El TSJPV anula la cuantía del peaje de la A-8 y la AP-1 al considerar «injustificado» el redondeo al alza aplicado

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha anulado el primero de los dos artículos del decreto de la Diputación de Gipuzkoa que fija la cuantía del peaje de las autopistas A-8 y AP-1 en el tramo guipuzcoano al considerar "injustificado" el redondeo al alza aplicado.

SAN SEBASTIÁN | AGENCIAS

La Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJPV se ha pronunciado con esta sentencia a favor de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), que había recurrido este decreto por entender que el redondeo no se ajusta a la norma foral, de mayor rango, que regula el canon de utilización de infraestructuras viarias.

Los jueces señalan en su fallo que el redondeo al alza decidido por la Diputación de Gipuzkoa responde a "unas simples ventajas de caja" y no a los requisitos marcados por la norma foral.

Esa norma foral, de octubre de 2002, precisa que los criterios para cobrar el peaje a diferentes tipos de vehículos tienen que estar relacionados con "la distancia recorrida, la naturaleza del servicio y su duración, el deterioro de la infraestructura, la situación del mercado y el coste de la comercialización".

La Diputación de Gipuzkoa, que gestiona la autopista Bilbao-Behobia en este territorio desde que en junio de 2003 concluyó la concesión a Europistas, aprobó el decreto impugnado por la AEA en diciembre de 2006 y estableció en su preámbulo que, al actualizar el peaje conforme a la norma foral, se aplicaría un redondeo al alza "a 0 o a 5 del segundo decimal" para "facilitar la gestión del cobro del canon en metálico".

Recurso de la Diputación

La Diputación estudia recurrir la decisión del TSJPV de anular el decreto foral . Según señalaron fuentes del ente foral a Europa Press, los servicios jurídicos de la Diputación guipuzcoana, que han recibido esta tarde el texto de la sentencia, están estudiándolo y precisaron que "la impresión que hay es que se recurrirá".

La Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha anulado el decreto foral guipuzcoano que dispone las cuantías del canon de las autopistas AP-8 y AP-1 en este Territorio porque el redondeo al alza que suponían, no obedece a "costes de explotación y mantenimiento o expectativas de mercado".

En la sentencia, fechada el pasado 10 de diciembre, se declaran "nulas" las tarifas aprobadas para todos los vehículos en el Decreto foral de la Diputación de Gipuzkoa 54/2006, sin que se impongan las costas.

Esta resolución judicial, contra el que cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo, es el resultado del recurso presentado contra el ente foral por Automovilistas Europeos Asociados.

El decreto foral anulado se correspondía con la Norma Foral 7/2002, reguladora del Canon de la Utilización de Infraestructuras Viarias y de la sociedad pública foral 'Bidegi Gipuzkoako Azpiegituren Agentzia, S.A.'.

Nulidad del canon

El TSJPV considera que el ente foral "revaloriza tarifas y se sustrae a la mecánica prevista por la normativa foral", que fijaba una actualización automática del 95% de la variación interanual del IPC.

La Administración, según los magistrados, "no está habilitada para fijar libremente y sin condicionamiento normativo alguno tales tarifas".

La Sala ha decidido además estimar el recurso de la AEA "en su faceta o proyección principal", lo que implica que declara la nulidad de las cuantías del canon para todo tipo de vehículos "a partir del 1 de enero de 2007".

Estas cifras figuran en el artículo primero del decreto, ya que el segundo hace referencia a los descuentos en el tramo guipuzcoano de la autopista A-8 para los usuarios habituales de esta vía.

Cuando la asociación de automovilistas denunció estos hechos en febrero de este año cifró en más de 5 millones de euros los ingresos extras que habría obtenido la Diputación por este concepto con la actualización de las tarifas en 2005 y 2006.