Tres muertos en Pontevedra al arrollar un tren el vehículo con el que cruzaban un paso a nivel

Se trata de un padre, su hijo y un compañero de ambos, los tres trabajadores de la construcción

AGENCIAS | SANTIAGO DE COMPOSTELA
Tres muertos en Pontevedra al arrollar un tren el vehículo con el que cruzaban un paso a nivel

Tres hombres han muerto hoy al ser arrollado el coche en el que viajaban por un tren, en un paso a nivel con barreras semiautomáticas en A Devesa, en el municipio pontevedrés de Valga, en circunstancias todavía no determinadas.

Las víctimas son tres trabajadores de una empresa de construcción: Jesús Martínez Senín, de 54 años; su hijo Roberto Martínez Ríos, de 28; y José García Bejo, de 47.

El accidente se produjo hacia las 13.00 horas cuando el vehículo, un Renault Laguna blanco. Un tren que circulaba entre Vigo y A Coruña con medio centenar de pasajeros a bordo arrolló al automóvil, que estaba cruzando, y lo arrastró unos 400 metros, según fuentes de Adif, la empresa que gestiona el tráfico ferroviario. A consecuencia del impacto, los tres ocupantes resultaron muertos y el vehículo quedó empotrado en el morro de la locomotora.

Los cadáveres fueron extraídos por efectivos de los bomberos de entre los restos del coche, que quedó reducido a un amasijo de metales, y han sido trasladados al Anatómico Forense de Pontevedra, donde mañana se realizarán las autopsias.

"Pesar" de Touriño

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, ha lamentado, en su nombre y en el de todo el Gobierno gallego, este "trágico suceso ocurrido en un paso a nivel" ferroviario con barreras. El presidente de la Xunta indica que se ha puesto en contacto con el alcalde de Valga, José María Bello, para expresarle su pésame y "ofrecerle todo el apoyo necesario en estos difíciles momentos".

Además, la conselleira de Política Territorial, María Xosé Caride, el delegado del Gobierno, Manuel Ameijeiras, y los delegados provinciales de las consellerías de Presidencia, María del Carmen Larriba, y de Sanidad, Juan Antonio Martín, se trasladaron al lugar del accidente "para ofrecer ayuda y la disposición del Gobierno gallego a los afectados por este siniestro".

¿Estaba la barrera bajada o subida?

Las causas del accidente todavía no han sido aclaradas y existen diversas versiones sobre el funcionamiento de las barreras, ya que, mientras algunos testigos aseguraron que no funcionaban bien y no impidieron el paso del vehículo accidentado, fuentes de Adif han indicado que "las instalaciones funcionaron correctamente" y que "la barrera estaba bajada" en el momento del paso del tren.

Según ha precisado este portavoz, en este cruce "hay una línea continua" en la calzada, un "semáforo en rojo" cuando pasan los trenes y una "señal sonora que funcionó", además de la barrera, que ocupa la mitad derecha de la carretera, por lo que cuestionó "qué hacía el coche ahí".

Reproches del alcalde

En cambio, vecinos de A Devesa han señalado que llevaban varios días observando que las barreras no funcionaban bien, hasta el punto de que se levantaban y bajaban de forma extraña. Mercedes González, una de las vecinas de la zona, ha dicho que "las barreras bajaban sin previo aviso" y por ello algunos vecinos se temían que "algún día esto tenía que pasar".

Otra vecina, Noelia Ares, ha coincidido en que no es la primera vez que las barreras quedaban mucho tiempo bajadas, formando largas retenciones de vehículos, hasta el extremo de que los propios conductores, después de una larga espera, procedían a levantarlas.

El alcalde de Valga, José María Bello, ha reprochado a la empresa del ferrocarril la responsabilidad del accidente, por no suprimir ese paso a nivel después de dos años de negociaciones.

Fotos

Vídeos