diariovasco.com
Martes, 21 octubre 2014
nuboso
Hoy 13 / 22 || Mañana 15 / 17 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
La reforma fiscal sitúa a Gipuzkoa con el tipo del IRPF más alto del Estado

EL DEBATE FISCAL

La reforma fiscal sitúa a Gipuzkoa con el tipo del IRPF más alto del Estado

Aquéllos que declaren por encima de los 175.000 euros tributarán al 49%, sólo igualados por los catalanes. 2012 incorpora importantes novedades tributarias que, en resumen, suponen una subida de impuestos

26.12.11 - 01:52 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
SAN SEBASTIÁN. La Diputación quería darle al sistema fiscal mayores dosis de progresividad y equidad para que paguen aún más los que más tienen, y lo ha conseguido. Otra cosa es que sus efectos sobre la recaudación sean más bien limitados. La reforma fiscal aprobada en Gipuzkoa situará en 2012 al territorio con el tipo del IRPF más alto de todo el Estado, solo igualado por Cataluña. O lo que es lo mismo, los que declaren más de 175.000 euros tributarán (pagarán al fisco) al 49%, frente al 45% que lo venían haciendo hasta ahora. Si alguien piensa que igualar a Cataluña no es lo mismo que liderar el ranking, como reza el titular de esta información, sólo debería mirar al siguiente tramo más alto. Ahí ya Gipuzkoa toma ventaja al elevar al 47% el tipo para las rentas de más de 120.000 euros, frente al 46% que pagan los catalanes con mejores ingresos. Ése es uno de los cambios más llamativos, por su impacto mediático, de una reforma fiscal que incluye importantes novedades que entrarán en vigor el próximo 1 de enero pero no se notarán hasta la declaración de la renta de 2013. Éstas son las principales...
Rentas altas en el IRPF
Gipuzkoa sube los tipos, Bizkaia y Araba no
Es una de las medidas que más gráficamente muestran el empeño de la Diputación en avanzar en la «equidad, la progresividad y la eficiencia del sistema fiscal que permita una mayor y mejor distribución de las cargas». La prueba de ello es que su decisión de subir los tramos más altos del IRPF no ha sido secundada por Araba y Bizkaia. Aunque el proyecto original de Bildu elevaba el tramo más elevadodel 45% actual al 50%, finalmente, tras el acuerdo alcanzado con el PSE, el tramo más alto se queda en el 49%, que afectará a las rentas de más de 175.000 euros. De esta manera Gipuzkoa lidera el ranking del estado junto a Cataluña. En el otro extremo se encontrarían Madrid y la Rioja, con un tipo marginal del 44,9%. Junto a ello, la reforma fiscal guipuzcoana introduce otros dos tramos nuevos: del 46% a partir de 90.00 euros y del 47% a partir de los 120.000. Su impacto recaudatorio es más bien escaso. El fisco espera recaudar en torno a 3,5 millones de euros con los nuevos tramos.
Rentas altas
El tipo marginal medio en Europa es del 37%
Obviamente, no viene en la reforma fiscal, pero siempre conviene poner enfrente el espejo para contextualizar cada medida. Según un estudio de Ernest & Young Abogados, el tipo marginal máximo medio del IRPF en la UE es del 37%, mientras que hace escasos meses en España se subió del 43% al 45%. Si se toma como referencia la UE de los 15, la media en estos países se sitúa en el 48,27%. España es el undécimo país con el tipo medio marginal máximo más alto. Mientras que en el caso de Estados Unidos, está siete puntos por debajo de la cifra española.
Base del ahorro
Las rentas de capital, al 23% si superan los 4.000 euros
Otra de las novedades más importantes afecta desde 2012 a la base del ahorro. La Diputación se ha marcado entre sus prioridades equiparar la carga fiscal que soportan las rentas de trabajo y de capital, una aspiración largamente demandada por los partidos de izquierda. En ese sentido, el planteamiento de la Diputación apostaba por mantener el tipo al que se gravan las rentas del ahorro (plusvalías de ventas de acciones, intereses de las cuentas corrientes...) en el 20%, y elevarlo hasta el 24% a partir de los 1.500 euros. Finalmente, el PSE ha logrado aproximar la norma al espíritu de la propuesta del lehendakari, con lo que a partir del próximo año se seguirá gravando al 20% hasta los 4.000 euros. Desde esa cifra ya el tipo pasa al 23%. En esta ocasión, la reforma guipuzcoana es también más progresiva que la de Bizkaia y Araba. En su caso, el tipo se eleva sólo al 22% a partir de los 10.000 euros.
Para las nuevas operaciones
La deducción por vivienda se reduce
Al igual que hizo Zapatero, la Diputación de Gipuzkoa también le ha metido mano a la deducción por compra de vivienda habitual. A partir de 2012 y sólo para los que se compren una casa desde ese momento, verán reducida la deducción del 18% al 15% y el importe máximo de la deducción de 2.160 (aportación de 12.000 euro anuales) a 1.500 euros (10.000 euros). Los menores de 35 años y las familias numerosas también se verán afectados. En su caso, la desgravación pasaría del 23% actual (2.760 euros) al 20% (2.000 euros). No se trata del único cambio. El crédito fiscal –el tope que el fisco permite deducirse a lo largo de los años– se reduce de 36.000 a 30.000 euros.
Vivienda
Y en 2012 se estudiará una nueva vuelta de tuerca
En cualquier caso, la reducción de los incentivos por compra de vivienda aprobada en Gipuzkoa es más piadosa que la del Estado. En su caso, el Gobierno de Zapatero eliminó la deducción para todas las rentas superiores a 24.000 euros. Ahora bien, la advertencia de Rajoy de que recuperará la desgravación puede enmarañar la situación. De momento, Bildu se ha comprometido, a instancias del PSE, a hacer un estudio sobre el impacto de esta deducción en el precio de los pisos. El objetivo no sería otro que apretar todavía un poco más la tuerca a la deducción. En Gipuzkoa, su gasto fiscal, su coste para las arcas, se eleva a unos 126 millones.
Planes de pensiones
Se reduce la aportación límite a las EPSV
Otra medida que parece va en la dirección contraria de los planes de Rajoy para el Estado, donde quiere incentivar fiscalmente que los ciudadanos apuesten por los planes de pensiones privados. La Diputación ha decidido cambiar el tratamiento tributario de las EPSV para reducir el coste fiscal que supone y ante el convencimiento de que este sistema perjudica a las rentas más bajas, que no se pueden beneficiar de sus ventajas fiscales. Las aportaciones realizadas por un socio a una EPSV reducen la base imponible del IRPF y, en consecuencia, la ‘factura’ a pagar al fisco. Así, la Diputación ha unificado los dos límites, el personal y empresarial, estableciendo un tope conjunto. En la práctica esto supone que el límite de aportación personal se reduce de 8.000 a 5.000 euros. Por su parte, el límite de aportaciones y contribuciones de empresa llega hasta los 12.000 euros, lo que a la hora de la verdad supone fomentar las contribuciones empresariales, que tendrán prioridad. Además, fruto del acuerdo con el PSE, se eleva la edad máxima de los 65 a los 67 años, a partir de los cuales no habrá derecho a desgravación. La reforma de la EPSV es la medida estrella de la Diputación si el objetivo es recaudar más para aliviar la asfixia de las arcas forales. Ni Impuesto de Patrimonio, ni subida del marginal del IRPF... Hacienda espera recaudar 35,7 millones más, casi la mitad del total.
326 y 596 euros
23.000 jubilados se quedan sin la deducción por edad
Más recortes a las deducciones. La reforma fiscal acaba con el carácter general de la deducción por edad. Así, la deducción de 326 euros para mayores de 65 años se mantendrá íntegra solo para los que declaran menos de 20.000 euros, mientras que irá descendiendo de manera progresiva hasta acercarse a los 30.000 euros. A partir de ahí, desaparece, al entender el fisco que ya disponen de unos ingresos suficientes. La misma operación afectará a la deducción de 596 euros para las personas mayores de 75 años. Según el proyecto original, la medida afectará a 23.000 contribuyentes y permitirá al fisco recaudar 8,5 millones más.
Recuperación del tributo
El Impuesto de Patrimonio, al final desde 700.000 euros
Dos año dspués de haber sido derogado, la Diputación recupera el Impuesto de Patrimonio, aunque con una vigencia limitada a 2011 y 2012. En resumen, la iniciativa comparte la idea del Gobierno central de adaptar el impuesto para que se centre en los grandes patrimonios, frente a las clases medias altas, una de las deficiencias del impuesto que históricamente han resaltado los expertos. El Impuesto de Patrimonio se calcula sumando el conjunto de los bienes y derechos del contribuyente –vivienda, acciones, cuentas bancarias, coches, joyas, obras de arte...–, y restándole las cargas y gravámenes (hipotecas...). En ese sentido, tras el acuerdo con el PSE, el mínimo exento se eleva a los 700.000 euros frente a los 204.000 vigentes hasta 2008 y los 800.000 que han aprobado Bizkaia y Araba. La exención por vivienda habitual también se incrementa. Pasa de los 200.000 a los 300.000 euros, aunque también de manera más limitada que Bizkaia y Araba (400.000 euros). Para calcular cuánto vale la vivienda, se suele tomar como referencia el valor catastral, el de adquisición o el que tenga a efectos de impuestos como el de Transmisiones Patrimoniales. Según el proyecto original de Bildu, la recuperación del Impuesto de Patrimonio afectará a 5.218 guipuzcoanos que aportarán 27,5 millones. En 2008, último año en vigor, 13.279 contribuyentes aportaron 44,9 millones.
¿Quiénes tributan?
Ni Botín ni las Koplowitz lo pagan
A la hora de hablar del Impuesto de Patrimonio conviene tener algo muy presente. Las que el común de los mortales entiende como grandes fortunas no pagan Patrimonio, ya que se cobijan en otras sociedades mucho más ventajosas, como las Sicav. Cuentan, por ejemplo, que Zapatero se decidió finalmente a eliminar el impuesto cuando llamó por teléfono a Botín y las Koplowitz, entre otros, y todos le reconocieron que no pagaban Impuesto de Patrimonio. Más controversia: un contribuyente puede sentir indefensión al establecerse el impuesto con carácter retroactivo desde enero de 2011. No es ningún secreto que, se tenga un gran patrimonio o no, muchos contribuyentes diseñan su estrategia fiscal según la normativa vigente en ese momento.
Impuesto sobre Sucesiones
Las herencias de más de 220.000 euros tributan
La Diputación se ha sumado a las voces que piden recuperar también el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, que grava, entre otras, las herencias, al considerar que el receptor se beneficia de una renta en la que no ha participado con ningún esfuerzo personal. Así, eliminará la exención actual que disfrutan las donaciones y herencias entre parientes directos y cónyuges, aunque establece una reducción general de 220.000 euros para estos casos. Es decir, sólo tributarán las que superen esta cantidad. Los familiares directos que antes quedaban amparados con la exención ahora tributarán al tipo único del 1,5%. En Bizkaia y Araba sólo se elimina la exención por donaciones y sus efectos son aplicables a partir del 1 de abril de 2012, en lo que parece un claro intento de dar tiempo a los contribuyentes para acelerar sus posibles operaciones.
Planes de pensiones
Menos privilegios para los deportistas de élite
Ha pasado casi desapercibida y pese a que su impacto es residual, no deja de ser relevante. La reforma fiscal elimina el régimen especial que se aplicaba a los trabajadores desplazados a Gipuzkoa. Su condición de residente fiscal en el territorio le suponía tributar conforme a las normas previstas en el Impuesto sobre la Renta de no Residentes (IRNR) durante el periodo impositivo en que se produce el cambio de residencia y los cinco años posteriores. Esto que parece tan complicado no es otra cosa que la famosa Ley Beckham. O en otras palabras, que los deportistas extranjeros que fichan por clubes españoles tributen al 24%, pese a que les podría corresponder hacerlo al tipo máximo (45% hasta 2011). Con la nueva reforma, este privilegio desaparece.
Deflactación
Hacienda actualiza el IRPF a la inflación
No todo son ingresos. La decisión de la Diputación de deflactar un 2% la tarifa del IRPF, para absorber el impacto de la inflación y evitar que un contribuyente pague más impuestos sin que su poder adquisitivo haya aumentado, le costará 19,5 millones de euros. Además de ajustar la tabla de retenciones de trabajo, otras deducciones también varían. Así, la general pasará en 2012 de 1.327 a 1.354 euros. Por edad, de 319 a 326 euros, y de 584 a 596. Por hijo, de 558 a 570. Por ascendiente, de 266 a 272 euros. Por tributación conjunta, de 4.033 a 4.114 euros, y por monoparental, de 3.503 a 3.574 euros.
En Tuenti
La reforma fiscal sitúa a Gipuzkoa con el tipo del IRPF más alto del Estado
Videos de Economía
más videos [+]
Economía

Convertir

en
Resultado
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.