría al pleno de mañana para obtener un mayor respaldo, según informaron fuentes del máximo órgano de gobierno de los jueces. El portavoz del CGPJ, Enrique López, propondrá hoy que se consensúe una declaración similar a la que se hizo pública tras la marcha que en enero de 2007 recorrió las calles de Bilbao, con el mismo eslogan, para pedir el archivo de la causa abierta en el TSJPV contra el lehendakari por hablar con Batasuna. Entonces, el órgano de gobierno de los jueces reclamó «el cese inmediato» de las «campañas o manifestaciones que pretendan hostigar y deslegitimar» a los tribunales.

El ex presidente del Parlamento Vasco, Juan María Atutxa , afirmó que se siente «muy tranquilo» ante el pronunciamiento que el Consejo General del Poder Judicial y precisó que con la manifestación se quiso «alzar la voz» porque la sociedad no está dispuesta a soportar «tropelías» contra las instituciones vascas.

«Connotación política»

El secretario de Comunicación de EA, Mikel Irujo, consideró ayer una «barbaridad» que la manifestación acabe en el Consejo General del Poder Judicial para analizar si se han podido cometer «hechos delictivos». Tras preguntarse «hasta cuándo más van a abusar de nuestra paciencia», denunció que la sentencia del caso Atutxa tiene una «clara connotación política».

El portavoz de la Presidencia de EB-Berdeak, Mikel Arana, recordó al CGPJ y, en concreto, al vocal Juan Pablo González, que, «en democracia, el derecho a manifestarse es legítimo, como viene recogido en la Constitución, y que también, en un Estado de Derecho, todos los poderes, legislativo, ejecutivo y judicial, están sometidos a la crítica».

El ex secretario general del PSE y portavoz socialista en la Comisión Constitucional del Congreso, Ramón Jáuregui, advirtió al Gobierno Vasco y a los tres partidos que lo conforman que la «insurrección judicial» que están protagonizando es «muy peligrosa» porque, a su juicio, promueve el descrédito y la desestabilización de instituciones básicas de todo sistema democrático. Jáuregui sostiene que la ciudadanía tiene que «hacer pagar» al nacionalismo vasco su «extremismo» e interpretó la manifestación del sábado como un intento de presentar a PSOE y PP como un bloque y reivindicar la oposición Euskadi-España de cara a las elecciones generales».

El secretario general del PP del País Vasco, Carmelo Barrio, exigió al presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, que defienda a los jueces ante la «campaña brutal» de «acoso» emprendida por los nacionalistas tras la condena de Atutxa, Knörr y Bilbao. Barrio criticó a los nacionalistas y tachó de «orgía de radicalidad» la manifestación del sábado. Se preguntó «dónde está Zapatero para descalificar a sus socios parlamentarios y defender a los jueces». DV Y AGENCIAS