diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 9 / 17 || Mañana 5 / 17 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Un hipódromo casi centenario

LA CALLE DE LA MEMORIA

Un hipódromo casi centenario

1916 'El premio más grande del mundo', 550.000 pesetas, se celebró en San Sebastián el año 1922

17.07.11 - 03:36 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El Hipódromo donostiarra comienza a vivir su último lustro antes de celebrar el centenario de su inauguración, ocurrida allá por el año 1916.
Cuentan quienes gustan de la presencia de un caballo que su relación con el animal puede llegar a ser superior a la que se establece con los habituales animales de compañía, actualmente llamados mascotas, y que hasta en sus ojos puede apreciarse la respuesta amistosa del equino.
Por ese amor a los caballos o porque los influyentes forasteros que llegaban a San Sebastián, huyendo de la primera Gran Guerra que había cerrado los hipódromos europeos, exigían en nuestra ciudad instalaciones donde hacer correr a sus corceles, lo cierto fue que el 2 de julio de aquel 1916 la capital guipuzcoana inauguraba su flamante Hipódromo ensalzado por los profesionales más exigentes.
Aunque las carreras de caballos no era novedad para los donostiarras, que ya conocían el Hipódromo de los Juncales, en Ondarreta, donde se corrieron los primeros grandes premios San Sebastián, la expectación por las nuevas pistas llegaron a producir bulos y leyendas que contribuyeron al éxito de aquella jornada inaugural.
En las tertulias de los cafés se aseguraba que los caballos que iban a correr en nuestra ciudad, «los mejores del mundo», eran tan sibaritas que se alimentaban únicamente de tortilla a la francesa, que consumían enormes cantidades de flan y que necesitaban no menos de trescientos huevos al día. motivo por el que todas las tiendas de ultramarinos de Lasarte, lugar que por la llegada de aficionados había duplicado el número de habitantes, estaban haciendo su agosto en julio.
El objetivo de la apertura del Hipódromo se consiguió a pesar de que todos los augurios pronosticaban el fracaso total. Abundaban los derrotistas, los del ¿para qué tanto gasto?, quienes apoyaban su escepticismo en la gran crisis económica derivada de la guerra y en que todas las noticias que llegaban de allende las fronteras del Norte eran de dolor, miseria y muerte.
Además. ¡si serían ingenuos aquellos promotores de la idea!. apenas unos meses antes todavía ni siquiera habían comenzado las obras y ni siquiera los planos estaban aprobados. Y pasaron los meses de enero y de febrero. y del Hipódromo no había otra cosa que buenas intenciones. Para más 'inri' y desesperación e los señores Olasagasti y Compañía, responsables del trabajo, desde el 1 de marzo, cuando comenzó el allanamiento del terreno, hasta mediados de mayo «puede decirse que ni un solo día dejó de llover torrencialmente» complicando de forma alarmante la construcción de la vía provisional que, desde la vieja estación de Lasarte, debía transportar el material entre regatas, desniveles y charcas pantanosas.
Cuando los multimillonarios Vanderbilt, Cohn y demás propietarios de caballos se acercaron a conocer las instalaciones, pocos días antes de la inauguración «no podían creer lo que estaban viendo». Se había construido «todo un pueblo de elegantes cuadras». y el uno quiso alquilar ochenta, y el otro treinta y un edificio entero el ganadero Parladé. y pronto fue necesario echar mano de las muchas yeguadas porque «todos querían estar en el Hipódromo de San Sebastián».
El 'Premio Nacional de Apertura', primera carrera celebrada en el Hipódromo, ganada por 'Milton', del Conde de la Cimera, sería el comienzo de una gran actividad que a los casi cien años de comenzar sigue teniendo como punto de referencia la celebración, el año 1922, del «Premio más grande del mundo». 550.000 pesetas «de las entonces». ganadas por el caballo 'Ruban', montado por L. Lyne, propiedad de la yeguada del duque de Toledo. nombre con el que figuraban los caballos del rey Alfonso XIII.
Lo dijo la prensa parisina y madrileña, la de Londres y la de Biarritz. «San Sebastián ha dado un paso de gigante hacia el primer puesto de las playas del mundo».
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Un hipódromo casi centenario

Mimos y cuidados para el caballo antes de la carrera. :: KUTXA FOTOTEKA

Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.