Floren Nazabal cumplió y Unai Otaño se convierte en un rayo de esperanza

El de Etxarri Aranaz vistió su tercera txapela del Campeonato de Euskadi El de Ibarra fue subcampeón por delante de López Azpilikueta

IÑIGO GOÑI
Nazabal y Otaño con la txapela y los trofeos. [DE LA HERA]/
Nazabal y Otaño con la txapela y los trofeos. [DE LA HERA]

DONEZTEBE. DV. Floren Nazabal rubricó ayer en Doneztebe su condición de mejor aizkolari del momento y venció en el Campeonato de Euskal Herria de Aizkolaris de Primera. El de Etxarri Aranaz ha sufrido mucho en los dos últimos años y su tercera victoria en el campeonato más importante de aizkolaris es un premio merecido para él.

Sin Larretxea, con problemas de espalda, con Olasagasti ya cerca de los 50, sin Mindegia y sin Arrospide, el terreno es más llano para Nazabal. Pero por lo que se vio ayer en la localidad navarra por detrás parece que empieza a vislumbrarse un relevo que parecía no llegar nunca. El ibarratarra Unai Otaño, en su debut en la final de Primera, quedó segundo y realizó un gran trabajo a sus 30 años. Juan José López, otro debutante, terminó tercero.

Nazabal consiguió su tercera txapela después de llevarse el título en 2002 y 2004. La marca que empleo fue de 39:25. Según los protagonistas, la madera empleada ayer no era mala y por lo tanto la marca no fue buena. El aizkolari campeón cogió la delantera desde el primer tronco y para el segundo tronco la diferencia sobre Otaño era ya de 25 segundos. Eso le dio confianza al de Etxarri y supo administrarla aunque no se le vio con mucha frescura. Hay que tener en cuenta que los problemas de espalda han martirizado a Nazabal y un trabajo tan largo no lo había realizado durante los últimos dos años.

Nazabal, superior

Los pronósticos se cumplieron y el campeón no falló. Por detrás, antes de comenzar el campeonato, sonaban los nombres de Otaño y Olasagasti como rivales de Nazabal. Se cumplió a medias. El de Ibarra sí estuvo a la altura y acabó segundo. En el primer kanaerdiko perdió mucho tiempo respecto a Nazabal y Olasagasti, pero después se recuperó y antes de la mitad del trabajo ya era segundo.

Hubo incluso un momento, en el tercer y cuarto troncos de 60 pulgadas, en el que Nazabal no consiguió sacarle ningún segundo y parecía que podía dar más guerra. En el primer oinbiko, el de Etxarri aumentó la renta al minuto y la diferencia aumentó poco a poco a partir de ese momento. Al final cedió 2:08 respecto al ganador con un tiempo de 41:20. La marca fue buena y digna de un buen subcampeón.

La disputa más igualada fue precisamente por el subcampeonato. López Azpilikueta apretó de lo lindo a Otaño y hasta la mitad del campeonato las ventajas entre uno y otro eran de cinco segundos a favor del guipuzcoano. El de Lezaun se enganchó algo en el tercer oinbiko y ahí perdió su opción de subcampenato. Al final acabó tercero tras realizar un gran campeonato y con un tiempo de 42:09 acabó a 49 segundos de Otaño.

El trío guipuzcoano formado por Olasagasti, Txapartegi y Peñagarikano acabaron lejos de los tres primeros puestos. Olasagasti quiso coger la delantera y en los dos primeros troncos aguantó a Nazabal, que sacaba más de veinte segundos a López y Otaño.

En el tercer tronco comenzó su particular calvario. El 48:07 del finalo del campeonato no hace justicia con él.

Tampoco lo pasaron bien Txapartegi y Peñagarikano. Se esperaba más del de Aizarna tras ver como rindió en la eliminatoria, pero no se encontró a gusto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos