diariovasco.com
Lunes, 1 septiembre 2014
sol
Hoy 15 / 22 || Mañana 14 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Mugi, la nueva cara del billete único

TRANSPORTE

Mugi, la nueva cara del billete único

Entrará en vigor el 4 de marzo y, salvo excepciones, convivirá con la Lurraldebus. «Los más beneficiados serán los que menos renta tengan y los que más usen el transporte público», recordó Larraitz Ugarte

02.02.13 - 00:20 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Mugi, la nueva cara del billete único

El nuevo soporte del billete único que entrará en vigor en Gipuzkoa el 4 de marzo ya tenía nombre: Mugi. Desde ayer, también tiene apellidos, uno por cada una de las modalidades de tarjeta que se emitirán: ordinaria, colectivos y anónima. Y, aunque cuando empiecen a circular cada una de estas tarjetas personalizadas tendrá la cara de su titular, también tienen una imagen colectiva en la que predominan el verde y el azul, «los colores que mejor representan a Gipuzkoa», según Larraitz Ugarte, diputada foral de Infraestructuras Viarias y Movilidad, que ejerció de presidenta en funciones de la Autoridad Territorial del Transporte de Gipuzkoa, en la que el Gobierno Vasco todavía no ha designado a su representante.
Le acompañaban en la puesta de largo de Mugi los representantes de los ayuntamientos de Irun y Arrasate, cuyos autobuses urbanos, al igual que los de Hernani y Errenteria, se han sumado al billete único. Han sido los primeros, pero no serán los únicos ya que, como adelantó Ugarte, ya hay más municipios con servicios propios interesados en sumarse a un esquema de transporte público integrado en el que Gipuzkoa ha sido pionera.
Por ahora, junto con los medios de transporte de esos municipios, están en el sistema común y comparten tarifas y rutas Lurraldebus, Dbus y Euskotren. En Renfe se puede utilizar como medio de pago, como si fuera una tarjeta monedero más, pero sin descuentos ni bonificaciones, porque la empresa dependiente del Ministerio de Fomento, en plena fase de redefinición de su futuro, no se ha sumado al proyecto.
¿Quién la necesita?
Aunque probablemente de aquí a su entrada en vigor dentro de poco más de un mes tengan que volver a explicarse los detalles de un cambio que va mucho más allá de la emisión de una txartela de vivos colores y que está suscitando muchas dudas, Larraitz Ugarte resumió las principales ventajas que aportará el billete único, sea su soporte la tarjeta gris de Lurraldebus o la verde de Mugi: «Permitirá viajar en casi todos los transportes públicos de Gipuzkoa con una sola tarjeta. El coste de un mismo trayecto realizado en diferentes transportes públicos será el mismo. Se pagará menos cuanto más se utilice. Los transbordos entre operadores serán gratuitos. Habrá bonificaciones muy beneficiosas para colectivos especiales».
La gran mayoría de los 330.000 titulares de tarjetas Lurraldebus -por ejemplo, los 240.000 que tienen las tarjetas ordinarias-, no tendrán que hacer absolutamente nada y a partir del 4 de marzo disfrutarán de esas mismas ventajas con la tarjeta que han venido usando hasta ahora. Quienes, obviamente, tendrán que pedir una Mugi serán quienes nunca hayan tenido una Lurraldebus. Y tendrán que hacerlo en algún momento quienes estén apurando hasta el final las últimas tarjetas válidas, las que llevan foto, de Dbus.
La tarjeta Mugi podrá pedirse a partir del próximo jueves, 7 de febrero en los mismos puntos en los que se ha venido solicitando la Lurraldebus, y los puntos y modos de recarga también serán los mismos. Quien tenga mucha prisa por tener una txartela, hasta el día 6 puede pedir una Lurraldebus. En ambos casos, si es la primera vez que solicita el plástico que da soporte al billete único, tendrá que abonar 5 euros. «A nosotros nos cuesta 4,08 euros», precisó Larraitz Ugarte, adelantando que ya hay 59.000 nuevas txartelas a la espera de titulares... Quien por capricho prefiera la tarjeta verde a la gris también puede pedir una Mugi que sustituirá a la Lurraldebus -las dos no se pueden tener a la vez-, pero pagando.
Necesitarán también una Mugi aquellos titulares de tarjetas de Lurraldebus asociadas a determinados colectivos -niños cuya tarjeta específica desaparece y necesitan una de joven, jóvenes menores de 25 años, mayores de 65 años, discapacitados...- que no cumplan los requisitos de renta que plantea la integración. En la actualidad, esos colectivos tenían bonificación simplemente por cumplir con la condición de la edad o del porcentaje de discapacidad, pero a partir de ahora tendrán que demostrar que su base imponible anual no supera, aproximadamente, los 15.900 euros. En el caso de los jóvenes de entre 18 y 25 años, Ugarte precisó ayer que ese requisito se aplicará tan solo a los que estén obligados a realizar declaración de la renta, por lo que quedan exentos todos aquellos que no tengan rentas propias.
De todas maneras, todos los que se encuentren en cualquiera de esos casos recibirán en los próximos días en sus domicilios una carta en la que se les pondrá al corriente de los trámites a seguir y, si tienen que pasar de Lurraldebus a Mugi, se les enviará la tarjeta a casa.
¿Más caro o más barato?
Depende. Esa fue más o menos la respuesta de Larraitz Ugarte y, como ella misma subrayó, es tan variada la casuística que habrá de todo en función del uso que se cada uno haga del transporte público. Lo que parece claro es que el billete ocasional, el de papel que compra con dinero en efectivo quien no tiene tarjeta, subirá y costará a partir del 4 de marzo 1,60 euros. «De todas maneras iba a subir», matizó Ugarte.
Y también recordó que «todas las instituciones de distintos colores políticos que hemos colaborado de manera yo diría que ejemplar en poner en marcha este proyecto tan complejo hemos tomado la decisión política de beneficiar a los que menos renta tengan y de premiar a los que menos utilicen el transporte público».
Por lo tanto, y aunque cada uno tiene que hacer sus propias cuentas y establecer sus propios 'umbrales de rentabilidad' en función de sus hábitos, ha quedado bastante claro que para los usuarios ocasionales, especialmente que por su renta no pueden acceder a ningún tipo de bonificación, utilizar el transporte público será más caro a partir del 4 de marzo. Todo lo contrario de lo que les sucederá a quienes hacen un uso intensivo del transporte colectivo.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.