diariovasco.com
Martes, 29 julio 2014
llovizna
Hoy 17 / 18 || Mañana 16 / 19 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Los ayuntamientos lanzan un SOS tras agotar las partidas para ayudas de emergencia social

AYUDAS SOCIALES

Los ayuntamientos lanzan un SOS tras agotar las partidas para ayudas de emergencia social

Donostia y Eibar, dos de los de mayor población, ya han tenido que recurrir a sus fondos. La asociación de municipios vascos Eudel insiste en reclamar al Gobierno Vasco que amplíe la financiación que distribuye cada año

29.08.13 - 00:12 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

La demanda cada vez es mayor, pero los recursos económicos son los mismos o incluso menores. Los números para conceder las ayudas de emergencia social (AES), aquellas que sirven para paliar un imprevisto de una familia necesitada como el pago de hipotecas, alquileres o electrodomésticos, no cuadran en los ayuntamientos vascos, que han llegado a agosto asfixiados por la falta de presupuesto para esta gestión. El dinero que reparte cada año el Gobierno Vasco a los municipios se ha empezado a agotar a mitad de curso en varios consistorios guipuzcoanos, como es el caso del de Donostia y Eibar, dos de los de mayor población, y otras localidades, como Irun, se encuentran «al límite».

La advertencia lanzada hace un mes por la asociación de municipios vascos Eudel se ha cumplido al pie de la letra. No queda más dinero 'oficial' para estas partidas, que solo en el caso de la capital guipuzcoana ayudaron a salir del bache el año pasado a 2.042 hogares, compuestos por 4.102 personas. A diferencia de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) y la Prestación Complementaria de Vivienda (PCV), las AES, recuerda el Ejecutivo autónomo, no son un derecho subjetivo exigible por ley y, por lo tanto, el Gobierno Vasco no está obligado a pagar a todo solicitante que cumpla los requisitos, aunque se haya terminado el presupuesto previsto.

En la tesitura de tener que dejar en la estacada a una familia sin recursos, la mayoría de municipios opta por ampliar el crédito con fondos propios. Donostia calcula que le harán falta 900.000 euros más al margen de los 1.182.857 euros que le concedió el Gobierno Vasco para este año. A principios de julio ya inyectó 100.000 euros extra. «Siempre hemos defendido que la prioridad son las personas, y es en este tipo de apuestas en las que se traduce esa voluntad política», argumenta Jon Albizu, concejal de Bienestar Social del Ayuntamiento donostiarra, gobernado por Bildu.

La situación no es nueva en el consistorio de la capital guipuzcoana, que «históricamente» ha completado las aportaciones del Gobierno Vasco para llegar al 100% de la demanda. Pero el 2013 ha alterado las previsiones iniciales. No solo por el impacto de la crisis. El decreto publicado en marzo por la Consejería de Asuntos Sociales introdujo cambios que han tenido una repercusión directa en el incremento de la demanda. Por recomendación del Ararteko, el Gobierno Urkullu flexibilizó los criterios de acceso a las AES: eliminó el tope de 8.000 euros de patrimonio (excluida la vivienda) para poder optar a una ayuda, una de las medidas más restrictivas y criticadas del anterior Ejecutivo del PSE, y eliminó el periodo máximo de recepción de seis meses. La demanda se disparó.

21% más de demanda

En Donostia, a 9 de julio se habían recibido 2.041 solicitudes. El mismo día del año anterior fueron 1.686, un 21,06% más. «Es inaceptable que unas ayudas que gestionan los ayuntamientos y cuya dotación es competencia del Gobierno Vasco, éste no ponga suficiente dinero para poder garantizar el pago. En nuestra opinión existe una dejación de su responsabilidad en este ámbito. No obstante, quiero dejar claro que este Gobierno municipal no va a mirar hacia otro lado y cubrirá con presupuesto propio estas ayudas», garantiza Albizu. «Al final estamos cubriendo los recortes de otras instituciones», denuncia.

El Gobierno Vasco no tiene previsto aumentar la cuantía para AES este año, pero sí ha avanzado que serán objeto de «una reflexión profunda» de cara al siguiente ejercicio, a la vista del descuadre presupuestario que está suponiendo para los municipios y la incesante demanda por la crisis. La asociación de municipios vascos Eudel remitió antes de verano un escrito a la consejería para notificarle la situación por la que estaban pasando los consistorios. «Nos vamos a poner muy serios con el Gobierno Vasco en este asunto», afirma José Antonio Santano, vicepresidente de Eudel. «La vuelta del verano va a ser un momento muy crítico para la mayoría de ayuntamientos», advierte el también alcalde de Irun, en previsión de que más consistorios agoten la partida presupuestaria para las ayudas, entre ellos el de la ciudad fronteriza. La opción no pasa por cerrar el acceso a las ayudas. «Los ayuntamientos vemos la cara a las familias, que lo están pasando muy mal. No está la situación como para darle la espalda a nadie», garantiza.

El hecho de tener que responder a necesidades urgentes que no admiten demoras ha obligado a los ayuntamientos a articular un sistema de ayudas complementario, más flexible. En 2002 se crearon las ayudas de apoyo al plan de trabajo compartido, con el objetivo de ayudar a las personas con los gastos derivados de actividades para mejorar su inserción social, de forma pactada con la trabajadora social. Se cubren gastos de formación, de transporte, gastos para el cuidado de niños que permitiera a la madre disponer de más tiempo para formarse... En Donostia, el año de su puesta en marcha se aprobaron 45.000 euros.

Con la crisis, además de estas funciones se ayuda también a cubrir necesidades básicas no cubiertas por otras prestaciones. Así, el 66% del presupuesto en 2012 se ha destinado a gastos de alquiler y prestación hipotecarios, así como para alimentación. En total, solo en la capital guipuzcoana estas ayudas han supuesto 469.854 euros. En Irun, donde también se ha hecho un esfuerzo presupuestario para las políticas sociales, estas ayudas «especiales» cobran cada vez más peso. Ya suponen un tercio del dinero que se destina a las AES.

En Tuenti
Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.