diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 16 / 21 || Mañana 17 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Túnel de lavado para el Juicio Final en la Capilla Sixtina

CULTURA

Túnel de lavado para el Juicio Final en la Capilla Sixtina

Los visitantes deberán pasar por potentes aspiradores de polvo para frenar el deterioro de los frescos

22.12.12 - 00:06 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
A partir del año que viene sólo se podrá entrar a la Capilla Sixtina bien limpito, sin sudores, con la ropa desempolvada y las suelas de los zapatos restregadas a fondo. Los célebres frescos de Miguel Ángel de la bóveda y el Juicio Final no pueden soportar más el calor humano de entre 20.000 y 30.000 personas diarias, y tampoco la mugre que traen desde la calle. Muchos de quienes la hayan visitado tal vez tengan incluso un mal recuerdo, porque en horas punta está abarrotada como una discoteca. La solución será una especie de túnel de aseo y aclimatación previa, donde habrá que pasar por la aspiradora: cien metros de felpudo para reducir la suciedad de los zapatos y potentes extractores de aire a los lados que bajarán la temperatura corporal de los visitantes y eliminarán el polvo acumulado en la ropa. «Polvo, temperatura, humedad y el dióxido de carbono de la respiración son los grandes enemigos de los frescos», ha explicado el director de los Museos Vaticanos, Antonio Paolucci, en una entrevista al 'Corriere della Sera'.
La Capilla Sixtina acaba de cumplir 500 años y con el aniversario había vuelto el debate sobre su estado de conservación. Y al final siempre acaba apareciendo el fantasma de una posible restricción de acceso al público. No obstante, si actualmente ya hay que tragarse largas colas para entrar y recorrer en manada los largos pasillos del museo, cualquier limitación dispararía las listas de espera y complicaría la visita. Cortar el flujo de turistas es la última alternativa, aunque solo sea por el fantástico resultado que arroja la multiplicación de cinco millones de visitantes al año por los 15 euros que cuesta la entrada. Pero algo había que hacer y, por lo pronto, esta reforma sustituirá el sistema de climatización, que ya tiene veinte años. Junto a las nuevas medidas de limpieza se espera poder reducir el polvo, agilizar el recambio de aire y estabilizar la temperatura. Si la situación no mejora sí habría «soluciones drásticas», ha adelantado la dirección.
El 'túnel de lavado' es la novedad más llamativa, pero habrá otros cambios en el museo. Además de una fototeca con millones de imágenes, Paolucci quiere introducir un «viaje virtual» en la Capilla Sixtina para que el visitante se sumerja en los frescos a través de una pantalla antes de entrar a verla. «Ante sus ojos discurrirán las figuras, pero con una grandeza atlántica, como nunca podrá verlas en la Sixtina real», promete. Cree que el visitante no puede salir como entra, sin ningún enriquecimiento cultural. Pero al menos parece que saldrá más limpio, que tampoco está nada mal.
En Tuenti
Túnel de lavado para el Juicio Final en la Capilla Sixtina

Por la Capilla Sixtina pasan casi 30.000 visitantes cada día.

Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.