Los reyes conservan toda su magia intacta

ZARBO IBARROLABAZTAN.
ELIZONDO. A su paso por Elizondo, Melchor, Gaspar y Baltasar acudieron al Belén Viviente y saludaron a los vecinos desde el balcón de la casa consistorial. ::
                             Z.I./
ELIZONDO. A su paso por Elizondo, Melchor, Gaspar y Baltasar acudieron al Belén Viviente y saludaron a los vecinos desde el balcón de la casa consistorial. :: Z.I.

Sigue siendo una de las noches más especiales del año para los más pequeños y se sigue cumpliendo la tradición en los principales pueblos de Malerreka, Baztan y Bortziriak. Las cabalgatas de Reyes llenaron ayer calles y plazas en Bera, Lesaka, Elizondo y Doneztebe de niños a hombros de padres, caballos, pajes, soldados, música de txistu, trikitixa o joaldunak, porque la Víspera de Reyes ha dejado de ser una fiesta estrictamente religiosa y todo cabe y es bienvenido en estos desfiles.

En cada pueblo Sus majestades son recibidas por coros -como en Bera- o dantzaris -en Doneztebe, por ejemplo- entre antorcheros, emisarios de sus majestades, belenes vivientes y pajes. Una tarde en la que es tradición que los pequeños y sus padres pasen a saludar a los reyes - aunque Baltasar a veces destiñe un poco-, les entreguen sus cartas los rezagados y reciban un pequeño obsequio.

También es día de sorteos, carrozas, muchas aglomeraciones y espectáculo que los niños no han dejado de seguir con los ojos abiertos como platos. La de ayer fue una tarde noche algo fresca aunque especialmente tranquila en lo meteorológico que permitió el lucimiento de las comitivas. Con la jornada de hoy terminarán oficialmente unas fiestas de Navidad que han transcurrido sin problemas reseñables en los valles del Bidasoa, con el fantasma de la crisis siempre presente y la incertidumbre ante el año que ya ha empezado, pero en buena harmonía y con la esperanza de ver como las cosas mejoran. En pocos días ya estaremos celebrando San Antón, los carnavales - que empiezan en pocos días en Eratsun - y casi sin darnos cuenta Semana Santa, las fiestas de Irurita, el verano, las primeras palomas, san Martín y casi sin darnos cuenta ya habrá pasado otro año. A los reyes Magos les hemos pedido que este 2013 no nos de muchos palos, que no nos hemos portado nada mal, salud y un poco de trabajo, que buena falta hace. Del resto ya nos ocuparemos entre todos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos