Alboradas

El ejemplo de Ramón Agesta

Ela de Oarso-Bidasoa. A un paso de cumplir los 100 años, ha fallecido en la Residencia Inmaculada de Mendíbil (donde residía junto con su esposa, Claire Smith) nuestro histórico militante Ramón Agesta. Hace apenas nueve meses, con motivo del centenario del Sindicato ELA, recibió un merecido homenaje en el que se resaltaron los valores y principios de una vida como la suya, entregada a la lucha en defensa de los derechos de los trabajadores vascos y a la liberación nacional de Euskal Herria.

Su vida fue ciertamente novelesca (miembro de la Junta Local de ELA en Irun entre los años 1932 a 1934, huido tras el golpe de estado franquista, arrestado por la policía francesa del régimen filonazi de Vichy y recluido en el campo de concentración de Gurs, huido nuevamente y refugiado en Inglaterra, casado con la hija de la familia inglesa que le acogió, miembro del Consejo Vasco del Movimiento Europeo Eurobask, representante de ELA en diversos foros internacionales...), pero jamás se ha jactado de ello. Al contrario, su característica principal era la humildad y el trabajo militante discreto.

Su mente todavía gozaba de una sorprendente lucidez y de ello fuimos testigos en el homenaje citado cuando nos dirigió un emocionante discurso en el que dijo literalmente las siguientes palabras: «Es de agradecer esta muestra de solidaridad, porque esa solidaridad es lo que hay que mantener. ELA es uno de los sindicatos más antiguos de Europa. Un sindicato que se mantuvo fiel a sus principios, a su gente, pese a ser ilegalizado y perseguido. En Euskal Herria, la base de todo está en la cosa social. Es la justicia social lo que hace un país. La satisfacción social llega por aplicar la justicia económica. Es la manera más lógica de hacer las cosas, la forma más fácil de entender el progreso. Todo lo demás llega por añadidura.

Os veo aquí, ahora, y se que seguiréis esos principios de solidaridad y justicia social, la misma trayectoria que ha hecho de ELA lo que es: uno de los sindicatos más importantes. Por ese camino, con gente como vosotros, ELA tiene un futuro brillante. Y recordad siempre que la base de todo progreso está en lo social».

Como podemos ver, el de Ramón Agesta fue un discurso plenamente vigente ahora que los nuevos gurús de la economía sostienen lo contrario, es decir, que el progreso de la economía debe hacerse a costa de los derechos de los trabajadores.

Un ejemplo, en definitiva, para reforzar los argumentos que nos empujan a seguir peleando para que la lucha de militantes como Ramón no haya sido en vano.

Descanse en paz Ramón Agesta y nuestro más emocionado pésame a Claire y al resto de su familia.

Línea de autobús Irun-Hondarribia

Foro ciudadano irunés. El día 1 de marzo, tal y como nos habían anunciado, entró el nuevo recorrido de la línea de autobús Irún-Hondarribia sufriendo cambios sustanciales. En lo referente a su paso por Irun, llega de Hondarribia por el Paseo de Colón, donde gira a la Avda. de Gipuzkoa para, a través de la Avda. de Euskal Herria, continuar hasta Larreaundi, donde finaliza su recorrido. El trayecto Irun-Hondarribia lo realiza por el mismo itinerario, en sentido inverso. Todo ello quiere decir que una parte importante de la población irunesa, usuaria del transporte público, se ve afectada negativamente por este cambio. Así, la Zona Oficial (Ayuntamiento, futuro SAC y otras oficinas públicas) están a casi 1 km. de la parada más próxima. Además, un núcleo urbano densamente poblado también tiene muy alejada dicha parada; es el caso de buena parte de la zona centro y de populosos barrios como Santiago, Arbes o Parte Vieja, Behobia, Artía entre otros. A todo ello se debe añadir el destacado entramado comercial y de servicios, existente en este ámbito, que no ve con buenos ojos el cambio. Y lo que todavía es más importante, influye negativamente en la movilidad: el proyectado intercambiador previsto en la zona de San Juan para las líneas urbanas, cada vez tiene menos sentido sin la parada, allí, de la línea Irun-Hondarribia, ya que se impide la posibilidad de trasbordo a usuarios de los diversos barrios iruneses hacia Hondarribia, o viceversa. Si lo dicho anteriormente se refiere a los ciudadanos iruneses, el nuevo itinerario no afecta menos a los hondarribitarras, quienes, por cierto, ya han comenzado a mostrar sus quejas por ese motivo. Por todo ello, es de esperar que los responsables municipales de ambas ciudades reaccionen cuanto antes y demanden a la Diputación reconsiderar el cambio citado.

Polideportivos

Carlos. Cuantas más explicaciones dan, más me reafirmo en mi opinión de que el problema es de mala gestión. 1º Los polideportivos los tienen que mantener los usuarios (esto es correcto). 2º Hacer deporte no es un asunto de primera necesidad, por lo que no es de recibo que unos paguen mucho y otros lo tengan gratis (los tiempos de subvencionar con dinero público cenas y balnearios han pasado a la historia). 3º Yo, empadronado en Irun y abonado en el polideportivo de Oiartzun, pago por dos adultos y dos jóvenes de 16 y 20 años 28,90 euros al mes y, además, con acceso gratuito a la piscina de verano. El tema es que en nuestra ciudad, los servicios cuestan más que en San Sebastian (la ciudad más cara de España). Tenemos el ejemplo de la mancomunidad con el precio del agua.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos