Gorka Izagirre, una póliza de vida para Seguros Bilbao

Recibió dos ofertas para debutar en profesionales, pero ha preferido esperar. «Mi ilusión es llegar arriba, para eso corro, y me gustaría hacerlo en Euskaltel-Euskadi».

BENITO URRABURU
Izagirre gana una etapa de la Vuelta al Bidasoa en Hondarribia. [LUSA]/
Izagirre gana una etapa de la Vuelta al Bidasoa en Hondarribia. [LUSA]

SAN SEBASTIÁN. DV. Tiene 20 años, va a iniciar su tercera temporada en el campo aficionado y aprovecha el invierno para estudiar un grado superior de Educación Física en Donostia.

Gorka Izagirre mantiene viva la estirpe de ciclistas que anidan en Ormaiztegi. Primero fue Iñaki Maiora, después su aita, José Ramón Izagirre, y detrás de él está su hermano, Jon, que correrá en el Debabarrena.

Consiguió cuatro victorias y cinco segundos puestos con el equipo Seguros Bilbao de Xabier Artetxe en 2007, uno de los mejores escaparates del ciclismo aficionado a nivel nacional, un equipo que trabaja muy bien con los jóvenes.

A pesar de que parecía predestinado para el ciclismo, Gorka le pegó a todos los deportes cuando era un crío: «Jugaba a baloncesto, pelota, fútbol... Con la bicicleta andaba por el pueblo con los amigos hasta que a los siete años empecé con el Oriako-Muebles Ordizia. Con ellos estuve hasta que pasé al Azpiru de aficionados».

Cumplirá su segunda campaña en el Seguros Bilbao, con el que realizó una temporada ilusionate en 2007: «He ganado carreras, pero lo más importante es que noto que he progresado bastante. Me defiendo bien en llegadas en repechos y empiezo a pasar mejor la montaña. No soy de los que va delante, pero tampoco atrás. Perdí algo de peso y se nota».

Lo que más le llama la atención a su director es su gran poder de recuperación en las pruebas por etapas de cinco días. «Es verdad que he terminado bastante entero las vueltas. Ya veremos cuando sean más duras».

Aunque no quiere hablar mucho de ello, recibió dos ofertas para pasar a profesionales. Una para irse a Italia y la otra para correr con el Burgos Monumental: «Les agradecí que se fijasen en mí, pero yo mismo veo que necesito un año más en aficionados por lo menos. Xabier Artetxe -su director- me dice que todavía no estoy hecho y pienso que tiene razón».

Más que de sus cuatro triunfos, está satisfecho de otras carreras en las que no ganó, «como la de Legapzi o la Vuelta a A Coruña, en la que terminé octavo».

Fotos

Vídeos