diariovasco.com
Viernes, 25 julio 2014
claros
Hoy 18 / 22 || Mañana 18 / 22 |
más información sobre el tiempo

Gipuzkoa Basket

Estás en: > > >
Se les vació el tanque

DERROTA EN BILBAO

Se les vació el tanque

El Lagun Aro se queda sin acierto en la segunda parte y sucumbe ante un Bilbao más duro, más sólido y más enchufado

24.02.13 - 00:05 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El Lagun Aro cayó ayer en Miribilla en un derbi en el que terminó sin gasolina ante un Bilbao duro y enchufado. Los últimos ataques, con los vizcaínos gustándose y los guipuzcoanos fundidos, convierten en más dolorosa una derrota que no debe ser un freno.
El GBC tiene más baloncesto que el que mostró ayer en una de las pistas más complicadas de la ACB y ante un rival con plantilla y presupuesto para pelear por cotas más altas. Los de Sito Alonso lo demostraron de salida. Empujados por unos ciento cincuenta aficionados que mientras el que escribía estas líneas seguía dejándose la garganta a la salida de vestuarios, el Lagun Aro comenzó quemando rueda.
Fue a tumba abierta, a por su rival. Metió de fuera y atacó con velocidad. Encontró a Doblas y encontró muñecas atinadas, como la de un Papamakarios titánico.
El Lagun Aro se encontraba cómodo, pero pronto llegaron los problemas. Primero en forma de faltas. Sus dos mejores hombres en el partido, el cántabro y el griego, cometieron las dos primeras demasiado pronto.
Papamak a los cuatro minutos. Doblas, a los cinco. Ambos generaban, anotaban, defendían... Y esta circunstancia les cortó el ritmo. Se unió a que el GBC no encontraba la manera de frenar a Vasileiadis.
Ni Neto, ni Finley, ni Paunic. El artillero del Bilbao Basket pasó por manos de los tres en el primer cuarto y ninguno pudo salir del laberinto de bloqueos constantes, directos e indirectos, legales y también varios ilegales, con el que los de Katsikaris le buscaban en casi cada posesión. A final del primer cuarto, al que se llegó con 27-26, Vasileiadis firmaba diez puntos.
Así, también con un balance de faltas favorable fruto de un arbitraje desigual, el Bilbao Basket consiguió amortiguar la salida en tromba del GBC y pasar a dominar el choque. Los vizcaínos encontraron demasiadas comodidades en el segundo cuarto, sobre todo en los minutos previos al descanso.
Los locales dieron un paso más en dureza, en solidez. Rakovic dominó la pintura ante un blando Ibekwe y Zisis comenzó a hacer daño con el bloqueo directo.
Bilbao Basket anotaba demasiado fácil y el Lagun Aro no pudo mantener el ritmo. Ni de puntos, ni de juego. No controló su rebote defensivo, lo que implicó más juego estático. Woods mantuvo el tipo con varias acciones magistrales, pero cuando se frenó su acierto, el cuadro de negro pudo abrir hueco (47-40).
Un momento complicado del que el GBC se rehizo de la mano de un Doblas colosal. El de Pedreña firmó un tercer cuarto para enmarcar. Diez puntos, cinco rebotes de ataque y dieciocho de valoración. Equilibró el ataque del GBC, que volvía a devolver golpes. Y sin embargo, no pudo pegarse en el luminoso.
El factor Zisis
Porque enfrente, Katsikaris encontró un arma que no estaba en el guión. Zisis es un director inteligente y un defensor solvente, pero no es un anotador. Lo reconoció su propio técnico en sala de prensa. La defensa del GBC lo sabía y defendió el bloqueo directo en consecuencia.
Zisis encontró tiros claros. Y castigó con un acierto extremo, que no estaba presupuestado. Diez puntos y 5/6 en tiros en el tercer acto. En uno de los mejores momentos guipuzcoanos, el base griego aguantó el tipo de su equipo.
Un acierto que minó las esperanzas visitantes. Mientras Zisis primero, y Grimau desde el paste bajo después, castigaban con una efectividad poco habitual la defensa guipuzcoana, el GBC fallaba tiros demasiado claros.
Salgado no encontró el camino al aro, con un 1/6. En la segunda parte, ni Woods ni Papamakarios tuvieron la mirilla en su sitio. Tampoco Neto, que en la primera vuelta provocó una sangría en la defensa bilbaína, pudo ajustar su brújula. Así, el inicio del último cuarto mató las ilusiones azules -ayer blancas-.
Los primeros puntos guipuzcoanos llegaron pasados los cuatro minutos. Fue un triple de Woods en lo que supusieron los únicos tres puntos del de Memphis tras el descanso. Del 66-60 se había pasado a un casi definitivo 74-63.
Desacierto matador
Sólo Doblas, que por cierto enchufó una desde 6,75, y Finley, que se fue a dieciséis puntos aunque sin encontrar la continuidad de citas anteriores, daban aire al marcador guipuzcoano. Pero la gasolina se había acabado. Del 10/16 en tiros del primer cuarto se pasó a un 14/45 en los tres siguientes. Hubo momentos de atasco pero también tiros cómodos. Y nada. Aro.
Mientras Grimau y Zisis seguían castigando a los visitantes. Un dos más uno del griego tras el triple del de Pedreña, que había encendido al público guipuzcoano, finiquitó el choque (79-68). El GBC no tuvo su día, pero lo importante siempre es lo que está por venir. En el caso guipuzcoano, dos duelos vitales: Manresa en casa y Fuenlabrada.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti

buscador

Buscador de deportes
buscar
Consigue el 11 ideal de la Real Sociedad
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.