diariovasco.com
Domingo, 31 agosto 2014
cubierto
Hoy 18 / 22 || Mañana 13 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
«El reloj social se ha atrasado, pero no el biológico»

AL DÍA LOCAL

«El reloj social se ha atrasado, pero no el biológico»

15.01.12 - 03:31 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La aparición de las técnicas de reproducción asistida en la década de los setenta abrió las puertas a una solución al problema de la esterilidad, pero el éxito de los tratamientos sigue chocando con el mismo obstáculo: una maternidad demasiado tardía. Los expertos en reproducción recuerdan una y otra vez que la verdadera pelea debe ser la de conseguir que las madres sean jóvenes y no tan añosas. «Hay que recalcar que cuanto más se espera para la maternidad, más dificultades se encuentran», apunta Arantza Lekuona, jefa de la unidad de Ginecología y Obstetricia del Hospital Donostia.
La estadística dice que en Gipuzkoa las mujeres tienen su primer hijo a los 31-32 años de media, cuando a inicios de los ochenta conocían la maternidad a los 28,6 años. En las consultas de reproducción asistida de Osakidetza la edad media de los pacientes también ha ido subiendo hasta llegar a los 37 años. El fracaso de los tratamientos empieza a aumentar a partir de los 35 años. «El reloj social para la maternidad se ha atrasado mucho, pero el reloj biológico sigue siendo el mismo», subraya Lekuona. Y ahí es donde empiezan a surgir las barreras biológicas para ser padres.
En las consultas de Osakide-tza se suelen encontrar con un problema añadido: las mujeres acuden a pedir ayuda cuando se acercan al límite de los 40 años, lo que les excluye prácticamente de poder ser atendidas en la red pública, ya que tienen que sumar el año de espera mínima para iniciar los tratamientos de inseminación y otro año más para la fecundación in vitro. Acuciadas por la falta de tiempo, la más añosas prefieren tocar directamente a las puertas de las clínicas privadas, donde se ofrecen estos servicios hasta los 50 años, un límite no escrito pero que se respeta por razones sociológicas y de salud. Se calcula que estos centros han visto incrementar un 25% su número de clientes, según el Comité Internacional para la Supervisión de la Reproducción Asistida.
En Tuenti
Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.