diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
chubascos
Hoy 11 / 16 || Mañana 9 / 13 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
«Un niño con altas capacidades no necesita clases maestras, sino un profesor que le haga de guía»

Javier Berché, Pediatra experto en personas con alta capacidad

«Un niño con altas capacidades no necesita clases maestras, sino un profesor que le haga de guía»

«El 80% de los superdotados no identificados estará condenado al fracaso escolar», dice el experto

23.11.12 - 01:37 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Todo comenzó con el hijo de una amiga. Eran los inicios de los 80 y el chaval tenía problemas en el colegio. También una inteligencia muy superior a la normal. «Y como no sabíamos qué hacer, nos pusimos a buscar». Es así cómo el pediatra Javier Berché (Barcelona, 1949) estableció relaciones con la Universidad Johns Hopkins de Baltimore y en 1986 fundó la Asociación para el Desarrollo de la Creatividad y el Talento. El año pasado, gracias a la colaboración de exalumnos de esta asociación, creó la Fundación Privada Javier Berché desde la que presta servicios a familias, comunidades educativas e instituciones. Hoy ofrece un curso en Donostia.
- ¿Por qué se tienen altas capacidades?
- El 70% se debe a la genética. No tiene por qué ser directamente del padre o de la madre, porque a veces el antecedente puede venir de un tío, etc. El resto es ambiental.
-¿Cómo se detecta a un niño superdotado?
- Suelen tener una maduración psicomotriz superior, que incluso les lleva a caminar antes de cumplir un año. Pero lo que más llama la atención es el desarrollo de un vocabulario amplio y precoz. «Parece un viejo hablando», se dice de alguno de estos niños. A veces los padres, al ser el primer hijo, no se dan cuenta y son los familiares cercanos o amigos quienes les dicen: «¿Has visto cómo habla tu hijo?». Luego está el planteamiento precoz de temas como la muerte, a los tres años y medio, por ejemplo, cuando lo normal es que lo hagan con 7-8 años. También muestran una gran curiosidad y deseo de aprender, de cuestionarlo todo, no admitir el sí por el sí o el no por el no. Suelen pedir explicaciones. Hay que tratar de identificar cuanto antes a estos niños, porque así se podrá responder mejor a sus necesidades emocionales o pedagógicas.
En Tuenti
Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.