TS Fundiciones eleva a 33 días la indemnización por despido en busca de un acuerdo

DVSAN SEBASTIÁN.

La dirección de TS Fundiciones ha elevado a 33 días por año trabajado su propuesta de indemnización para las personas que se adhieran a una baja incentivada dentro del plan de reestructuración con el que la compañía pretende reducir su plantilla de 170 a 120 trabajadores. La empresa de Zestoa añade que para aquellos empleados con pocos años de antigüedad ofrece «superar sensiblemente» esa compensación. Afirma asimismo que con el propósito de «minimizar la situación» de las personas que causen baja, baraja «algunas soluciones de autoempleo para ciertas personas».

La nueva oferta busca ser un intento de desbloquear la negociación con los sindicatos en torno al plan de reestructuración. La compañía constata que los encuentros no sirven para hacer avanzar la negociación y reitera que el redimensionamiento de la plantilla es «indispensable» para hacer viable la empresa, que acumula pérdidas importantes en los últimos años y debe hacer frente a una deuda considerable tras realizar unas inversiones de 35 millones de euros en 2007, justo antes de la caída del mercado eólico mundial.

La crisis que sufre este sector se seguirá notando en la actividad de TS en 2013, cuando la firma augura una caída en la facturación del 32%, pasando de 41 a 28 millones de euros. Remarca en este sentido que esa previsión de facturación está realizada contemplando algunos contratos que se están negociando en la actualidad, y que en este momento «están en serio peligro» dada la «desconfianza» que la conflictividad está generando en algunos clientes. La dirección advierte que la caída de alguno de estos pedidos «puede hacer peligrar el futuro de la planta».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos