diariovasco.com
Sábado, 26 julio 2014
llovizna
Hoy 19 / 22 || Mañana 17 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Récord de rayos en el cielo de Euskadi

METEOROLOGÍA

Récord de rayos en el cielo de Euskadi

Euskalmet contabilizó 23.000 descargas en verano, casi el triple que en el mismo periodo de 2012. La mayor actividad tormentosa multiplicó los impactos sobre todo en julio, cuando cayó el 70% del total

23.09.13 - 07:14 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Aunque puede parecer que el verano de 2013 ha sido plácido en términos meteorológicos, con tiempo estable, sol y pocas lluvias, en realidad en la atmósfera, a varios kilómetros sobre nuestras cabezas, se ha desarrollado una intensa actividad en absoluto sosegada. Porque uno de los fenómenos atmosféricos protagonistas de la estación estival han sido las abundantes tormentas, que han dejado cifras de auténtico récord: entre comienzos de junio y finales de agosto, cerca de 23.000 rayos impactaron en algún punto de la geografía vasca, una cifra que casi triplicó los registros tomados en el mismo periodo de los últimos dos años. Un auténtico festival de relámpagos y truenos que se desarrolló especialmente en julio, mes que acaparó el 70% del recuento total. Solo en tres días, el 12, el 20 y el 22, los sensores de Euskalmet contabilizaron 3.000 rayos en cada jornada, una cifra superior a todos los caídos en julio del año pasado. Aproximadamente, la mitad de las descargas totales impactaron en Álava, y especialmente en la comarca de Ayala, al noroeste del territorio, donde llegaron a contabilizarse más de 25 rayos nube-tierra por kilómetro cuadrado.

Euskalmet ha recopilado en sendos informes toda la enorme actividad eléctrica de los últimos tres meses, consecuencia del mayor calentamiento que ha experimentado la atmósfera este verano. Destacó julio, calificado en términos meteorológicos como 'extremadamente cálido', con un total de 16.144 impactos en tierra o en la franja costera más cercana, casi 6 veces más que el mismo mes del año pasado (2.800). La mayor parte de las descargas se asociaron a tormentas desarrolladas por la tarde entre los días 12 y 23, aunque también se detectaron rayos por la noche y a primeras horas de algunos días. Fue el 21, precisamente, cuando un adolescente de Tolosa, Pablo U. M., de 13 años, resultó alcanzado por una descarga en el Pirineo navarro, una de las zonas con mayor actividad tormentosa de la Península, mientras participaba en una acampada escolar en Belagua. El rayo le impactó en la cabeza, en la zona de la ceja, y tras recorrer el cuerpo, salió por el pie izquierdo. La zapatilla deportiva quedó destrozada. Afortunadamente Pablo no sufrió lesiones de importancia.

Sin llegar a los extremos de julio, el mes precedente también fue muy intenso desde el punto de vista tormentoso, con un total de 5.627 descargas. Prácticamente el total de los impactos en junio se contabilizaron en solo dos días, el 6 y el 7, jornadas en las que se desató una extraordinaria actividad eléctrica sobre la costa vasca y cántabra. Este último día hubo que lamentar el fallecimiento de un pescador, fulminado por un rayo cuando faenaba a bordo de una embarcación en la ría de Santoña. El hombre, Julio César Silverio, dominicano de 49 años afincado en Cicero, pescaba acompañado de su sobrino cuando se desató la tormenta con tan mala fortuna que un rayo le atravesó el cuerpo. El impacto fue tan violento que lanzó a la víctima fuera de la embarcación.

Agosto fue el menos profuso en rayos y truenos, con 1.185 descargas nube-tierra; aun así, una cantidad nada desdeñable si se compara con el mismo mes de 2012, que solo registró 79, aunque unas seis veces menor que los contabilizados en agosto de 2011 (6.344). Toda la actividad se resumió en cinco jornadas, especialmente en la primera mitad del mes. Destacó el día 6, con más de 400 impactos. En general, presentaron una distribución muy concentrada en Bizkaia -en el Gran Bilbao y zona de Bermeo- y Gipuzkoa -Pasaia y Hondarribia- debido a las tormentas que se registraron los días 5 y 28 en esos puntos. En Álava, sin embargo, se distribuyeron a lo largo de una zona mucha más extensa.

Certificado de daños

Afortunadamente, toda esta intensa actividad desarrollada en la atmósfera no se ha traducido en tierra en destrozos de gran magnitud. Sí se ha cobrado algunas víctimas entre la cabaña agropecuaria: seis vacas murieron abrasadas por una descarga en junio en Trapagaran. En Bilbao, un mes después, un rayo impactó en otro de sus lugares favoritos: un campanario. En concreto, el de la catedral de Santiago.

Las sobrecargas de tensión en la red, que acaban fulminando las entrañas de los dispositivos eléctricos, son las consecuencias más habituales de las tormentas. En estos casos, Euskalmet dispone de un servicio dirigido a particulares y aseguradoras, interesados en corroborar que los desperfectos son consecuencia de un rayo y poder acogerse así a las indemnizaciones. Se trata del certificado de datos meteorológicos que, en el caso de los rayos, atina en las coordenadas geográficas y el momento de la descarga con precisión.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Videos de Más actualidad
más videos [+]
Más actualidad
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.