diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 13 / 21 || Mañana 16 / 31 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Medio centenar de empresas afectadas en Tolosa

AL DÍA LOCAL

Medio centenar de empresas afectadas en Tolosa

«Hemos perdido millones», afirma el propietario de una firma de muebles

08.11.11 - 03:30 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El río Araxes, un pequeño afluente del Oria, se desbordó el domingo por la tarde y la fuerza de las aguas arrasó el polígono industrial de Usabal, situado a las afueras de Tolosa, cerca del barrio de Amaroz, donde se ubican unas cincuenta pequeñas empresas, fábricas y talleres. Todas, en mayor o menor medida, quedaron afectadas por la riada, muchas de ellas con consecuencias muy graves. «Lo hemos perdido todo, es un siniestro total, no recordábamos algo así desde las inundaciones de 1983», se lamentaban muchos de los trabajadores afectados.
A excepción de en el polígono de Usabal, el temporal no ha dejado especiales consecuencias negativas en el casco urbano de Tolosa, salvo algunos bajos inundados o algunas señales de tráfico destrozadas. Los barrios rurales sí han quedado más afectados. Es el caso de Bedaio, cuyo acceso quedó cortado por un desprendimiento. En el centro del municipio, por el contrario, los sucesivos encauzamientos del río Oria llevados a cabo en los últimos años, la reciente obra del colector que limpió las riberas, o el nuevo puente que se construyó en su día en el barrio Berazubi, han sido algunos de los factores determinantes que han evitado males mayores. «Con lo que ha llovido el fin de semana, las inundaciones habrían sido parecidas a las del 83 si no se hubieran llevado a cabo todas estas obras de mejora», opinaban ayer desde la Policía Municipal.
«Es muy duro ver cómo el agua entra en tu empresa y tú te sientes impotente, no puedes hacer nada, no podíamos ni siquiera acceder a la zona, porque los accesos estaban cortados, estaba todo inundado». Así se expresaba el propietario de la empresa de muebles Mikel. «Hemos perdido millones», confesaba ayer. A su lado, los propietarios de Sofás Tolosa también se mostraban desolados. «Nada, no podemos aprovechar nada, todo ha quedado inservible». En el concesionario de la Ford, emplazado en la zona, también se han perdido varios coches, material de oficina y otros enseres.
¿Podía haber tenido el temporal menos consecuencias en la zona? La fuerza de la naturaleza es incontrolable, pero vecinos y trabajadores denunciaban ayer que el río Araxes «siempre baja lleno de troncos y malezas», y que «todo este material hace de presa y acelera las consecuencias». También indicaron que el puente que conecta ambos lados del polígono tiene el ojo muy pequeño y abogaron por la necesidad de «sustituirlo por uno más moderno y funcional».
El agua llegó a alcanzar más de metro y medio en muchos puntos del polígono. «Esta zona de Tolosa ha sido la gran olvidada, se ha hablado mucho de otros sitios, pero aquí también hemos sufrido mucho», se lamentaba ayer una vecina de la zona ante los fotógrafos.
En una de las áreas más bajas del polígono, donde se ubican firmas como Basalan, Garmendiola, Licar, CMO, Olano o la sidrería Usabal, el agua todavía cubría ayer por la tarde la calle principal de acceso a estas empresas. «Está todo destrozado», precisaba una de las trabajadoras. «Siempre se formaban charcos cuando llovía. Es una calle que está por debajo del nivel del río», decía. Y otro trabajador añadía: «Las alcantarillas no tragan. Se veía venir».
En Tuenti
Medio centenar de empresas afectadas en Tolosa

Exteriores de empresas en el polígono Usabal de Tolosa. :: KLISK

Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.