«Chávez ha sembrado una ideología del odio que es la base de una guerra civil»

Yon Goicoechea, nieto de vascos, se ha convertido en el líder del movimiento de los estudiantes venezolanos contra la reforma constitucional

ALBERTO SURIO
Yon Goicoechea, líder estudiantil. [NELSON CASTRO/EL NACIONAL]/
Yon Goicoechea, líder estudiantil. [NELSON CASTRO/EL NACIONAL]

Es venezolano, tiene 23 años, es nieto de vascos que emigraron para escapar del franquismo y hoy está amenazado de muerte. A Yon Goicoechea le faltan varios meses para terminar quinto curso de Derecho y se ha convertido en la punta de lanza del movimiento estudiantil contra la reforma constitucional que hoy somete Hugo Chávez a referéndum. Hace pocas semanas fue agredido en una universidad por partidarios chavistas. Goicoechea considera que el régimen «siembra una cultura del odio que es la base de una guerra civil».

-Hoy es una jornada clave. ¿Cuál es su pronóstico?

-Pase lo que pase en el referéndum de hoy, Venezuela atraviesa actualmente una situación muy delicada porque están en juego los principios democráticos que nos hemos establecido en nuestra Constitución. La pelea se centra en un proyecto político de corte socialista que es una transición hacia un comunismo cubano. Esta reforma constitucional plantea entre otras cuestiones la eliminación de la libertad individual para dedicarse a la actividad económica, la restricción de las libertades públicas, facilita la militarización del territorio, restringe derechos fundamentales en la libertad de información, la presunción de inocencia y plantea un estado socialista que implica que los ciudadanos que no son de esta ideología son excluidos. En los últimos años se han cerrado medios de comunicación y se han hecho listas gubernamentales para echar a trabajadores públicos opuesto al Gobierno.

-¿Venezuela se encamina hacia una dictadura?

-Sí. Además esa reforma contempla el único ejemplo junto con Cuba la reelección indefinida del jefe del Estado, lo que implica una altísima centralización y acumulación de poder que ahora tendrá carácter indefinido. Vamos a una constitucionalización de la dictadura.

-¿Qué opina usted de la polémica entre Chávez y España a partir del famoso «¿Por qué no te callas?» del Rey?

-Para nosotros es muy doloroso cómo las relaciones internacionales históricas de Venezuela se están fracturando. Así está pasando con España, con Colombia, pero además hemos tenido conflictos con México y Chile, que para Venezuela siempre han representado países aliados. Imagínese los lazos culturales que dese hace más de 500 años existen con España. Muchos venezolanos lamentamos mucho el agravio que se está haciendo al pueblo español en su figura del jefe del Estado que ha mandado callar a Hugo Chávez. En mi criterio personal ha sido quizá un exceso por parte del rey Juan Carlos pero en todo caso es un exceso que no era otra cosa que una defensa personal.

-¿Quién es Yon Goicoechea?

-Es un estudiante de Caracas que tiene 23 años. Soy un líder estudiantil desde hace algunos años. Estudio quinto de Derecho y soy un venezolano corriente comprometido con mi país y que ve que el futuro se le estrecha. Tengo orígenes vascos, mis abuelos fueron vascos. En 2004 estuve en Gordexola, en Vizcaya, de donde son mis abuelos. Además tengo mucho cariño al País Vasco porque yo me crié con mis abuelos. Tengo mucha cercanía cultural y afectiva con el País Vasco. Por parte materna, mis bisabuelos maternos vienen de las islas Canarias. Una mezcla muy típica de Venezuela. Mi familia paterna fue y sigue siendo nacionalista vasca. Obviamente durante el franquismo sufrieron muchísimo, mi bisabuelo estuvo preso durante la posguerra y fue entonces cuando mi abuelo emigró a Venezuela.

-¿La mayoría social respalda en las urnas a Chávez?

-En Venezuela es muy difícil afirmar eso y es muy difícil afirmar lo contrario. El sistema electoral genera dudas sobre el 70% de la población. El tema electoral ha sido tratado de forma muy ligera y muy irresponsable tanto por parte del Gobierno como de la oposición, que dice que hay fraude sin tener pruebas y a veces aludiendo argumentos falsos. Y el Gobierno ha dicho que aquí no hay fraude usando mediante un favoritismo tremendo los fondos públicos en cada campaña electoral, con dudas sobre el secreto del voto.

«Fraude complejo»

-¿Pero piensa que hay fraude?

-Hay un fraude pero ese no es el fraude más evidente que denuncia la oposición. Mientras el Gobierno dispone de los fondos públicos y los fondos petroleros hasta 100 millones de dólares para hacer la campaña, la oposición dispone de 10 millones de dólares. Hay fraude cuando se le mete miedo a los funcionarios públicos. Hay un fraude previo y más complejo que el simple hecho electoral. En un régimen totalitario la instauración del miedo es en sí mismo un fraude sobre el proceso electoral. De cualquier manera nosotros no estamos aquí midiendo la popularidad de Chávez ni su legitimidad. Chávez es un presidente electo que nosotros reconocemos, por lo que debe hacer valer los principios de nuestra Constitución.

-Pero parece que tiene el apoyo de los sectores más desfavorecidos...

-Chávez ha puesto en la agenda el tema social después de 20 años de exclusión y abandono por parte del sistema político. Eso ha implicado el apoyo social que hasta hace bien poco ha tenido. Sin embargo, producto de la ineficacia del Estado, los planes sociales del presidente Chávez empiezan a fallar de forma muy grave y se empieza a sentir en la sociedad, por ejemplo en el desabastecimiento en materia alimenticia. Respecto a la presencia de médicos cubanos que vinieron a Venezuela hay un altísimo índice de deserción y muchos ambulatorios ya no están funcionando. La inflación en Venezuela se ha disparado y se la situación social se está cayendo a extremos muy peligrosos que en el pasado han provocado estallidos sociales.

-También en la calle hay una gran división...

-En Venezuela se utilizan las fuerzas públicas como un arma de represión de quienes manifestamos libremente nuestros derechos. Pero lo más grave no es ni siquiera la fuerza del Estado sino las fuerzas paramilitares que desde el Gobierno venezolano promueven para hacer frente a quienes disentimos del poder. Chávez se ha pasado cinco años comprando armas en cantidades desproporcionadas y ha armado en milicias bolivarianas a personas a las que les ha dado una licencia de violencia para matar. Un 30% de esas milicias, compuestas por cientos de miles de hombres, tienen antecedentes penales..

-¿Se están plantando las bases de una guerra civil?

-Chávez siembra una cultura, una ideología del odio y de la muerte, que es la base de una guerra civil. Uno de los objetivos del movimiento estudiantil es evitar ese escenario y por eso hacemos tanto énfasis en la no violencia y en la reconciliación.

-¿Usted está amenazado?

-Yo estoy amenazado. Todos los días recibo amenazas. He tenido que mudarme de casa, cambiar de teléfono, pero eso es parte de la dinámica y del amedrentamiento típicos de los gobiernos con vocación totalitaria. Pero supongo que Dios nos protegerá. Yo no quiero que mis hijos vean esa situación, por eso creo que la firmeza es más necesaria que nunca.

-¿Hay éxodo de la clase media?

-Quienes somos de la clase media no podemos olvidarnos que debemos devolver a este país lo que este país nos ha dado. Quienes hoy estamos en la universidad y hemos tenido la oportunidad de formarnos en nuestro país tenemos que tener la oportunidad suficiente como para entender que le debemos a Venezuela nuestra formación y que le debemos el mayor de nuestros esfuerzos. Cosa muy curiosa que a mí nunca se me olvidará fue un comentario de mi abuelo antes de morir justamente relativo a España. Él salió de España en una situación en la que había una verdadera precariedad y muchos años después se dio cuenta de cómo España se había desarrollado sin que él se diera cuenta de ese desarrollo. A mí no me gustaría que me pasara eso. Ni a mí ni a mis hijos.

-¿Qué conoce de la realidad vasca?

-La conozco. Creo que el País Vasco tiene derecho a autodefinirse y a determinar su propia forma de vivir, pero ello no puede ser sobre la violencia ni el terrorismo. De ninguna manera creo que la vocación del pueblo vasco sea la violencia y el terrorismo.

-¿Le acarrea algún problema en Venezuela tener origen vasco y liderar en este momento el movimiento estudiantil?

-Aquí se ha pretendido desde un sector pequeño de la población sancionar o criminalizar a los inmigrantes. Es una gran contrariedad y no tiene ninguna cabida en el pueblo venezolano porque somos justamente un pueblo inmigrante en el que han confluido los indios, los negros y los blancos.

-Qué piensa de la política española respecto a Chávez?

-La política española ha sido muy suave y ahora se están dando cuenta de la magnitud del problema para la estabilidad en América y en el mundo.

Fotos

Vídeos