«La ilegalización de ANV puede ser un as de Zapatero para negociar con ETA»

María San Gil desconfía de la política antiterrorista del Gobierno y cree que responde a «un maquillaje electoral», no a una rectificación política de fondo

ALBERTO SURIO ASURIO@DIARIOVASCO.COM
María San Gil, en la sede del PP de San Sebastián. [J. I. USOZ]/
María San Gil, en la sede del PP de San Sebastián. [J. I. USOZ]

«Nosotros no cambiamos». María San Gil, presidenta del PP del País Vasco, se muestra tan convencida de lo que dice que parece no importarle remar a contracorriente. «La ilegalización de ANV puede ser un as de Zapatero para volver a negociar con ETA», asegura.

-Su empeño en el 'icono' de Lizartza, ¿es un símbolo o una obsesión?

-Es un símbolo de nuestra obsesión por la libertad y el cumplimiento de la ley. La alcaldesa Regina Otaola está democratizando Lizartza de una forma muy necesaria. Está haciendo cosas en siete meses que no se han hecho en 30 años por parte del Gobierno Vasco.

-Habla de cumplir la ley y el Tribunal Supremo ha advertido que no ve pruebas para proceder al embargo de las herriko tabernas. A veces las sospechas no sirven..

-Nosotros siempre respetamos las decisiones de los tribunales. Tenemos muchos el convencimiento de que Batasuna es la dueña de las herriko tabernas. Todos sabemos lo que es una herriko taberna y quiénes van . Si todavía no hay pruebas y evidencias sólo me queda urgirles a que las encuentren cuanto antes.

-Pero la Justicia funciona con pruebas...

-Pues por eso digo que frente a lo que todos intuimos, habrá que buscar las evidencias jurídicas. Me sorprende que no las hayan encontrado.

-Patxi López dice que esto demuestra que con los socialistas el Estado de Derecho funciona.

-¿Y por qué dice Patxi López esto? Qué quería decir, ¿que con el PP el Estado de Derecho no funcionaba? Pues yo diría al revés, yo sentía mucho más la eficacia del Estado de Derecho con el Gobierno del PP. Un ejemplo clarísimo, están hablando ahora desde el Gobierno de ilegalizar a ANV, de lo que somos los primeros en alegrarnos. Mi pregunta es: ¿por qué ahora se puede ilegalizar a ANV y no se ha podido ilegalizar al PCTV desde el último atentado de ETA en la T-4? Lo que hay ahora es una mera estética electoral. ¿Por qué antes no y ahora sí? Que a mí me lo expliquen.

-¿No hay un giro en la política del Gobierno en este asunto?

-No, no hay un cambio sustancial, hay un cambio estético, si hubiera habido un cambio sustancial habríamos visto un portazo clarísimo de Zapatero a una posible negociación con ETA, y Zapatero no ha hecho una declaración clara, firme y contundente diciendo que se ha terminado esa posibilidad. Él sabe que puede perder por su política muchísimos votos en las urnas y por eso se dedica al maquillaje electoral y se ha envuelto ahora en la bandera de España. No bastan las palabras, queremos hechos. Y en el Congreso, por cuarta vez, no han querido revocar la resolución sobre el diálogo con ETA, que es un as que sigue guardándose en la manga Zapatero y que pondrá en práctica si gana las elecciones, que no las va a ganar.

-Pero la Policía está trabajando...

-Estoy encantada y me felicito de ello, pero siempre hemos dicho que no basta la acción policial, que hay que deslegitimar con todos los instrumentos -política, social y judicialmente- el terrorismo. No basta con que sólo actúe la Policía si tenemos un gobierno que no es primero en ponerse de la manifestación en la búsqueda del terrorismo.

-¿Cree que Zapatero no quiere la derrota de ETA?

-No creo que Zapatero quiera cerrar la posibilidad de una futura negociación, y la negociación nunca es derrota.

-¿Piensa que busca la ilegalización de ANV?

-Lo que me sorprende es que hace seis meses les legalizara y ahora se habla de la ilegalización. Incluso si los ilegalizase se trataría de una pieza más, otro as, en una futura negociación si gana las elecciones, que no va a ganar.

-¿O sea que estamos en el descanso de la negociación?

-Eso lo dice Jaime Mayor y es un análisis perfecto de la situación. No le he visto a Zapatero decir con firmeza a ETA que pierda toda esperanza.

-¿No le preocupa utilizar este asunto para arañar un puñado de votos?

-Es que no lo hacemos por eso, la lucha antiterrorista no se hace en función de estrategias electorales, como lo hace Zapatero. Desde el principio de la legislatura le venimos diciendo al PSOE que queremos ayudarle en la derrota del terrorismo. Rajoy le dijo que había determinadas líneas rojas que no se podían pasar y se han traspasado. Zapatero ha estado mucho más cerca de las tesis nacionalistas de la negociación con ETA que de las tesis constitucionalistas de la derrota del terrorismo. Nosotros vamos a seguir ahí, pero no porque creamos que esto nos va a dar votos sino porque creemos que las políticas de derrota de ETA son buenas.

-Pero la política antiterrorista la dirige el Gobierno...

-Sí, la dirige el Gobierno, informando plenamente a la oposición y compartiendo el método y la forma. En la época de Aznar había una interlocución plena entre el PP y el PSOE y conjuntamente se desarrollaron instrumentos para derrotar a ETA como el pacto por las libertades. ¿Somos capaces de decir que en estos cuatro años ETA ha perdido toda esperanza o al revés, quien ha recuperado estos años la esperanza ha sido la banda terrorista? Ya sé que a los dirigentes del PSOE no les gusta que nosotros lo digamos, pero es una realidad. ¿No está hoy ETA más legitimada que en el año 2004? ¿Por qué se deja entonces una puerta abierta a la negociación con la resolución del Congreso?

«No seamos ingenuos»

-Pero esa resolución supedita un final dialogado a que ETA dé muestras claras de querer dejar las armas...

-Vamos a ver, sería la tercera vez que nos engaña ETA en los últimos diez años. No seamos ingenuos o no intentemos creernos lo que ya es increíble. ETA nunca va a querer dejar las armas, llevan 40 años matando por conseguir un objetivo político. Lo intentan conseguir o a través de los asesinatos o a través de la negociación. ETA nunca ha hablado de dejar las armas, ni en sus zutabes ni en sus comunicados. No tienen intención ninguna, a ETA hay que obligarle a que deje las armas. Es muy difícil que tú deslegitimes el terrorismo y apliques todos los instrumentos del Estado de Derecho. Dejar un resquicio abierto sirve a ETA para que lo vea como la esperanza de una futura negociación.

-¿Qué piensa del portavoz de la AVT, Francisco Alcaraz?

-No ha dicho cosas que nosotros no hayamos dicho.

-¿Lo comparte?

-Comparto plenamente sus palabras y creo que sus palabras reflejan una realidad que venimos denunciando hace mucho tiempo. ¿Que es duro? Pues sí. Pero es verdad.

-La AVT ha convocado ocho manifestaciones contra el Gobierno...

-No. Contra la política antiterrorista del Gobierno. que no es lo mismo. Cuando salían todos los actores a la calle con el Prestige y la guerra de Irak nos parecía fantástico, todo el mundo alababa que España era una sociedad muy participativa. Pero cuando son las víctimas del terrorismo, que reclaman justicia y dignidad, que exigen la ilegalización de ANV, que exigen que De Juana vuelva a la cárcel, entonces nos echamos las manos a la cabeza. Tenemos una doble vara de medir bastante amoral. Yo estoy mucho más con las víctimas del terrorismo que con determinados colectivos que lo mismo dan rosas blancas a Jone Gorizelaia o Pilar Bardem. Es aplastante.

-Ya veo que la unidad democrática es muy frágil...

-Es que la unión no es un fin en sí mismo, sirve para algo y aquí no nos han explicado para qué. Es difícil interiorizar que hay una unidad de todos los partidos si tenemos posturas antagónicas. ¿Qué unidad puede haber entre ERC y el PP en relación con el tema antiterrorista y la política territorial si no creen en España y no creen en la derrota de ETA?

-¿Es que ambos son partidos democráticos, no?

-Sí, sí, pero no compartimos ese proyecto. ¿Qué tiene que ver el proyecto político del PNV con el del PP? Nada. Podremos estar de acuerdo en temas esenciales, pero hoy por hoy no se dan esos temas esenciales. ¿Cuándo ha compartido el PNV la política de derrota? Nunca. En los últimos años de gobierno de Aznar, el PP y el PSOE la compartíamos y el PNV estaba fuera.

-¿O sea, que no es posible que el PP figure tras la misma pancarta que los nacionalistas?

-Siempre y cuando los nacionalistas no estén por la unidad de España y por la derrota del terrorismo será inviable. No es achacable al PP sino a quienes han abandonado nuestra pancarta para irse a la del PNV cambiando el terreno de juego y afianzando la ofensiva nacionalista en Cataluña, en Baleares, en Galicia y en el País Vasco. Y el último ejemplo lo tenemos con la aprobación de los presupuestos. ¿En qué parlamento del mundo el principal partido de la oposición aprueba los presupuestos del gobierno? En ninguno. Pues por tercer año, Patxi López ha aprobado los presupuestos de Ibarretxe cuando este año es un nacionalismo más radicalizado, con un apoyo más gratis y más barato. Nosotros no cambiamos, nosotros siempre decimos lo mismo, no nos dejamos llevar por criterios electoralistas o por donde sopla el viento.

-¿Algún día será posible que el PP y los nacionalistas se pongan de acuerdo?

-No tengo duda, en cuanto el PNV baje del monte nos encontrarán para hacer un país de pluralidad, de libertad y de convivencia.

-¿Y ustedes no están en el monte escuchando la 'Cope'?

-Eso lo dirá usted, nosotros estamos en nuestro proyecto político, el que defendíamos cuando la Cope no estaba tan en boga.