diariovasco.com
Jueves, 28 agosto 2014
cubierto
Hoy 19 / 23 || Mañana 18 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Los embalses abren sus aliviaderos tras una nueva alerta por inundaciones

TEMPORAL

Los embalses abren sus aliviaderos tras una nueva alerta por inundaciones

Se mantiene la situación de emergencia ante la previsible crecida de los ríos. El Añarbe ha desembalsado 3,8 millones de metros cúbicos en las últimas 25 horas

19.01.13 - 01:04 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Los embalses abren sus aliviaderos tras una nueva alerta por inundaciones
Campos anegados. Los campos deportivos de Landare, en Hernani, anegados por la crecida del Urumea. :: EASO FLYERS
Los embalses de Gipuzkoa han vaciado en las últimas horas parte de sus reservas hídricas para aumentar su capacidad de resguardo y, de esta forma, contener el agua de las precipitaciones que hoy y mañana descargarán las sucesivas borrascas que se aproximan. El Añarbe ha desembalsado 3,8 millones de metros cúbicos, sin que esta medida haya tenido incidencia alguna en la altura del río Urumea. Otros embalses del territorio también han efectuado maniobras similares.
Los pronósticos meteorológicos confirman que los nuevos frentes descargarán hoy precipitaciones que podría provocar crecidas principalmente en las cuencas del Urumea, Oria y Bidasoa. Ante la situación de riesgo, la consejería de Seguridad del Gobierno Vasco decidió ayer mantener activado el plan de emergencias por riesgo de inundaciones en nivel 0. Dicho departamento sustenta esta decisión en las predicciones realizadas por Euskalmet.
La agencia vasca señala que el principal problema reside en que los niveles de los ríos de la comunidad autónoma se encuentran ya muy altos, después de que durante los últimos días hayan acumulado gran cantidad de lluvia.
Euskalmet precisa que la situación podría incluso agravarse a partir de la tarde de hoy, jornada en la que se espera un aumento significativo de las precipitaciones que exigirán un seguimiento especial de los ríos en sus tramos bajos.
De forma paralela al incremento de las precipitaciones, Euskalmet pronostica también a partir de hoy un descenso de las temperaturas con el cambio de orientación del viento que pasará de sur a norte con fuertes rachas. Precisamente, el viento del sur provocó ayer un aumento del mercurio que llegó a los 17 grados en varios puntos del territorio.
La caída de los termómetros prevista para las próximas horas traerá consigo que la cota de nieve baje incluso por debajo de los 1.000 metros a partir de mañana.
El viceconsejero de Seguridad, Josu Zubiaga, anunció que su departamento centrará sus esfuerzos en «amortiguar y minimizar los efectos negativos que puedan derivar del empeoramiento meteorológico previsto, para lo cual trabajamos en estrecha coordinación con todas aquellas instituciones y organismos implicados en este episodio».
La principal medida que se ha adoptado para prevenir las posibles avenidas de agua ha sido abrir las compuertas de los embalses para así aumentar su capacidad de resguardo. El martes, todas las presas de Gipuzkoa, a excepción de las de Urkulu y Barrendiola, estaban a rebosar. El Añarbe se hallaba al 108%. Ayer, sin embargo, sólo dos de estas infraestructuras, Endara e Ibiur, se encontraban llenas. Las restantes permanecían entre catorce y seis puntos por debajo de su capacidad máxima.
La presa del Añarbe ha desembalsado en las últimas veinticinco horas 3.800.000 metros cúbicos sin que esta maniobra incrementara la altura del Urumea. El respiro proporcionado por la disminución de las precipitaciones permitió el jueves llevar a cabo el plan de desembalse controlado en esta presa. Ayer por la tarde, después de todas las operaciones de vaciado, el embalse tenía capacidad para almacenar cinco millones de metros cúbicos.
Fuentes de Aguas del Añarbe informaron que sobre las tres de la tarde se procedía al desembalse de la presa por los desagües de fondo, con un caudal total de 66,1 metros cúbicos y que esta situación se mantendría mientras la altura del río Urumea en Ereñozu lo permitiera y hasta ganar un resguardo bajo la cota del aliviadero de 3.000.000 de metros cúbicos. A partir de las doce de la noche, sin embargo, se redujo el desembalse a 23 metros cúbicos por segundo.
Compuertas elevadas
Las compuertas del aliviadero, por su parte, permanecen levantadas y en posición de reposo a la espera de eventuales nuevas maniobras que puedan llevarse cabo en las próximas horas, en función de las precipitaciones, los caudales entrantes en el embalse y el nivel del río en Ereñozu. El objetivo «no es otro que el de retener en la presa todos los volúmenes posibles procedentes del río Añarbe cuando el río amenace con causar daños en su curso bajo, y desembalsar con la mayor rapidez posible esos volúmenes retenidos en cuanto la altura del río lo permita con objeto de ganar nuevo resguardo para las siguientes precipitaciones», añaden desde Aguas del Añarbe.
El resto de los embalses de Gipuzkoa también vaciaron parte de sus reservas como medida de preventiva. Iñigo Elosegi, gerente del Consorcio Gipuzkoako Urak, explicó que «desde SOS-Deiak nos comunicaron que entre ayer en el domingo podían precipitar unos 110 litros por metro cuadrado. De esta forma, en seis embalses hemos impuesto un resguardo importante para poder sujetar el agua que pueda caer». Elosegi precisó que el más crítico de los embalses es el de Ibai-Eder, si bien añadió que tras el vaciado de las últimas horas el nivel había bajado seis puntos.
La única presa que hasta el momento no ha aliviado ha sido Ibiur. «No lo hemos hecho porque casi toda el agua que acumula es trasvasada. Es decir, el embalse no cuenta con una regata que le abastece, sino que se alimenta de agua de otras regatas. Por lo tanto, para que no se llene se cierran los trasvases y le entra muy poca agua».
Lluvias persistentes
Los pronósticos meteorológicos anuncian para hoy tiempo muy desapacible. El viento será cambiante y racheado. Al comienzo soplará del sureste, con temperaturas templadas, parecidas a las de ayer, y precipitaciones que aunque persistentes no serán muy copiosas. Durante la tarde entrará viento del norte fuerte, las temperaturas descenderán de forma notable, y las precipitaciones serán intensas.
Mañana continuarán las precipitaciones, si bien ya no serán tan continuadas e intensas y además tenderán a remitir por la tarde. No obstante, puede nevar en cotas relativamente bajas, por debajo de los 1.000 metros. Las temperaturas serán frías, con máximas de 10 grados en la costa y en torno a 5-6º en muchos puntos del interior.
En Tuenti
Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.