En recuerdo de Iñaki Linazasoro

La sala del Palacio Aranburu de Tolosa acoge este mes una exposición con las fotografías del escritor

AMAIA GOIKOETXEA
Uno de los paneles de la exposición con algunas de las fotos que nos dejó Iñaki, en este caso referentes a las fiestas./
Uno de los paneles de la exposición con algunas de las fotos que nos dejó Iñaki, en este caso referentes a las fiestas.

TOLOSA. DV. En los últimos años, la sala de exposiciones del Palacio Aranburu ha permanecido cerrada durante el mes de agosto. Este año, sin embargo, ha abierto sus puertas durante este mes, nada más y nada menos que para homenajear a Iñaki Linazasoro. La exposición está compuesta por cuatro salas en las que se puede ver una selección de fotos en blanco y negro que reflejan los intereses e inquietudes culturales del escritor y fotógrafo que, sin duda alguna, pasará a formar parte de las páginas que narren la historia de Tolosa.

Según explica Ainhoa Rezola, dinamizadora turística, «poco antes de la muerte de Iñaki Linazasoro se montó esta misma exposición. Ahora, hemos querido recuperar su memoria. Iñaki fue una persona que aportó mucho al muncipio, entre otras cosas, en lo que se refiere al aspecto turístico. Trabajó como guía turístico no sólo aquí, también en otros lugares del mundo, y eso, desde nuestro punto de vista es muy interesante».

Ainhoa contó que Iñaki mantenía una relación muy estrecha con Donostia, y que para ellos ahora es muy importante mantener esa relación. «Se ha puesto en marcha un servicio especial de autobús, todos los jueves y sábados hasta octubre, para venir desde Donostia a Tolosa a ver la exposición».

Sus lugares queridos

En las cuatro salas que componen la muestra, el visitante podrá conocer los lugares y txokos más queridos de Iñaki Linazasoro, y lo hará a través de las fotos que sacó él mismo. Por ejemplo, en la primera sala podremos observar fotografías de nuestra costa, con los arrantzales, sus txalupas , empezando por Iparralde, pasando por Getaria, Lekeito, y otros muchos municipios de la costa.

Si pasamos a la segunda sala, volveremos a Tolosa. Podremos ver entre otras cosas, el río Oria con espuma, la nevada del 85, fuegos artificiales y varios personajes conocidos de Tolosa, como los maestros, las monjas clarisas o Pirula. En esta sala también se pueden ver fotos de las fiestas de Zumarraga, el pueblo natal de Iñaki.

En la tercera sala nos daremos cuenta de que Linazasoro tenía una vision muy adelantada para su época. En una de las fotos podremos ver metas, justo ahora, cuando se está hablando tanto de ellas. «Creemos que tenía una visión bastante adelantada para su época, es como si supiera que en un futuro las metas empezarían a desaparecer de nuestros caseríos. A nosotros nos interesa mucho recuperar ese punto de vista», comentaba Ainhoa. En esta sala se pueden ver, asimismo, fotos de los pastores, de los baserritarras con los curas, reflejando el peso que tenían estos últimos en la vida cotidiana, fotos de burros «En estas imágenes también se reflejan los funerales y la ceremonia que conllevaban los mismos. Son tradiciones que hoy día sólo se conservar en algunos pueblos pequeños».

En la cuarta sala observaremos que Iñaki amaba la Euskal Festa, y cómo no, los carnavales de Tolosa. Y al final de la exposición, se ha preparado una proyección de fotos en la que podremos ver al mismo Iñaki en distintas etapas de su vida. «Fue un hombre que aportó muchísimo al pueblo de Tolosa, y hemos querido recuperar de nuevo su memoría».

La exposición estará abierta hasta septiembre. Se puede visitar de martes a sábado, de 9 a 13 y de 17 a 19 horas y los domingos sólo por la mañana, de 10 a 13 horas.

Fotos

Vídeos