diariovasco.com
Lunes, 28 julio 2014
cubierto
Hoy 16 / 20 || Mañana 16 / 18 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
La familia de Moisés, asesinado en Andoain, no obtiene el visado para asistir al entierro

AL DÍA LOCAL

La familia de Moisés, asesinado en Andoain, no obtiene el visado para asistir al entierro

La cuenta que la asociación Arrats abrió para sufragar el viaje de la esposa e hijos ha logrado reunir 10.000 euros. Afirman ni siquiera poder contactar con el cónsul en Sierra Leona «porque está siempre de viaje»

11.08.12 - 01:15 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Los amigos de Moisés Kargbo, el ciudadano de Sierra Leona que fue asesinado por un compañero de piso en Andoain denuncian la «dejadez» y «falta de implicación» de las autoridades españolas a la hora de tramitar los documentos para que la esposa e hijos de la víctima puedan trasladarse a Donostia para enterrar y despedir a su familiar. «Nuestra idea era conseguir los visados de turista para que pudieran estar presentes en el funeral. A día de hoy, sin embargo, nos encontramos con que la familia de Moisés está teniendo problemas para conseguir el visado. Llevamos días llamando a las embajadas y consulados de España, tanto a la honoraria de Sierra Leona, como a la de Costa de Marfil. No han dado respuesta alguna», explican José María Larrañaga, amigo de Moisés, y Princess Kunba Koroma, compatriota de la víctima, residente en Trintxerpe y portavoz de los ciudadanos de Sierra Leona afincados en Euskadi y también en el Estado.
Moisés Kargbo, de 52 años, fue asesinado el mes pasado de junio por un ciudadano estadounidense de 21 años con el que compartía una habitación en una casa de okupas en la calle Kaletxiki de Andoain. La víctima recibió varios martillazos en la cabeza cuando se encontraba tumbado en la cama. El cadáver fue escondido en un armario de la habitación y no fue descubierto hasta una semana después.
Moisés llegó a España hace dos décadas aproximadamente. Trabajó durante varios años en Canarias, donde todavía vive un hermano suyo, y también en Madrid. Posteriormente, viajó a Gipuzkoa. El último trabajo que tuvo fue hace algo más de un año, un contrato temporal para ayudar en la limpieza de las calles de San Sebastián.
Tras su muerte, los amigos de Moisés en Gipuzkoa, a través de la asociación Arrats lanzaron una llamada en busca de la solidaridad guipuzcoana con la finalidad de reunir medios económicos para que los dos hijos y esposa del fallecido pudieran viajar a Euskadi y despedir a su familiar así como para que los dos chavales pudieran seguir con los estudios. «El pueblo de Gipuzkoa ha respondido dándonos una gran lección de solidaridad. Han sido muchas las personas que han aportado pequeñas y grandes cantidades de dinero. Se ha logrado reunir unos 10.000 euros», afirman Larrañaga y Princess.
Los amigos se muestran profundamente agradecidos ante esta respuesta. «A todas las personas e instituciones, como los ayuntamientos de Andoain y Donostia así como la Diputación, que se han implicado de un modo u otro en la trágica situación que nos ha tocado vivir, quisiéramos transmitirles nuestra profunda y sincera gratitud. Su colaboración ha sido muy valiosa. Gracias de parte de los familiares, allegados y amistades de Moisés», indican.
Obstáculo administrativo
Superado el escollo económico, ya solo restaba salvar también el administrativo. Sin embargo, es en este último trámite en el que los amigos y familiares de Moisés están teniendo las principales dificultades. Pese a las múltiples gestiones que han realizado, todavía no han obtenido el correspondiente visado. «Sabemos que no es sencillo. España no tiene embajada directa en Sierra Leona, aunque cuenta con un cónsul honorario. Pero resulta que este señor casi siempre está de viaje. Hemos hablado y enviado mensajes a su secretaria, pero ésta no puede realizar los trámites sin que el diplomático esté presente. También hemos llamado y enviado correos electrónicos a la embajada española en Costa de Marfil. Nos comentan que lo mirarán y nos responderán, todavía estamos esperando» explican los amigos, que recuerdan en el reciente caso del joven malagueño Sergio Retamar, que también fue asesinado por un compañero de piso en la localidad británica de Bournemouth. «Su cadáver fue repatriado en pocos días. Entonces no hubo dejadez de responsabilidades ni falta de implicación por parte de las administraciones como en el caso de Moisés», señalan.
Los amigos del fallecido se preguntan «si esto funciona así, ¿adónde podemos acudir?, ¿quién es el responsable? Hablamos de algo tan sencillo como el de concederles un visado de turista, de autorizar la salida de una familia para que puedan dar sepultura a su marido y padre que ha sido asesinado en esta tierra».
En Tuenti
Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.