Elorza acepta la ubicación de la incineradora en Zubieta aunque no comparte el informe de la Diputación

Dice que una junta de portavoces decidirá sobre la ubicación en Zubieta, con "grave inconveniente" para el traslado de la cárcel de Martutene.

AGENCIAS. SAN SEBASTIÁN

El alcalde donostiarra, Odón Elorza, anunció hoy que acepta el emplazamiento de la Diputación y las mancomunidades de estudiar la posibilidad de ubicar la incineradora en los Altos de Zubieta, aunque aseguró que esta planta supondría un "gran inconveniente" para el traslado de la cárcel de Martutene a este lugar.

Elorza aseguró que no tiene "más remedio que aceptar la conclusión de los estudios" presentados por la Diputación y que una Junta extraordinaria de portavoces municipales, adoptará, "dentro de unos ocho o diez días una decisión final" sobre ésta propuesta, que presenta "un grave inconveniente para posibilitar" el traslado de la cárcel de Martutene.

El primer edil, que reconoció que está "perdiendo la batalla" contra la implantación de este sistema de tratamiento de basuras, consideró en una rueda de prensa que construir en el mismo lugar el centro penitenciario y la incineradora sería "inmoral" y "difícilmente conciliable".

Pidió al ente foral y a las mancomunidades de basura que no descarten la zona de Abalotz, también en Zubieta, como posible emplazamiento para esta planta, porque "garantizaría la distancia de dos kilómetros de distancia a núcleos de población", a pesar de causar un "impacto ambiental".

Elorza señaló que "a pesar de todo" no tiene "más remedio que acatar la conclusión de los estudios, y la posición política de la Diputación y Mancomunidades respecto a la eliminación de la opción de Landarbaso", porque además "hay que avanzar y buscar la solución".

Decisión en dos meses

Así, explicó que será una Junta extraordinaria de portavoces municipales quien en un plazo de unos ocho o diez días "tomará una decisión final", para a continuación elaborar un estudio en el entorno de Altos de Zubieta, cuya conclusión llegaría "en unos dos meses".

A su juicio, "no corresponde al alcalde ni al equipo municipal dar una respuesta de aceptación o rechazo a esta propuesta", aunque aseguró que no tiene "mucho margen de decisión" por lo que su posición será "aceptar" la ubicación de Altos de Zubieta.

Cambio de equipo

Elorza solicitó asimismo que el ente foral y las mancomunidades de basuras no encarguen este nuevo estudio al mismo equipo multidisciplinar que ha elaborado el informe que establece que Landarbaso, ubicación propuesta por el pleno donostiarra, no es adecuada para acoger esta planta, ya que no está de acuerdo con las conclusiones de este documento, aunque las acatará.

El alcalde socialista afirmó que ésta es su postura porque no tiene "mucho margen de decisión", pero anunció que serán los grupos municipales quienes decidirán en una junta extraordinaria de portavoces que se celebrará en un plazo máximo de diez días si el Ayuntamiento acepta o no la propuesta de la Diputación y las mancomunidades.

Volumen de residuos

Reiteró, en cualquier caso, que apostará por que la incineradora trate el menor volumen de residuos posible y sea muy "ambiciosa" y "vanguardista" y que defenderá que también se construya una planta de biosecado térmico para el tratamiento de las basuras.

Abogó asimismo por que la ubicación definitiva "no cause gran crispación social", algo que le preocupa "más que los impactos ambientales", aunque siempre generará rechazos "incluso de ayuntamientos que han dicho amén a este sistema", señaló.

Fotos

Vídeos