Tito Vilanova vuelve al césped

Trece días después de la operación, dirigió la primera sesión del Barça. Messi y Adriano no llegaron a tiempo al entrenamiento por problemas de vuelo

AGENCIASBARCELONA.
Regreso. Tito Vilanova, a la derecha, acortó los plazos y dirigió la sesión del Barcelona antes del derbi. ::                             EFE/
Regreso. Tito Vilanova, a la derecha, acortó los plazos y dirigió la sesión del Barcelona antes del derbi. :: EFE

Trece días después de ser intervenido por segunda vez de un tumor en la glándula parótida, el técnico del Barcelona, Tito Vilanova, dirigió ayer el entrenamiento vespertino de los jugadores que no se ejercitaron por la mañana y que tomaron parte en el partido de la selección catalana.

En la sesión matinal, Vilanova había saludado a los futbolistas que se habían ejercitado antes de concentrarse con la selección de Catalunya para jugar contra Nigeria, pero no había dirigido el entrenamiento, sino que dejó que su segundo, Jordi Roura, lo hiciera por él.

Sin embargo, el propio Vilanova fue el encargado de dirigir la sesión vespertina, en la que participaron Cesc y Song, ya recuperados de sus respectivas lesiones, pero no así Messi y Adriano, que no llegaron a tiempo por retrasos con los enlaces de su vuelos. Messi y Adriano, que regresaban, respectivamente de Argentina y de Brasil, se sumaron al tramo final y una vez finalizado el mismo, ambos siguieron trabajando por su cuenta. Leo llegó sobre las 19.00 horas en taxi y Adriano lo hizo unos minutos antes.

El técnico mantuvo una breve charla con sus jugadores después de saludar al grupo -especialmente emotivo fue el abrazo que se dio con Eric Abidal, que pasó un trance similar al suyo- y a continuación dirigió el que para muchos miembros de la plantilla fue el primer entrenamiento del año.

El equipo volverá hoy al trabajo en doble sesión, para preparar el derbi liguero del próximo domingo ante el Espanyol en el Camp Nou, un derbi que Tito no se quiere perder, a pesar de que fue intervenido el pasado 20 de diciembre tras recaer de la grave enfermedad que padeció en 2011.

No dependerá solo de su voluntad; también contará, y mucho, la opinión de los médicos. Pero en el primer día de trabajo del 2013, el técnico quiso lanzar un mensaje de fortaleza y normalidad, empeñado en derrotar ese mal que se la ha reproducido.

No será hasta hoy cuando tenga a toda la plantilla al completo para perfilar los detalles cara al partido del domingo, convencido de que el Barça logrará mantener la diferencia de 16 puntos con el Real Madrid y los nueve que saca el Atlético, que ocupa el segundo lugar. Pero la mejor noticia fue la inesperada presencia del entrenador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos