Errazti llama a los vascos a la «desobediencia» si el Gobierno no respeta el derecho a decidir

La presidenta de EA cree que es hora de hacer «un plante» al Estado y pregunta a Zapatero si va a «enviar los tanques» para impedir la consulta Dice que el Ejecutivo y el Parlamento vascos deberían liderar la estrategia

JOSEBA GARCÍA
Militantes de EA aplauden a Begoña Errazti y Carlos Garaikoetxea ayer en el Alkartasun Eguna de Portugalete. [TELEPRESS]/
Militantes de EA aplauden a Begoña Errazti y Carlos Garaikoetxea ayer en el Alkartasun Eguna de Portugalete. [TELEPRESS]

PORTUGALETE. A cinco días de que el lehendakari Ibarretxe plantee ante el Parlamento Vasco su proyecto para que los vascos acuerden y decidan sobre su futuro, la presidenta de EA, socio del tripartito que gobierna Euskadi, elevó el diapasón de la reivindicación soberanista y llamó a la «desobediencia» y al «plante al Estado» si no se respetan las aspiraciones del derecho a decidir.

En un acto político en Portugalete con motivo del Alkartasun eguna, el día del partido, Begoña Errazti denunció «las mentiras» del presidente Zapatero, a quien responsabilizó, junto con ETA, del fracaso del proceso de paz y le instó a que aclare si respetará la voluntad de los ciudadanos o si impedirá una consulta en Euskadi enviando «los tanques».

La presidenta de EA expuso sus tesis con claridad. «Si el Estado se mantiene en el callejón sin salida de la 'no respuesta' a lo que quiere el pueblo vasco, a los abertzales no nos va a quedar más remedio que la desobediencia». Errazti insistió en su idea. «Estoy diciendo claramente desobedecer al Estado, llamar a los vascos y vascas abertzales patriotas, comprometidos con nuestro futuro, a no aceptar ni una vez más que, utilizando la violencia o cualquier otro argumento, nos impidan tomar nuestras decisiones. Desobediencia frente a un Estado que, una vez y otra también, vulnera el principio democrático de decisión del pueblo vasco», remarcó.

Según expuso, esta estrategia debería ser tomada en primer lugar por el Parlamento y el Gobierno vascos, sus «encargados y garantes», a los que «detrás, empujando y apoyando sin fisuras» se sumarán los abertzales, «con el convencimiento que da la seguridad de ser patriotas, ciudadanos de una nación que pide únicamente lo que es justo».

«Unidad abertzale»

Errazti reiteró que el «plante al Estado» requiere de la «unidad abertzale». Una unidad que, dijo, cuenta con el apoyo «de las bases» del PNV y de «muchos» de Batasuna que «entienden muy bien la necesidad de unidad abertzale». Mostró, no obstante, su deseo de que «no haga falta» llegar a la «amenaza democrática» de la desobediencia, aunque para eso será preciso que «los españoles reconozcan nuestra nación y nuestro derecho a decidir».

La dirigente nacionalista reconoció que el camino de la consulta «está llena de trampas». Apuntó que ETA «es la mayor de todas» y denunció que la violencia «es la excusa inmejorable para que aquí nada avance». En este punto se refirió al proceso de paz y aunque acusó a la organización terrorista de romper el alto el fuego, señaló a Zapatero como «responsable» del fracaso por «sus mentiras». Errazti sostuvo que el mandatario socialista «mintió» a los vascos cuando les prometió la paz en 2005 «y luego se jactó de que había hecho menos que Aznar». También «mintió» cuando «dijo que aceptaría lo que la sociedad vasca decidiera y ahora nos amenaza con ilegalidades de una consulta y con llevarnos a la cárcel».

Así las cosas, Errazti reclamó al presidente del Gobierno que aclare si en el caso de que se convoque la consulta «va a activar el título VIII de la Constitución o va a sacar los tanques a la calle y nos va a amenazar con el estado de excepción una vez más».

Sobre la Ley de Banderas, advirtió de que si «provocan» con la obligatoriedad de hacer ondear la española en todas las instituciones vascas, los cargos de EA «pondremos la ikurriña más grande que podamos». Errazti argumentó que «la única bandera nuestra es la ikurriña» y que la española «no es amada en nuestro país». «Como nos obliguen, como nos provoquen, como pretenden que nuestra bandera se mezcle con una que no es amada en nuestro país... vamos a encargar los mástiles más grandes que se puedan fabricar en las siderurgias de este país y vamos a poner las ikurriñas más grandes que podamos», remarcó. COLPISA