Urdaibai, campeona, y Hondarribia, segunda, recuperan la hegemonía

La 'Bou Bizkaia' cumplió el pronóstico y ganó por ocho segundos a la 'Ama Guadalupekoa'. Orio fue segunda en la tanda de consolación.

IÑIGO GOÑI
Asier Arego, patrón de Urdaibai, celebra el título con Carlos Rodríguez, ankeko de babor, ante Bereziartua, Polo y Carrión. [BRUNO MORENO]/
Asier Arego, patrón de Urdaibai, celebra el título con Carlos Rodríguez, ankeko de babor, ante Bereziartua, Polo y Carrión. [BRUNO MORENO]

PEDREÑA. DV. Urdaibai se proclamó por primera vez en su historia campeón de España de traineras y devolvió la hegemonía en traineras al remo vasco. Además, Hondarribia le acompañó en el segundo escalón del podio. Los dirigidos por Patxi Bilbao eran los grandes candidatos a la victoria y cumplieron el pronóstico a rajatabla. No hubo sorpresa y Hondarribia debió conformarse con el segundo puesto después de completar una gran regata.

El Campeonato de España no era uno de los principales objetivos de los bermeotarras esta temporada, pero no desaprovecharon la oportunidad de ganar en aguas de Pedreña y conseguir un título que no figuraba en su palmarés.

La Ama Guadalupekoa afrontaba una labor complicada y, aunque rindió a un gran nivel, regresó con una medalla de plata que les deja buen sabor de boca. El nivel del campeonato ha sido el mejor que se recuerda y eso revaloriza el resultado de los hondarribiarras. La vuelta de los equipos vascos a este campeonato no pudo resultar mejor y el título regresó a Euskadi ocho años después del logrado por Orio en 1999.

Urdaibai se está mostrando intratable en las grandes citas, en las que dan un salto cualitativo al que no llega el resto de traineras. A pesar de ello, las diferencias que consigue no son insalvables y ello da esperanzas a las demás traineras a la hora de luchar por las banderas que restan.

Buenas ciabogas

Parte de ese éxito se lo deben a la fortaleza que están demostrando en la salida de las ciabogas. Es ahí donde más distancia obtienen sobre sus rivales. Hoy en día, el GPS muestra muchas cosas y se puede comprobar con qué segundos de distancia entran a la baliza y con qué ventaja salen de la misma. Urdaibai aumenta su renta entre uno y dos segundos en todas las ciabogas. Ese segundo es vital.

Durante el fin de semana el patrón de Urdaibai ha sido Asier Arego en sustitución de Asier Zurinaga. El de Pedreña es un campo de regatas sin mucho viento que no presenta grandes dificultades. En esas condiciones, Urdaibai ha desmostrado ser la mejor este año. Vencerles resulta complicado.

Patxi Bilbao apostó por la misma tripulación que ganó en San Juan de Luz el Campeonato de Euskadi, con un solo cambio. Asier Astelarra dejó su tosta a Fran Blanco. Remaron Xabier Bereziartua, Carlos Rodríguez, Sergio Carrión, Javi Polo, Aitzol Arrizabalaga, Fran Blanco, Juan Antonio Duñabeitia, Mikel Portularrume, Iker Zabala, Gorka y Gaizka Olazar, Miguel Ángel Millares y Xabier Zulaika. Es el primer título vizcaíno desde 1985, edición en la que ganó Santurtzi.

Las demás traineras están en un pañuelo. Así se comprobó en el duelo que mantuvieron Hondarribia y Pedreña por el segundo puesto. Durante toda la regata se movieron en el mismo segundo y sólo al final Hondarribia consiguió una renta superior.

La regata comenzó con una salida fulgurante de los bermeotarras y Castro. Las otras dos, Hondarribia y Pedreña, no perdían más de un segundo hasta que Urdaibai consiguió una renta de tres al salir de la primera maniobra. La aumentó a cinco segundos. Perdió algo de tiempo al entrar a la segunda ciaboga, pero salió con seis segundos.

Castro Urdiales se quedó rezagada en ese instante y perdió sus opciones para las medallas. La regata careció de emoción por delante y quedaba saber quién sería segundo. Hondarribia repitió un final de regata bueno y se llevó la plata. Es el tercer subcampeonato de España de la Ama Guadalupekoa. Para encontrar la anteior hay que remontarse a 1995, en Santander.

Orio, recuperado

Antes de comenzar la final se disputó la tanda de consolacón, en la que Astillero se impuso por delante de Orio. Los guipuzcoanos mejoraron su actuación del sábado. Los oriotarras estuvieron en los tiempos de Hondarribia, Pedreña y Astillero, con lo que demostraron que lo sucedido el sábado fue un accidente. Eso sí, llegó en el peor de los momentos.

Ayer realizaron una regata de menos a más. En el primer largo, con el disgusto del primer día, perdieron los tres segundos por los que le batió Astillero, pero realizaron un último largo excepcional. El mejor tiempo de los locho participantes en ese largo fue el de los oriotarras.

Astillero, en el cómputo global de tiempos, obtuvo el segundo mejor tiempo de la jonada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos