diariovasco.com
Martes, 30 septiembre 2014
llovizna
Hoy 17 / 20 || Mañana 15 / 20 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Osakidetza permite a los médicos retrasar un año su jubilación

SANIDAD

Osakidetza permite a los médicos retrasar un año su jubilación

La medida es transitoria hasta contar con un plan de recursos humanos que facilite el retiro forzoso de todos los facultativos a los 65 años

21.09.13 - 11:32 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Osakidetza quiere que los médicos, al igual que la inmensa mayoría de su personal, dejen de trabajar a los 65 años. Sin embargo, acaba de emitir una instrucción a los responsables de las diferentes organizaciones de servicios para autorizar prórrogas de un año a todos aquellos facultativos que soliciten seguir en activo antes de alcanzar la edad de jubilación. Esta medida tiene como objetivo evitar pleitos. Nueve de cada diez médicos quieren seguir en el puesto hasta los 70 años, edad límite para ejercer la profesión en la red pública vasca. Por ello, numerosos facultativos llegan a la vía judicial para conseguirlo, una vez que el Servicio Vasco de Salud rechaza su solicitud de prolongación de la vida laboral.

Osakidetza pretende ahora poner fin a esta situación. Para ello, ha redactado un plan de reordenación de recursos humanos, cuyo objetivo es constituirse en la 'percha' legal para poder jubilar a 736 médicos -cerca del 13% del colectivo- de aquí a 2017. Como el documento está aún sin aprobar, ha decidido autorizar prórrogas de un año a los médicos que lo soliciten. Con esta decisión busca evitar nuevas demandas y perderlas. Y es que los jueces de lo Social están dando la razón a los facultativos. Varias sentencias dictadas en los últimos meses consideran nulos o improcedentes los ceses forzosos en la actividad profesional hasta el punto de considerarlos despedidos. Esto obliga a readmitirlos en el puesto, además de a pagarles todo el tiempo que han estado sin trabajar. En la actualidad, un total de 134 médicos de la Sanidad pública tienen más de 65 años. Representan el 2,35% de esta categoría profesional.

El director general del Servicio Vasco de Salud, Jon Etxeberria, dice en la circular que, a la vista de la sucesión de pronunciamientos judiciales, es preciso autorizar la permanencia en el puesto de trabajo por un año hasta la entrada en vigor del plan de recursos humanos. Respecto a los médicos que ya están en prórroga a punto de vencer, plantea que se les conceda otros doce meses.

Los gestores de la Sanidad vasca confían en poder aprobar el plan este mismo año. Piensan que con este instrumento pueden forzar las jubilaciones. Sin embargo, a día de hoy no está nada claro que esto vaya a ser así habida cuenta de lo que está ocurriendo en el resto de España. Por ejemplo, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha anulado el plan de ordenación de recursos humanos del servicio de Salud de esta comunidad en lo referente a la jubilación forzosa de los médicos a los 65 años y que afectaba a más de 500 facultativos hasta 2014.

Esta resolución, que es firme, se produjo pocos días después de que otro tribunal superior, el de la Comunidad Valenciana, paralizara de forma cautelar el cese de 600 médicos de los que la Generalitat valenciana quería prescindir después de haberles concedido una prórroga para trabajar hasta los 70 años. En este caso, los jueces anularon una disposición que regula la jubilación forzosa.

Madrid, por su parte, ha autorizado prórrogas, pero solo a un máximo del 30% del personal en edad de jubilarse. Aragón y Andalucía también han optado por renovar sus plantillas. Estos tres casos, de momento, no han llegado a los tribunales.

«Disponibilidad decreciente»

¿Por qué quieren los diferentes gobiernos desprenderse de los médicos de más de 65 años? Los responsables de Osakidetza aseguran en el preámbulo de su documento que el objetivo es «rejuvenecer la plantilla» y favorecer «la entrada en el sistema sanitario de nuevos profesionales». Es más, señalan que también se trata de «evitar la disponibilidad decreciente del personal facultativo para la cobertura de la atención continuada, que se produce por la exención de guardias permitida a partir de los 55 años». Con la expresión «disponibilidad decreciente», los gestores de la Sanidad vasca lo que están diciendo es que los especialistas entrados en años generan problemas a la hora de organizar el trabajo. En las guardias son suplidos por otros profesionales «con los costes añadidos» que acarrea tener que abonar a los veteranos un porcentaje del dinero de la guardia pese a no hacerlas.

Solo en esta ocasión el borrador del plan vasco de reordenación de recursos humanos en Osakidetza hace referencia a motivos económicos (de ahorro) para defender las jubilaciones forzosas. Se trata, no obstante, de un objetivo compartido por todas las comunidades autónomas en un momento de crisis que ha hecho mermar las arcas públicas. Los salarios de los médicos mayores son mucho más elevados que los de los jóvenes por la acumulación de años de servicio.

Y es, precisamente, el quebranto económico la principal razón de estos profesionales para querer seguir en activo. El sueldo medio oscila entre los 3.000 y los 4.000 euros al mes, pero hay quienes -por su antigüedad, cargo de responsabilidad y 'peonadas' u horas extras- pueden llegar a los 6.000. La pensión máxima de la Seguridad Social es de 2.548 euros brutos al mes.

En Tuenti
Osakidetza permite a los médicos retrasar un año su jubilación

El 90% de los médicos de Osakidetza quiere trabajar hasta los 70 años.

Videos de Más actualidad
más videos [+]
Más actualidad
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.