Ibarretxe califica de «grave y preocupante» la condena a Atutxa

El lehendakari Juan José Ibarretxe ha calificado de "muy seria, grave y preocupante" la sentencia del "caso Atutxa" y ha enmarcado el fallo en un proceso impulsado por las instituciones españolas que devalúa el autogobierno vasco y rompe el pacto de convivencia de la transición. Ibarretxe ha exhibido su propuesta de consulta popular como solución a todo este "sinsentido".

VITORIA |AGENCIAS

Juan José Ibarretxe ha comparecido hoy después del Consejo de Gobierno acompañado de todos sus consejeros, a excepción de Joseba Azkarraga que se encuentra de viaje en Chile, y ha dado lectura a una declaración institucional para analizar la resolución del Tribunal Supremo que condena a Juan María Atutxa, Gorka Kn"rr y Kontxi Bilbao. Los periodistas no han podido efectuar preguntas.

El presidente vasco ha sostenido que Atutxa, Kn"rr y Bilbao son condenados "por defender la autonomía de nuestro Parlamento y ejercer con dignidad la función política para la que fueron elegidos", y ha afirmado que la decisión del Tribunal Supremo "es muy seria, grave y preocupante al poner en entredicho el autogobierno que de forma legítima e histórica le corresponde a este país".

"El Estado español, a través de sus instituciones, está consciente y permanentemente rompiendo el pacto de convivencia alcanzado en la transición, y no respeta las reglas de juego que esta sociedad acordó", ha añadido. Para el tripartito esta tesis tiene pruebas evidentes como el hecho de que el autogobierno "esté siendo devaluado hasta límites insospechados, un porcentaje de la sociedad tenga desde hace años impedido su capacidad de voto en contra del derecho al sufragio universal y las máximas instituciones y los representantes más cualificados de esta sociedad estamos perseguidos judicialmente".

Así, y tras subrayar que "no entendemos ni aceptamos que Atutxa, Bilbao y Kn"rr hayan cometido delito alguno", el lehendakari ha afirmado que la sentencia del Tribunal Supremo constituye "un acto más de la labor que inició el Partido Popular y el Partido Socialista, por un lado, y Batasuna, por otro, cuando echaron a Juan Mari Atutxa de la presidencia del Parlamento Vasco". "PP y PSOE dijeron que Atutxa y la Mesa del Parlamento eran los abogados defensores de ETA y de Batasuna, y la izquierda abertzale les señaló afirmando que eran los opresores de este pueblo", ha señalado.

Camino de solución

Ibarretxe ha relacionado la sentencia del "caso Atutxa" con el procesamiento del presidente por reunirse con Batasuna, y ha dicho que el Gobierno Vasco "cree profundamente en el autogobierno vasco, y creemos que tenemos que ofrecer un camino de solución a esta espiral sin fin de enfrentamiento y confrontación". Un camino en el que está presente la violencia, las ilegalizaciones y sentencias incomprensibles.

El lehendakari ha explicado a continuación que la sociedad vasca y sus instituciones "tenemos un camino que recorrer y lo tenemos que recorrer de forma democrática. Hoy más que nunca es necesario tener y mantener la iniciativa política para ofrecer a la sociedad la oportunidad de participar y de expresar democráticamente lo que piensa de todo lo que está sucediendo".

"Vamos a dar la palabra al pueblo, es nuestro compromiso, y vamos a ofrecer un cauce de participación y de expresión que haga posible una respuesta democrática a todo este sinsentido", ha anunciado.

Y ha concluido indicando que "sólo el principio de respeto entre instituciones y pueblos, entre Euskadi y España, puede servir de modelo de convivencia para el futuro".