«Cuando se sufren dolores, se acaba por notar en el juego»

Su buena actuación ante Poli Ejido evidencia que ha mejorado de la lesión que sufrió en la novena jornada

CARLOS MOLINA
Cuéllar está cuajando una gran temporada en el Eibar. [MORQUECHO]/
Cuéllar está cuajando una gran temporada en el Eibar. [MORQUECHO]

La incorporación de guardametas se alargó en pretemporada. El club meditó mucha la decisión y ha acertado a tenor de la trayectoria mostrada por Cuéllar. El meta cedido por el Atlético estaba realizando una gran temporada hasta que una lesión de su rodilla derecha en el estadio del Tenerife segó su progresión. Las molestias que padecía Herrera, su compañero en la portería, acarrearon que tuviera que jugar tres partidos sin estar al 100%, pero el pasado encuentro evidenció una notable mejoría.

- El triunfo ante el Poli Ejido permitió retornar a la buena senda. ¿Había algo de urgencia por ganar?

- Era necesario sacar los tres puntos porque la última racha de resultados no era muy positiva. Empatamos a cero en Castellón y la semana anterior ante el Hércules nos llevamos un varapalo. Nos hizo un juego directo similar al que realizamos nosotros a veces y no pudimos contrarrestarlo. Por eso, considero que este triunfo realza nuestra trayectoria y nos da mucha confianza.

- Han ampliado la diferencia respecto a las posiciones de descenso a seis puntos. Si hubieran perdido, el Poli les habría empatado. ¿Influyó ese dato en que el equipo saliera más puesto de inicio que ante el Hércules?

- No creo que no saliéramos concentrados ante el Hércules. Lo que pasó es que nos marcó pronto un gol. Los tres puntos ante el Poli nos vuelven a situar con un colchón de seis puntos. Era clave ganar ante un rival directo y el equipo dio la talla en una buena respuesta. Nosotros buscamos asegurar la permanencia cuanto antes, pero creo que ese es el primer objetivo de todos los equipos con la igualdad que caracteriza a esta categoría, independientemente de los presupuestos. Tenemos mucho mérito con el papel que estamos desempeñando al estar clasificados por delante de muchos otros que tienen más nombre y más recursos.

- No han pasado más de tres partidos sin que el Eibar se alce con la victoria en uno. ¿Cree que es clave la regularidad que está marcando el equipo?

- Somos un equipo que se caractiza por lucha y entrega, pero también por la constancia. No variamos mucho nuestro rendimiento de nuestra jornada a otra y eso es clave para alcanzar cuanto antes nuestro objetivo.

- Desde el punto de vista personal, Mandiola cuenta mucho con usted. Ha jugado todos los partidos excepto ante Salamanca y Alavés debido a una lesión. ¿Esperaba jugar tanto?

- Vine aquí con esta intención y porque el Eibar puso mucho interés en que yo defendiera su portería. El entrenador está contando conmigo y yo quiero ir creciendo como jugador y ayudar al Eibar a conseguir su objetivo.

Huye de polémicas

- Al término del partido ante el Córdoba, Mandiola declaró que había cometido usted una «estupidéz» en la jugada que precedió al gol del equipo cordobés. ¿Le molestaron estas palabras?.

- No quiero ningún tipo de polémica con nadie. Me llevo bien con Mandiola que es un entrenador que tiene una forma de expresarse directa. Si recibo halagos cuando juego bien, también tengo que estar preparado para escuchar críticas cuando no estoy acertado.

- ¿Reconoce que se equivocó en ese despeje del balón?.

- Fue un error técnico que provocó que sufriéramos para ganar, pero no quiero darle más importancia. Tuve la mala suerte de que el rival realizó un gran lanzamiento y acertó.

- Tras la lesión en su rodilla, que se produjo en la novena jornada en Tenerife, se hizo unas pruebas médicas que descartaron afección grave. El otro meta, Manu Herrera, también tenía molestias y por esta razón ha jugado tres partidos sin estar en plenitud de facultades en una actitud loable por su parte.

- Una vez eliminada la preocupación de que fuera una lesión grave, he sufrido dolores al intentar forzar. Y cuando se juega con dolores, no se está tranquilo y eso se deja notar en el juego de cada uno. A raíz de la lesión no estuve al 100% de mis posibilidades y admito que me faltaba confianza.Ahora me encuentro bastante recuperado ya y ahora quiero centrarme en ser cada día mejor guardameta y colaborar en el logro de la permanencia.