diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 13 / 22 || Mañana 13 / 21 |
más información sobre el tiempo

Ciclismo

Estás en: > > >
Azparren y Berakoetxea, récord histórico

CICLISMO

Azparren y Berakoetxea, récord histórico

Su tándem acabó segundo en la Quebrantahuesos, en una prueba que ganó Ángel Vázquez. Bajaron el récord de esa modalidad, que estaba en 6 horas y 20 minutos, y lo dejaron en 5h43, después de 205 kilómetros

23.06.13 - 00:03 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Juan Mari Berakoetxea y Mikel Azparren en el puerto de Portalet, con las montañas nevadas al fondo. / DV

«Mejor no nos podían salir las cosas. Queríamos pasar Somport entre los treinta primeros y lo conseguimos. Luego bajamos a degüello. Tocamos en cuatro ocasiones con las bielas el suelo, cada vez que nos tumbamos. Nos quedamos sin el freno de atrás, que se quemó. Hemos arriesgado mucho pero nos ha salido bien».

Juan Mari Berakoetxea (Donostia, 40 años), a quien corresponden esas palabras, y Mikel Azparren (Donostia, 42 años) establecieron ayer, en la Quebrantahuesos, un récord histórico, que será muy difícil de batir y al que nadie se había acercado en las veintidós ediciones de esta marcha cicloturista: ser segundos en la prueba con un tándem, después de 205 kilómetros de recorrido, detrás de otro guipuzcoano, Ángel Vázquez, que volvió a ganar en tierras aragonesas. Les aventajó en 1:58.

Entre 10.000 participantes, diez de ellos tándems, estuvieron en todo momento delante, con los mejores.

Otro guipuzcoano, el lazkaotarra Aitor Arza, finalizó entre los diez mejores. El tándem guipuzcoano voló y dejó el récord de la prueba en cinco horas y 42 minutos. El anterior estaba en seis horas y 20 minutos y fue logrado el año pasado.

«Hasta el Marie Blanque fuimos solos. A falta de un kilómetro para coronar nos cogieron. En la bajada volvimos a ponernos delante. En los últimos veinte kilómetros nos pegaba el viento de frente. Íbamos ya tocados», explica Juan Mari Berakoetxea, que fue el piloto, el que iba delante, quien tomaba las decisiones, y quien decidía arriesgar en las bajadas. Mikel Azparren, acoplado a él, ha corrido en diecisiete ocasiones la Quebrantahuesos.

Conoce el recorrido a la perfección. Los problemas en la bajada del Somport se debieron a «que el eje pedalier del tándem está bajo y rozábamos con el asfalto. En el Marie Blanque llegamos a tener 3:30 con respecto a Ángel Vázquez. La dureza de la parte final nos penalizó mucho. Ya sabíamos que en esa zona íbamos tener problemas».

Tuvieron una temperatura ideal, de 26 grados, y sin lluvia, lo que les beneficiaba puesto el problema del tándem en las bajadas es poder controlarlo. Con lluvia, los riesgos aumentan. «Realizamos una salida tranquila. Hasta Villanúa íbamos todos juntos. En Jaca, camino de la meta, Ángel Vázquez nos llevaba cuatro minutos y en la parte final le hemos quitado mucho tiempo. Iba muy fuerte y no le hemos podido pasar».

Llegaron a poner la bicicleta en la bajada del Portalet, «a 115 kilómetros por hora. En la llano no hay problemas, pero en las bajadas hay que controlar mucho».

Buen desayuno y poco líquido

Se levantaron a las 4.30 horas del sábado para desayunar en condiciones y en la prueba no consumieron mucho líquido, «yo sólo he utilizado dos bidones de agua. A partir del kilómetro cien bebimos agua con sales. Hemos comido pasteles de arroz y plátanos, la comida normal de un ciclista y a partir del kilómetro 140, geles. Físicamente hemos ido bastante cómodos. Hemos terminado bien, pero ya no nos daban las piernas para ir a por Vázquez», explicaba Berakoetxea.

Con un tándem de fibra de carbono, con un peso de siete kilos, hay un detalle importante que Berakoetxea dice que se le pasa a mucha gente: «Al final, son 150 kilos encima de la bici y eso supone que la cubierta se pega al asfalto, se hunde y cuesta mucho moverla , hasta que vas cogiendo velocidad», comenta.

Sabía lo que era correr la Quebrantahuesos, en seis ocasiones, pero no lo que suponía hacerla en un tándem: «Para mí, la experiencia ha sido muy buena. En el Marie Blaque, junto a los porcentajes, del 14% en algún tramo al final de la ascensión, está el asfalto, que es muy rugoso, y se pega, pero merece la pena».

Su referencia fue siempre Ángel Vázquez y el grupo en el que estaban Aitor Arza, Busto y Raúl Portillo, un grupo de siete unidades, que «nos pasaban en unos tramos y les superábamos en otros». Se quedaron con la pena de no ganar, más que nada por la oportunidad que se les presentaba, pero también contentos con ese logro que no será nada fácil de superar.

En Tuenti

buscador

Buscador de deportes
buscar
Consigue el 11 ideal de la Real Sociedad
Videos de Deportes
más videos [+]
Deportes
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.