El 'comando Donosti' tenía documentos sobre conversaciones de ETA con el Gobierno, el PSOE y el PNV

El 'comando Donosti' de ETA desarticulado a finales del pasado marzo en Gipuzkoa y Navarra tenía en su poder documentos con datos sobre la "negociación y las conversaciones" entre la banda terrorista y "el Gobierno, el PSOE y el PNV", además de archivos sobre la estrategia de Batasuna para poder concurrir a las elecciones del 27-M a pesar de la ilegalización.

MELCHOR SÁIZ-PARDO. MADRID | COLPISA

Así lo revela el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno en el auto de procesamiento de los quince miembros de este gran complejo terrorista denominado 'Urederra'. Moreno sostiene que la cúpula de la banda había ordenado a sus activistas que no atentaran contra el PSOE, pero que continuaran con los seguimientos a políticos del PP y miembros de las fuerzas de seguridad y de las Fuerzas Armadas.

En su escrito de nueve páginas fechado este lunes, el magistrado Moreno, que da por cerrada la investigación sobre la mayor estructura que ETA mantenía activa, explica que toda esta documentación sobre los supuestos contactos entre el Ejecutivo y la banda terrorista se encontró en una memoria informática portátil (flash) que la Guardia Civil intervino el pasado 28 de marzo en el registro del domicilio de Arkaitz Agote.

Este activista está considerado por los investigadores como el 'editor jefe' de 'Zutabe' (boletín interno de ETA) y miembro del 'talde de información' del 'complejo Donosti' junto a Sergio Lezcano, "responsable de propaganda" de Batasuna, de EHAK y de Abertzale Sozialista Batasuna, y uno de los organizadores del acto del BEC de Baracaldo.

El instructor señala que en esa memoria se hallaron tres documentos titulados 'Aurrera Begira Ildoia' (Línea de cara al futuro), 'Ildo Politikoa 06/07' (Línea Política 06/07) y 'Egoera Politikoa' (Situación Política). En ellos, ETA y Batasuna -"indistintamente", según mandos de la lucha antiterrorista- establecen estrategias sobre asuntos como "criterios para la dirección, retos políticos, situación del proceso de negociación, línea de respuesta, frente negociador de la organización, la mesa de negociación de la organización y situación política-momento del proceso".

Esos tres informes, destaca Moreno, incluyen también apuntes sobre "las negociaciones/conversaciones con el Gobierno, el PSOE y el PNV, las líneas de actuación política y las fórmulas para posibilitar la participación de Batasuna en las próximas elecciones del 27 de mayo de 2007".

En esos papeles, en los que se mezclan indistintamente los contactos con el Ejecutivo y la estrategia de la coalición ilegalizada para poder participar en los comicios, ETA propone cuatro opciones para concurrir el 27-M: " a) presentarse como Batasuna, b) presentarse como Batasuna pero con el plan B (que no se especifica), c) presentar plataformas locales y d) presentar plataformas locales en los pueblos y Batasuna en los herrialdes".

No contra el PSOE

En ese contexto de supuestas "negociaciones" entre la banda y el Ejecutivo, el juez asegura que el jefe del comando, 'Xacinto', "había recibido instrucciones de los responsables de la banda terrorista ETA de que, en general, no se atentase contra miembros del PSOE, Izquierda Unida, Eusko Alkartasuna y Aralar", aunque sí debían de seguir con los seguimientos a políticos del PP, militares y miembros de los tres cuerpos de seguridad. Asimismo, la cúpula terrorista había ordenado hacer informaciones sobre funcionarios de prisiones siempre que "no fueran miembros de ELA" (el sindicato nacionalista próximo al PNV).

Ismael Moreno confirma en su escrito la prisión para 'Xacinto', los informadores y miembros de Batasuna Agote y Lezcano y para otros seis detenidos del 'comando Donosti': Juan Carlos Herrador, Itziar Aguirre, Lorea Irigoyen, Iñigo Orue, Joseba Mirena y Unai Lamariano.

Además, el magistrado dicta órdenes de busca y captura internacionales contra otros seis terroristas relacionados con este 'talde' y que siguen en paradero desconocido: Garikoitz Aspiazu, 'Txeroki', el jefe operativo de ETA que ordenó los seguimientos; Leire López Zurutuza, Alejandro Zobarán, 'Temblos'; Ekaitz Aguirre;

Iñaki Imaz; e Iñaki Lerín, hermano de 'Xacinto'. Todos ellos están acusados de pertenencia o colaboración con banda armada, tenencia de explosivos y falsificación de documentos oficiales.

403 objetivos

El juez Ismael Moreno señala en el auto de procesamiento del 'comando Urederra' que los etarras habían elaborado informaciones sobre 430 objetivos diferentes, un número de posibles víctimas sin parangón, según explicaron hoy mandos de la lucha antiterrorista. El magistrado también destaca el hecho de que los terroristas hubieran ampliado "la actividad informativa" más allá de Gipuzkoa, donde en principio se "circunscribió su actividad".

El instructor de la Audiencia Nacional explica que fue Garikoitz Aspiazu 'Txeroki' quien ordenó "ampliar a otras comunidades" la localización de posibles víctimas. Algunas informaciones, relata el magistrado- fueron "obtenidas a través de medios de comunicación y otra tienen su origen en vigilancias y seguimientos efectuados por los informadores". La mayoría de datos, que no tienen todos el mismo "grado de elaboración", fueron encontrados en el disco duro del ordenador del jefe del comando, José Ángel Lerín, 'Xacinto', y en una tarjeta de memoria de 512 MB hallada en el casa de Arkaitz Agote, el mismo activista que tenía en su poder otra memoria portátil con los datos de los supuestos contactos entre ETA y el Gobierno y la estrategia de Batasuna para concurrir a las elecciones.

La mayor parte de estos seguimientos, según el auto conocido hoy, fueron realizados por el propio Agote y su compañero en el talde de información, Sergio Lazcano, el responsable de propaganda de Batasuna. Entre finales de 2000 y junio de 2004, ambos se dedicaron a recabar datos de posibles víctimas. En septiembre de 2006, les tomaron el relevo como informadores Juan Carlos Herrador y Alejandro Zobarán, 'Xarla'.

Zara y Marques de Riscal

Las nueve páginas del auto están plagadas de nombres y de objetivos recabados por los cuatro 'chivatos': la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua, el filósofo Fernando Savater, un militar de Loyola, dos policías autonómicos de Tolosa, agentes de la Policía Nacional de San Sebastián, un miembro del PNV, abogados del PSOE, dos bares frecuentados por policías, el cuartel de la Guardia Civil en Haro, un confidente policial y políticos del PP y de UPN, entre otros muchos.

Además, la Guardia Civil se incautó de otra tarjeta de memoria SD utilizada por Herrador y 'Xarla', en la que ambos introdujeron informaciones muy elaboradas y recientes sobre la bodega de Marques de Riscal en la localidad alavesa de El Ciego y sobre 'Plataforma Europa', la gran planta logística y de distribución que el grupo textil Inditex tiene en las cercanías del aeropuerto de Zaragoza.