El Vaticano descalifica un rumor sobre la posible dimisión del papa

El portavoz Lombardi alerta sobre una especie de Wikileaks que intenta desacreditar a la iglesia católica

AGENCIASROMA.

Una hipotética dimisión del papa Benedicto XVI, sobre la que ha elucubrado un obispo italiano, ha sido tajantemente desmentida por el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi. El representante vaticano salió ayer al paso y señaló que no era un tema «serio». Lombardi denunció, así mismo, la existencia de una especie de WikiLeaks o filtración de documentos vaticanos que, en su opinión, intenta desacreditar a la Iglesia, informa Efe.

El lunes Luigi Bettazzi, de 89 años y obispo emérito de la diócesis norteña de Ivrea, fue preguntado en en la RAI sobre la preparación de un supuesto atentado contra Benedicto XVI para matarle antes de que acabe el año, rumor publicado recientemente por un diario italiano. El prelado contestó que «no cree» en esa posibilidad. Si se hubiese tratado de Juan Pablo II «lo entendería», pero no contra Benedicto XVI, «un papa tan dócil, religioso». «No encuentro motivos para que atenten contra él. Por eso, cuando se publicó esa noticia lo que pensé es que se trata de preparar la eventualidad de la dimisión», señaló el obispo, que a la pregunta «¿pero Ratzinger querría dimitir?, agregó: «Sí, yo creo que sí».

El portavoz Lombardi descalificaba la opinión del obispo: «Si algún día se abriera seriamente ese capítulo, hablaríamos. Ahora no hay nada serio y por tanto no tengo nada que decir». Como fondo una serie de informes que recorren los pasillos de la Curia. Lombardi dice que «el Vaticano tiene ahora su 'leaks'». Unas filtraciones de documentos que tienden a crear confusión y desconcierto y a ofrecer una mala imagen del Vaticano y del gobierno de la Iglesia».

El portavoz se refería a documentos sobre duros enfrentamientos entre miembros de la Curia, el supuesto atentado contra Benedicto XVI y la gestión del IOR, el banco vaticano, que han sido filtrados a la prensa italiana. Se trata, según Lombardi, de documentos de naturaleza diferente, de épocas diferentes, apuntes sobre cuestiones jurídicas y sobre cómo se considera que puede ser mejor la gestión del Estado de la Ciudad del Vaticano, y en las que es normal que existan opiniones diferentes. Lo grave, dice el portavoz, es que si se mezclan todos se da una imagen «que crea confusión» en el compromiso de luchar contra la pederastia y garantizar la transparencia del funcionamiento de las instituciones. «Quienes crean que así se desalienta al papa y a sus colaboradores en su compromiso de renovación se equivocan y se engañan», asegura Lombardi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos