diariovasco.com
Martes, 2 septiembre 2014
sol
Hoy 18 / 23 || Mañana 14 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«En 47 años calculo que habré realizado más de cinco millones de kilómetros»

Xanti Esnal, Chófer de camión recién jubilado

«En 47 años calculo que habré realizado más de cinco millones de kilómetros»

Tras toda una vida como chófer de camión, a Xanti Esnal le ha llegado la hora de la jubilación

27.01.13 - 01:26 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Xanti Esnal Amilibia pertenece a una familia de transportistas. De cinco hermanos, cuatro han trabajado o trabajan como chóferes. Xanti se acaba de jubilar. Comenzó a trabajar como chófer con 18 años y lo ha dejado recién cumplidos los 65 años. Durante todos estos años, calcula que habrá recorrido más de cinco millones de kilómetros.
-¿Cuándo empieza a trabajar?
-Yo comencé en el año 1966 con 18 años con Muebles Treku, con el volante a la derecha. Era un viejo camión inglés, matrícula 8.680, cuya vieja caja se encuentra en Urteta. Estuve cuatro años en la zona corta como repartidor de muebles en Hernani (Amuebladora Zarauztarra), hasta que en el año 70 me fui a la mili y saqué el carnet de Primera; luego transcurridos 7-8 años te daban el carnet especial de Primera.
-¿Tenía claro que quería ser conductor?
-La verdad que no, pero mi difunto hermano Luxiano (murió con 37 años) tenía camión y empecé con él en el año 1971. Trabajé con él en Bergara tres años; lo de conducir no me convencía mucho por la mala vida, pero con 20 años hice la prueba y adelante. Me he arrepentido más de una vez, pero tras tres años en Bergara, volví otra vez a Treku, donde había estado de 14 a 18 años como 'pinche', haciendo un poco de todo, de pintor, realizando recados. Mucha gente me conoce todavía como el conductor de Treku. La viuda de Luxiano no quería saber nada del camión y me puse como socio con Joxe Agustín Usandizaga 'Etxetxo', sociedad que mantenemos a día de hoy con Transportes Jause.
-¿Cuántos camiones tienen?
-Tendremos unos siete, pero utilizamos ahora solo 3-4. En mi lugar sigue el hijo, que lleva cuatro años como chófer.
-¿Qué trayectos ha conducido?
-Toda España, también Portugal y la zona norte-sur de Francia: Burdeos, Toulouse... He trabajado principalmente con Treku, Obe y Jolas, Talleres Electrotaf-Jolas, que hoy en día, es el mejor cliente que tenemos y gracias a ellos nos mantenemos. Ahora las grandes empresas echan mano de transportes de otras dimensiones, de logística. Nosotros no estamos preparados para grandes cargas, pero yo con Antonio Lertxundi y Joxe Alberdi (con Obe) he trabajado 36 años.
-¿Cuándo se ha jubilado?
-Me he jubilado ahora al cumplir los 65 años, aunque todavía estoy al pie del cañón; no conduciendo, pero sí estoy para echar una mano en la empresa, para solucionar imprevistos, aclarar dudas. Antes no existían los tacógrafos, pero calculo que en mis 47 años al volante habré realizado unos 5 millones de kilómetros, a una media de 12.000 kilómetros al mes.
-¿Con qué tipo de camiones?
-Los nuestros son camiones-remolques de reparto, no trailers. Mis principales destinos han sido Madrid y Andalucia (Sevilla, Granada, Málaga). Hemos tenido hasta 10 camiones en movimiento, cuando funcionaban además de las citadas empresas, los Muebles Arruti, Elkano (Leika).
-Ahora hay un límite de horas para conducir. ¿Tenían antes algún tipo de limitación?
-Antes no había horas. Ahora el tope cada día son 9 horas, con un descanso de una hora cada cuatro. Antes ni de noche ni de día; cargábamos el camión y al volante. Yo tengo una semana en la que no dormí más que 18 horas, con dos viajes a Barcelona, otros dos a Madrid y otro a Valladolid. Las carreteras también han mejorado. Antes a Barcelona eran 12 horas, ahora entras en 8; a Sevilla tardábamos 22 horas, ahora 15 son suficientes. Ahora todo son buenas carreteras, autovías, 'coser y cantar' comparando como andábamos nosotros. Yo a mis viajes solía partir a las 3 de la madrugada. Cargar de víspera, dormir un poco y al volante.
-¿Ha tenido algún accidente durante todos estos años?
-Por suerte, no he tenido ningún accidente; sustos sí, unos cuantos. El último, hace tres años, en la provincia de Granada en una bajada se me reventó una rueda y bajé con el remolque haciendo zig-zag. Me paró la guardia civil, pero al comprobar que era por un fallo en la cubierta, me dejaron marchar. No he tenido siquiera un golpe. El tráfico era bastante más tranquilo que ahora, no había tanto coche ni camión en la carretera.
-Entonces, ¿vida sacrificada?
-Ha sido siempre una vida muy sacrificada. Yo a mis hijos les estoy viendo ahora, antes ni los veía, siempre fuera de casa.
-Un chófer no se puede despistar un instante en la carretera.
-Yo creo que el chófer tiene que nacer. De un chófer a otro hay grandes diferencias, unos son mejores que otros; eso es como en el ciclismo, unos van adelante en el pelotón y otros detrás. Hay que nacer y aprender. No es suficiente con tener los carnes pertinentes. Hay que ser responsable, cuidarte, respetar la carretera y las señales, no te puedes despistar un segundo.Me acuerdo todavía del consejo que me dio un veterano conductor andaluz cuando yo empezaba al volante. «Chaval, en la próxima no me hagas esperar; cuando te viene un coche, un camión por detrás, déjale pasar; el día que respetes al de atrás, no tendrás ningún problema». Siempre he tenido en cuenta el consejo, respeto al de atrás.
-Los conductores tenían fama de coger el volante tras tomarse el café completo.
-No te voy a decir que no. Yo nunca he sido de beber ni de fumar, y comer también poco. Como mucho un carajilllo. Me gustaba aprovechar el tiempo, cargar, conducir, descargar y dormir. Y de tener un poco de tiempo libre, me ha gustado siempre hacer un poco de deporte.
-Y problemas con las inclemencias del tiempo.
-Siempre tienes problemas con las nubes, lluvia o nieve, pero los he podido superar.
-¿Accidentes que ha podido presenciar en la carretera?
-Sí que los he presenciado y mortales, aunque nunca he dicho nada en casa, para que no se preocuparan. Me acuerdo en Semana Santa del año 1973, entre Madrid y Valencia, en Montilla del Palancar, entre Tarancón y Requena, un BMW rojo destrozado y con varios cuerpos tirados; uno era un chimoso, con un pantalón rojo de campana. Era de noche. Antes había obligación de parar en todos los accidentes, incluso había que llevar una manta para tapar a los muertos y heridos. No había teléfonos móviles como ahora. Cuando llegó la guardia civil, yo proseguí mi trayecto, llegué a Valencia me echaron la bronca por llegar tarde. Les expliqué lo del accidente y es cuando me dijeron quien era el fallecido, el cantante Nino Bravo. Yo por aquel entonces escuchaba bastante su música. En otra ocasión, me encontré con cinco miembros de una misma familia fallecidos en accidente en el cruce de Gallur. Claro que impresiona, pero te haces a todo. Antes parábamos todos, pero ahora ya puedes estar medio muriéndote que nadie para en la carretera.
-¿Y la crisis se hará sentir en vuestro oficio?
-Los gastos son enormes. Mira ayer le eché 800 euros de gasolina al camión y justo llegará para hacer la vuelta a Sevilla. Solo en Gipuzkoa se han dado de baja unos 4.000 transportistas. Antes teníamos 10 chóferes, ahora somos 4; hemos tenido que reducir asimismo sueldos para mantenernos y especializarnos en cargas un tanto especiales. Mira tenemos ahora carga para llevar a Cáceres, otra carga para Badajoz, a Burgos, para Cádiz.
En Tuenti
«En 47 años calculo que habré realizado más de cinco millones de kilómetros»

Toda una vida al volante. Xanti Esnal comenzó con 18 años al volante y se retira con 65. :: ETXEBERRIA

Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.