diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 13 / 20 || Mañana 12 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Códigos QR, la llave de una nueva dimensión informativa

TECNOLOGÍA

Códigos QR, la llave de una nueva dimensión informativa

Estos dibujos llevan información y entretenimiento a los móviles. El Diario Vasco lanza una innovadora iniciativa que lleva los contenidos del papel al móvil

17.03.12 - 02:06 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Domingo por la mañana en una cafetería o un salón de una vivienda cualquiera. Café, tostada, zumo, periódico y el imprescindible móvil a mano. Un recuadro de extrañas formas llama la atención al lector junto a la crónica del partido de la Real Sociedad. Coge su smartphone y lo escanea y en muy pocos segundos comienza a ver el resumen del partido.
Los teléfonos inteligentes se unen así a uno de los rituales más sagrados del día a día, la lectura del periódico. El extraño dibujo -un código QR también conocido como 'bidi'- puede encontrarse desde hace unos días entre las páginas de El Diario Vasco. Una especie de código de barras más pequeño pero con infinitas posibilidades. Tinta que se convierte en bits de información. Eso son los códigos de contenido abstracto que desde hace un tiempo nos encontramos impresos en el lugar menos esperado. Al abrir un paquete de correos, en los anuncios de la parada del autobús o en el periódico, allí están ellos para trasladar al receptor a otra dimensión.
Para descifrar los secretos que guardan estos códigos sólo se necesita un smartphone. Los teléfonos móviles de última generación son la herramienta que permiten escanear la realidad impresa sobre papel y convertirla en una experiencia multimedia. Solamente es necesario descargarse la aplicación que los traduce y hay muchas gratuitas.
Los códigos QR son capaces de abrir muchas puertas, principalmente las del conocimiento. Así lo ha entendido por ejemplo el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA), que los emplea para ampliar la información sobre las obras expuestas. Los códigos ubicados al lado de cada cuadro permiten sumergirse en enormes cantidades de datos sobre la obra observada. Información adicional que no entiende de los límites de espacio que tiene una tarjeta pegada a la pared.
Móviles y sexo seguro
La publicidad no ha tardado en explotar esta nueva tecnología y ha puesto su maquinaria a trabajar para sorprender al consumidor con casi infinitas posibilidades. La censura dejó de ser un problema para Calvin Klein gracias a estos códigos. La empresa colgó en una valla gigante en pleno Nueva York un código QR con el lema: 'Consíguelo sin censura'. Una puerta al vídeo de su nueva campaña, sin nadie que pusiera límites a lo que querían expresar. Diez metros de código que trasladaban, a aquel que lo escaneaba, al mundo inventado por la marca de ropa.
Uno de los ejemplos más curiosos de empleo de estos códigos se ha desarrollado en Estocolmo con ocasión de una campaña para promover el sexo seguro. Al parecer los jóvenes suecos están entre los europeos que menos usan los anticonceptivos, sobre todo en verano. La campaña, llamada 'Condom8', apostó por añadir un nuevo concepto a 50.000 condones. Aquellos que escaneaban los códigos que llevaban los envoltorios accedían a una aplicación con la que podían medir desde su teléfono móvil el ritmo, ruido y duración de sus prácticas sexuales. Los datos registrados se convertían en una gráfica que dibujaba el 'perfil sexual' del usuario. Por su puesto, podían compararse los datos con otros usuarios y comemtarse. Contra todo pronóstico, 5.900 personas rellenaron sus perfiles y compartieron sus méritos sexuales, y el 39% de ellas admitió que había empezado a utilizar más el preservativo.
Gracias a los códigos QR las tarjetas de visita ya no son lo mismo. Éstas también se benefician de las posibilidades del mundo bidimensional de los códigos. Incluirlos en estas presentaciones físicas permite al receptor llegar a conocer mucho más de su propietario: datos de contacto ampliados, vídeos, presentaciones, páginas web interactivas.., el límite está en la imaginación de quién lo idee.
Llegados de oriente
Este invento diminuto y cuadrado no podía venir de otro sitio que no fuera Japón. Allí su uso está mucho más popularizado y lo que nació en 1994 como una respuesta a la necesidad de controlar las piezas de coche en una fábrica subsidiaria de Toyota, se ha convertido en una herramienta para ahorrar trabajo a los usuarios. Ya no se concibe teclear en el móvil una dirección para acceder a una web. Eso ha quedado relegado a los teclados de los ordenadores. Los japoneses, tan aficionados a las fotografías cuando viajan, también usan el botón de disparo de sus cámaras para navegar a golpe de clic.
Una de las consecuencias es que estos códigos se han vuelto más coquetos y ya existen versiones más coloristas. Diseñadores como Marc Jacobs o Louis Vuitton tienen códigos QR que son una obra de arte en sí mismos y que abren las puertas de sus tiendas virtuales. La revista Time ha recurrido a ubicarlos en diferentes espacios de la ciudad de Nueva York. El mundo del arte también ha sido receptivo a estas tendencias con creaciones tan sorprendentes como bellas.
En Tuenti
Códigos QR, la llave de una nueva dimensión informativa

Imaginación. El color ha llegado a los códigos QR y los ha hecho más atractivos. Si escanea el único que hay en blanco y negro podrá ver el vídeo de la campaña en Estocolmo Condom8. :: AGENCIAS

Códigos QR, la llave de una nueva dimensión informativa
Códigos QR, la llave de una nueva dimensión informativa
Códigos QR, la llave de una nueva dimensión informativa
Códigos QR, la llave de una nueva dimensión informativa
Códigos QR, la llave de una nueva dimensión informativa
Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.