diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 16 / 21 || Mañana 18 / 21 |
más información sobre el tiempo

Más Fútbol

Estás en: > > >
Una selección de talla mundial

LA CRÓNICA

Una selección de talla mundial

La goleada sobre Bolivia hizo patente que el fútbol vasco podría competir a un gran nivel

30.12.12 - 00:18 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Una selección de talla mundial
Goleada. Los jugadores de la selección vasca celebran el gol de Agirretxe, que cerraba una memorable noche de fútbol. :: JOSÉ MARI LÓPEZ
Esta fiesta anual de Euskal Selekzioa, este partido navideño que emociona a tantos aficionados de este país es antes que nada fútbol y ayer el fútbol dictó sentencia. La selección vasca podría competir con decoro en las grandes competiciones del fútbol mundial. Bolivia ganó hace algunas semanas a Uruguay por 4-1 en un partido de clasificación para el Mundial de Brasil. En aquel país se sueña con jugar la Copa del Mundo. Ayer su equipo fue un juguete en manos de un puñado de futbolistas vascos que sólo juegan juntos una vez al año.
Estoy seguro de que se pueden utilizar argumentos muy sólidos para relativizar la goleada que ayer Euskal Herria le endosó a los hombres de Xabier Azkargorta. Desde la fecha del encuentro hasta la modestia, también relativa, del rival. Pero haríamos bien en recordar la exhibición de fútbol que jugaron nuestros internacionales durante el primer tiempo.
Es cierto que la defensa de Bolivia dio una excesiva imagen de fragilidad, pero no es menos cierto que la tricolor movió el balón a una velocidad de vértigo y que creó espacios en todas las zonas del campo. Yo vi a una selección de talla mundial y salí de Anoeta con el deseo de ver a este equipo enfrentado a un compromiso de otro nivel.
Desde luego ver juntos a Xabi Alonso y Beñat Etxebarria fue una delicia para los ojos. Con esa locomotora en el centro del campo se puede desafiar a selecciones de mucha altura. Sólo habían jugado juntos una vez. Sucedió en el partido de la selección española contra Corea del Sur durante la preparación de la pasada Eurocopa y la pareja funcionó de lujo. Como ayer.
Con ese motor, este equipo se puede atrever a desafiar a rivales de mucha envergadura, pero es que anoche no jugaron solos. Para empezar la cobertura jugó el partido perfecto. Y de medio campo hacia arriba la movilidad del equipo tricolor hizo estallar a la defensa boliviana una vez tras otra.
Prieto, a su servicio
La selección desarboló a Bolivia, sobre todo por la banda derecha. Iraola, Xabi Alonso y Xabi Prieto formaron una banda extremadamente peligrosa. El interior donostiarra no encaró a su rival directo. Prefirió proteger la posesión del balón y apoyarse en el compañero mejor situado. Pero era darla y salir disparado a buscar el agujero por el que podía volver a recibir. Y en cuanto lo tenía de nuevo, levantaba la cabeza y ponía un pase que era la mitad de un gol.
Los servicios de Xabi Prieto a sus tres compañeros de la línea de ataque sentenciaron el encuentro en la primera media hora. Aduriz pudo mostrar su olfato y su hambre en el área. Toquero cabeceó con precisión otro balón servido desde la banda y después regaló el cuarto de la tarde a un Ibai Gómez, que también mostró todo el talento que tiene en el golpeo del balón.
Ni media hora y 4-0. Y el espectáculo no terminaba porque la fábrica de balones del centro del campo no paraba de producir juego y Bolivia no podía encontrar oxígeno para mover el balón y mostrar cualidades que ayer no aparecieron.
La selección se fue al descanso en medio de una ovación memorable. La victoria estaba asegurada, pero quedaba mucho fútbol por paladear. Teníamos interés por saber cómo iba a respirar el equipo cuando se sentaran Xabi Alonso y Beñat. Siguió respirando, pero de otra manera.
Para empezar Bolivia cerró mejor sus líneas y además Oier y Mikel Rico no podían mover al equipo a la misma velocidad. Markel Susaeta tampoco podía mantener la velocidad de crucero que había impuesto Xabi Prieto, pero lo que no cambió fue la intensidad del equipo. Los once jugadores vascos siguieron mordiendo el césped para recuperar balones lo más arriba posible, mantener el juego en campo contrario y seguir teniendo ocasiones de marcar.
Toquero hizo el quinto y no hizo el sexto cuando tenía toda la portería para él. Un momento después dejó su plaza a Imanol Agirretxe y las constantes del equipo se mantuvieron.
Ya no había tantas ocasiones, el juego no fluía como antes, pero el control era absoluto. Bolivia encontró al fin el premio a su mejoría del segundo tiempo gracias a una genialidad de Vaca que encaró solo a Zubikarai para ceder el gol a Alex Pontons. Un respiro para una selección, que ha recibido estos días toda la simpatía de la afición vasca, pero que en el césped pasó un mal rato.
Carlos Martínez y Agirretxe firmaron un gol cien por cien realista para cerrar la goleada y poner patas arriba unas gradas de Anoeta por las que volaba la ilusión. Qué gran selección, qué fuerza tiene nuestro fútbol. ¿Hasta dónde podría llegar? Quién sabe. Lo único cierto es que ayer había sobre el césped un equipo magnífico y que por unas razones o por otras no habían podido participar Illarramendi, Zurutuza, Ander Herrera, Javi Martínez, Muniain... Una potencia.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti

buscador

Buscador de deportes
buscar
Consigue el 11 ideal de la Real Sociedad
Videos de Más fútbol
más videos [+]
Más fútbol
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.