Urkullu es el decimoséptimo presidente del PNV en 113 años de historia

BILBAO | EFE

Iñigo Urkullu se ha convertido hoy en la decimoséptima persona que ostenta individualmente la máxima autoridad en el PNV en sus 113 años de historia, desde que fuera fundado por Sabino Arana en 1894, según los datos del Archivo del Nacionalismo de Artea (Vizcaya).

Lógicamente, Arana inicia la lista de máximos responsables del PNV como presidente del primer batzoki, en Bilbao, y del Bizkai Buru Batzar (BBB), la ejecutiva vizcaína y única que había entonces.

El propio Arana designó a su sucesor, Ángel de Zabala, que ocupó el cargo, denominado entonces "Delegado general", desde el 30 de septiembre de 1903 al 8 de diciembre de 1906, cuando presentó su dimisión y la máxima responsabilidad del PNV recayó en una "diputación" integrada por cinco dirigentes (Alipio de Larrauri, Santiago de Alda, Antonio Arroyo, Eduardo de Arriaga y Vicente de Larrinaga).

Esa dirección colegiada estuvo al frente del PNV hasta el 18 de octubre de 1908, cuando se fundó el primer Euzkadi Buru Batzar (EBB) y se eligió a su primer presidente, Luis Arana, el hermano del fundador del partido.

Una crisis interna motivó el 19 de diciembre de 1915 el relevo de Luis Arana por su colaborador Ramón de Bikuña, durante cuyo mandato el PNV cambió su nombre por el de Comunión Nacionalista Vasca. Su sucesor, el 29 de mayo de 1917, fue Gorgonio de Renteria, que permaneció en el cargo hasta el 7 de marzo de 1920.

El siguiente presidente fue Ignacio Rotaetxe, que permaneció en el cargo hasta el 16 de noviembre de 1930.

Durante este periodo se produjo la "refundación" del PNV como un grupo escindido del partido "oficial", que era Comunión Nacionalista Vasca. Ese PNV "refundado" tuvo tres presidentes (Juan de Eguileor, Alipio de Larrauri y Ceferino de Jemein), hasta que el 21 de diciembre de 1930 se reunificaron ambas familias, con la vuelta a la presidencia de Ramón de Bikuña, hasta febrero de 1932, y Luis de Arana, de febrero de 1932 a mayo de 1933.

El siguiente presidente fue Jesús de Doxandabaratz, sustituido en junio de 1934 por Isaac López de Mendizabal, que se mantuvo un año en el cargo, hasta que en julio de 1935 fue elegido Doroteo de Ziaurriz.

Éste dirigió el partido desde antes de la Guerra Civil hasta su muerte en el exilio, en septiembre de 1951, aunque los líderes del PNV en ese periodo no fueron los miembros del EBB, sino quienes habían ocupados cargos públicos durante la República, como el lehendakari José Antonio Agirre y el ministro Manuel de Irujo.

Tras el fallecimiento de Ziaurriz, la presidencia del EBB, clandestino y en el "interior", pasó a Luis de Álava hasta su detención a finales de 1940.

Desde ese momento el PNV fue dirigido en la clandestinidad por el vicepresidente Jesús de Solaun y por Juan de Ajuriagerra, que desde septiembre de 1951 se quedó como único máximo responsable del partido hasta la restitución de la democracia.

El sucesor del histórico Ajuriagerra fue Carlos Garaikoetxea, que presidió el EBB desde el 24 de marzo de 1977 al 9 de abril de 1980, cuando se convirtió en lehendakari del Gobierno Vasco y dejó su cargo interno a su "rival" Xabier Arzalluz.

Arzalluz dirigió, en su primera etapa, el EBB durante cuatro años, hasta que comenzó la crisis que culminaría con la escisión de Eusko Alkartasuna. Durante el enfrentamiento Arzalluz se retiró a la "segunda fila" y la presidencia la ocuparon sucesivamente Román Sudupe (de marzo de 1984 a febrero de 1985) y el histórico Jesús Insausti "Uzturre" (desde febrero de 1985 hasta noviembre de 1987).

Consumada la escisión de EA, Arzalluz volvió a la presidencia del EBB, que ejerció ininterrumpidamente durante 16 años, entre noviembre de 1987 y enero de 2004.

Su sucesor fue Josu Jon Imaz, quien ejerció durante un único mandato de cuatro años y tras su renuncia a la reelección hoy ha sido nombrado Iñigo Urkullu.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos