Markel Olano establecerá por decreto un tipo del 28% para el Impuesto de Sociedades de Gipuzkoa

El PNV ha votado hoy en contra del proyecto de reforma del Impuesto de Sociedades de Gipuzkoa, por lo que la norma ha sido rechazada por las Juntas Generales

SAN SEBASTIÁN |AGENCIAS
Un momento del pleno de las Juntas Generales esta mañana. [L. MICHELENA]/
Un momento del pleno de las Juntas Generales esta mañana. [L. MICHELENA]

El PNV ha votado hoy en contra de la reforma del Impuesto de Sociedades de Gipuzkoa, por lo que la norma ha sido rechazada por las Juntas Generales y el tipo general se mantiene en el 32,6%, aunque la Diputación intentará alcanzar un acuerdo para aprobar un decreto que preserve la armonización fiscal.

El PNV ha sumado sus votos en contra a los del PP, EB y Aralar, por lo que el pleno de las Juntas Generales de Gipuzkoa ha rechazado el dictamen aprobado la semana pasada por la Comisión de Hacienda, que fijó el tipo general en el 30% con la abstención de la formación nacionalista, que apostaba por el 28%, el mismo que en Vizcaya y Álava.

Con el cambio de sentido de su voto, el PNV echa atrás el proyecto de reforma elaborado y aprobado por el consejo de diputados que preside y fuerza que se mantenga un tipo general del 32,6%.

No obstante, el diputado general, Markel Olano, ya ha anunciado que se esforzará "en lograr el máximo acuerdo antes de fin de año" con el fin de "plantear al gobierno foral para su aprobación un nuevo decreto foral sobre el Impuesto de Sociedades" para evitar la desarmonización fiscal vasca.

La decisión del Partido Nacionalista Vasco ha causado una gran sorpresa entre los grupos del parlamento provincial, incluido EA, su socio de gobierno en la Diputación, que esperaba que el PNV se abstuviera y permitiera así aprobar la reforma del Impuesto de Sociedades. Markel Olano indicó que "la discrepancia" que mantiene con EA es puntual y que el Ejecutivo que preside tiene "proyección de futuro". Al respecto, Iñaki Galdos ha asegurado que pese a que EA no apoyará dicho decreto, mantiene la "ilusión" por el programa de gobierno.

El objetivo de buscar un nuevo acuerdo, según manifestó Olano, sería impedir que las empresas de Gipuzkoa "tributen de manera diferente" a las de Vizcaya y Alava, donde se aprobó un Impuesto con un tipo del gravamen del 28%. "La responsabilidad institucional exige que adoptemos esa medida", indicó Olano, quien afirmó que no contempla la posibilidad de no llegar a un acuerdo.

Solventar "este culebrón"

Olano ha anunciado que centrará sus esfuerzos en lograr "el máximo acuerdo antes de fin de año" con el fin de plantear al gobierno foral para su aprobación un "nuevo decreto" sobre el Impuesto de Sociedades, que preserve la armonización fiscal. El diputado general ha hecho estas declaraciones a los periodistas tras la celebración del pleno en Juntas Generales

"La responsabilidad institucional exige que adoptemos esta medida", ha añadido Olano, al tiempo que ha considerado que "es hora" de dejar de lado las "discusiones" y "hacer un esfuerzo para llegar a un acuerdo definitivo".

Tras asegurar que "no contempla la posibilidad de que no se alcance un acuerdo", Olano ha subrayado que cree "firmemente" en el gobierno foral actual que, según ha reconocido, mantiene una "discrepancia importante, pero puntual" sobre este asunto, que deberán ahora solventar.

Olano, quien se ha negado ha desvelar cuándo acordó el PNV votar en contra del Impuesto de Sociedades y si comunicó esta decisión a EA, ha recalcado que el compromiso pasa ahora por alcanzar un acuerdo.

El diputado general ha opinado que "Gipuzkoa necesita un acuerdo sobre el Impuesto de Sociedades que preserve dos principios fundamentales" que son, a su juicio, la armonización con el resto de los territorios y la potestad de ser un "instrumento útil" para el impulso de la competitividad de la economía.

"Gipuzkoa no puede desarmonizar ni puede tener desventajas desde el punto de vista de la competitividad para sus empresas", ha agregado Olano.

El diputado general de Gipuzkoa indicó que se trabajará por el acuerdo y para solventar "este culebrón". Markel Olano reconoció que existe una "discrepancia importante" con EA, pero que es "puntual" y señaló que, en el resto de ámbitos, la relación es "impecable". Además, indicó que cree "firmemente" en el actual Gobierno foral y que tiene "proyección de futuro".

Reacciones de los grupos

Miguel Buen, del PSE-EE, ha opinado que la situación generada constituye un "escándalo mayúsculo" y un "fracaso" del gobierno de la Diputación, que está "absolutamente roto".

Buen ha criticado reiteradamente la falta de liderazgo del diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y ha anunciado que si éste aprueba en el seno del consejo de gobierno un "decreto para aprobar la norma foral que quiere el PNV" -con un tipo del 28% igual que en Vizcaya y Álava- el grupo socialista le pedirá que se someta a una "cuestión de confianza".

El juntero del PNV Asier Aranbarri ha asegurado que su partido ha actuado con "responsabilidad", aunque ha reconocido que "no se han hecho las cosas bien".

"No es una situación con la que podamos estar orgullosos. Existe un contrasentido que debemos asumir", ha comentado Aranbarri, al tiempo que ha deseado que en el futuro sean capaces de "seguir un camino mejor".

El procurador de EA Joxean Rekondo ha calificado de "irresponsable" la decisión del PNV ya que, a su juicio, "no ayuda en nada a la competitividad de las empresas" mantener el tipo en el 32,6%.

Rekondo ha reconocido que Eusko Alkartasuna tenía la "esperanza" de que el PNV se abstuviera y permitiera así la aprobación de un tipo del 30% gracias a la unión de los votos de EA y PSE.

Sin embargo, el rechazo del PNV ha provocado que los votos en contra de esta propuesta fueran 28, frente a los 23 positivos que han emitido EA y PSE, con lo que se ha echado atrás la reforma del Impuesto de Sociedades.

El representante del PP Juan Carlos Cano también ha aludido a la ausencia de liderazgo por parte de Markel Olano y ha considerado que PNV y EA conforman, en realidad, un "matrimonio roto", que sería "escandaloso" que se mantuviera.

Cano ha denunciado el "colapso político" que vive Gipuzkoa, donde los nacionalistas "no resuelven problemas sino que los plantean" y el PNV "ha puesto a las Juntas al servicio de sus intereses particulares".

Mikel Izagirre, EB, ha dicho que el parlamento provincial se ha convertido últimamente en un "circo" y ha considerado "incoherente" la postura de un equipo de gobierno que alcanza un acuerdo y, posteriormente, una de las partes se "desmarca" y "vota en contra" del consenso al que ellos mismos habían llegado.

Izagirre ha dudado de que el diputado general de Gipuzkoa sea capaz de alcanzar un acuerdo sobre esta cuestión en los pocos días que quedan para cerrar este ejercicio.

En similares términos se ha expresado la portavoz de Aralar, Rebeka Ubera, al afirmar que "no se entiende" lo sucedido en el Impuesto de Sociedades tras un largo debate que, a su juicio, ha sido "puramente estético y falso".

Ubera se ha congratulado de que el tipo vigente sea ahora el del 32,6%, que era el defendido por Aralar, aunque ha recalcado que lo que realmente habría que someter a debate es el modelo fiscal.