diariovasco.com
Jueves, 28 agosto 2014
claros
Hoy 19 / 25 || Mañana 16 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Mostrar una ciudad perdida

BICENTENARIO

Mostrar una ciudad perdida

Las salas del Boulevard repasan la evolución de Donostia desde antes del incendio hasta la actualidad. El arquitecto Pi Chevrot ha reconstruido cómo era la ciudad antes de 1813, el fondo Rafael Munoa recoge su ampliación y el fotógrafo Bielsa la muestra en la actualidad

30.08.13 - 00:28 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Tres exposiciones distintas ocupan las salas Kutxa Boulevard, pero no son independientes una de otra; tienen un hilo conductor: Donostia. En las tres plantas se realiza un recorrido por la ciudad desde antes de que fuera asolada e incendiada por las tropas británicas, para pasar después a su reconstrucción y concluir con imágenes de cómo es en la actualidad. Kutxa Fundazioa ha considerado que la conmemoración del Bicentenario es una oportunidad para mostrar la evolución de la ciudad.

El arquitecto Jose Javier Pi Chevrot quería realizar una novela gráfica con la ciudad antes del incendio como fondo. No encontró muchas imágenes sobre cómo era urbanísticamente y comprobó que no estaba estudiada. Entonces decidió recrearla, para ello recurrió a planos encontrados, la mayoría de ellos en archivos militares franceses «porque ocuparon hasta en cuatro ocasiones la ciudad». Han sido dos años de un trabajo detectivesco que «la gente puede pensar que es extravagante» pero que para él se ha convertido «en una obsesión». El resultado se ha plasmado en una serie de planos en 3D que permite adentrarse por las calles y barrios y descubrir que junto a Santa María había un campanario, que junto a la plaza de la Trinidad existía un convento de los Jesuitas, que el monte Urgull en realidad se llamaba monte Orgullo, que en la calle Embeltrán, antes Amezqueta, se construyeron varios palacios y que la batería de las Damas era más estrecha porque se remodeló más tarde para que entraran los cañones con los que se saludaba a la reina cuando llegaba de veraneo.

«Empecé haciendo el centro y Urgull, pero luego me fui diciendo que Ulía también era San Sebastián, lo mismo que Igeldo», comentaba ayer el arquitecto ante el alcalde Juan Karlos Izagirre que acudió a la presentación de las exposiciones. «Ha sido un trabajo muy duro para un proyecto que sigue abierto porque todavía hay muchos huecos por rellenar en la historia urbanística donostiarra. He querido mostrar un mundo perdido». Esta parte de la exposición está acompañada de una serie de planos y dibujos de la época recopilados por José María Unsain.

Llegó y pasó 1813 y se decidió la reconstrucción de la ciudad y después en 1863, se aprobó la ley por la que dejaba de ser plaza de guerra y se permitió el derribo de las murallas. El fondo fotográfico de Rafael Munoa, que se encuentra recogido en la fototeca de Kutxa, documenta ese tiempo. Juantxo Egaña ha sido el encargado de seleccionar las imágenes algo que le ha resultado complicado porque en una primera criba se quedó con cerca de 150 para reducirlas luego a 45.

Las fotografías permiten ver como la polémica entre boulevaristas y antiboulevaristas se salvó con el triunfo de los primeros -gracias al voto de calidad de alcalde Tadeo Ruiz de Ogarrio-, lo que permitió que comenzara a alzarse el Ensanche Cortázar. Las imágenes muestran la construcción del Puente Santa Catalina sobre la marisma o una plaza Sarriegi abierta al Boulevard porque todavía no se había construido el edificio que la cierra. También descubren un edificio ocupado por el teatro del circo estable donde ahora se encuentra la parroquia de los Jesuitas. Son muy llamativas las tomas de la construcción del túnel del Antiguo y hay una vista desde los terrenos del Palacio Miramar donde se ve que todavía no se había construido el Casino que después sería Ayuntamiento y La Perla era un edificio de madera.

La parte dedicada a la actualidad corre a cargo del fotógrafo José Manuel Bielsa. Muchas de las imágenes que se exhiben pertenecen a la selección que se realizó para el libro 'Donostia-Arquitecturas' de la editorial Nerea pero ha incluido un apartado donde, como si fueran polaroids de dimensiones un poco mayores, se muestran detalles de rincones de Donostia que muchas veces se escapan al ciudadano.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.