diariovasco.com
Sábado, 20 septiembre 2014
claros
Hoy 21 / 27 || Mañana 18 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Saber cuándo moriremos es una cortapisa para vivir»

LITERATURA

«Saber cuándo moriremos es una cortapisa para vivir»

Julián Sánchez Escritor. El novelista barcelonés afincado en San Sebastián publica 'La voz de los muertos', su segunda obra

02.05.11 - 03:10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
En 2009 llegaba a las librerías 'El anticuario', la primera novela del barcelonés afincado en Donostia desde hace 17 años Julián Sánchez. Era la primera sí, pero no la única. La había escrito quince años antes y tras ella habían ido llegando una decena más que por ahora esperan en un cajón, a ver si les toca turno. Probablemente no vean la luz nunca. Y es que lo último que ha escrito le parece que está muy por encima en calidad literaria y en trama, se siente más maduro como escritor y más convencido de lo que hace, y para qué querría volver sobre aquello si puede seguir este otro camino. Lo que le apasiona, y que asegura que va a enganchar a más de uno y de dos lectores, es la trilogía protagonizada por el inspector David Ossa, que comienza a buscar lectores esta semana con la publicación de 'La voz de los muertos' (Roca Editorial), que hoy se presenta en el Salón de Plenos del Ayuntamiento donostiarra (20.00 horas). Misterio, policías, una pizca de amor y un punto sobrenatural, marcado sobre todo por un protagonista que huele la muerte pero que no se sabe muy bien si tiene capacidades especiales o es que está loco, son los ingredientes de esta primera parte. Aunque volviendo al principio, lo sobrenatural es cómo se cuece todo esto.
- Yo llevo escribiendo desde los 20 años y pensaba que 'El anticuario' sería la novela con la que me abriría paso en el mundo de la literatura. La terminé en 1994, la mandé a muchas editoriales y todo era no, no y no. Pero seguía escribiendo. Tanto, que llevo diez novelas acabadas. Tengo toda la obra hecha, posiblemente esté en la cima creativa de mi vida literaria, como suena, y lo curioso es que 'El anticuario' acabó publicándose en 2009. Me llamó Blanca Rosa Roca, la editora, desde México, y me dijo que teníamos que firmar el contrato enseguida; ella creía que estaban interesadas las demás editoriales y que se la iban a quitar de las manos.
- ¿Y qué tal fue la historia?
- A la editora le interesaba la novela pero no era aquella por la que más apostaba durante ese año. Y sin embargo fue vendiendo, va por la tercera edición, más de 13.000 ejemplares, y la han comprado doce países. Quizá haya sido la segunda novela más vendida de un autor vasco en ese año. Quince años muerta de risa en un cajón. Y me sitúa donde no imaginé nunca que iba a estar.
- Yo, sin expectativas. Lo vivo con tranquilidad porque tengo mi trabajo y la literatura es una actividad agradable con la que disfruto desde siempre. Sin más. Así que con 'La voz de los muertos' la verdad es que no espero nada más. Hasta donde llegue, llegará.
- Hay una gran diferencia con respecto a 'El anticuario'.
- Es que hay quince años de diferencia. Sin duda ésta es más completa y tiene otro planteamiento. Está pensada como la primera de una trilogía (que ya tengo escrita). La escribí, esta primera entrega, en tres meses: en el momento en que la editora me llamó para comprarme la primera, me dio un estímulo creativo tan fuerte que escribía a todas horas. Luego ha habido reformas de estilo, ha habido hasta siete manuscritos de la misma novela al mismo tiempo.
Voces diversas
- Mmm. Con lo que se cuenta de cómo se escriben algunas novelas.
- Lo que quiero decir es que aunque la historia se ha mantenido, con total libertad, he cambiado el tono y la persona. Y es que en la segunda parte de la trilogía me di cuenta de que me salía una primera persona coral, una voz que no se ha utilizado mucho. Distintos personajes hablan en primera persona sobre el protagonista y lo que ocurre en la historia. Y tuve que volver al principio, porque lo demás estaba escrito en una sola primera persona, la del protagonista.
- ¿El resultado?
- Una novela muy coral, muy ágil, que va a enganchar al lector. Una primera novela de una serie que está protagonizada por un inspector muy peculiar, que tiene unas capacidades especiales (o tal vez no, eso lo dejo a consideración del lector). Hay un caso que resolver pero también hay que presentar al protagonista y su vida hasta entonces. Él será el catalizador de todas las tramas, pero en algunas no sale hasta la página 200. Hay varias tramas, hay un nivel de tensión muy bueno. 'La voz de los muertos' en eso es una novela trampa: tiene misterio e intriga, pero lo fundamental es presentar al personaje central de la serie.
- Tiene su punto de terror.
- Inquietante. Hay algunas escenas muy realistas, que transmiten la sensación de estar participando. Eso me han dicho las seis personas que la han leído. Cuando comienzo a escribir, tengo el principio, el final y solo un esbozo de lo de en medio; pero tengo claras siempre varias escenas que quiero que sean muy visuales, muy reales. Y hay una sensación de juego en las de este libro, porque el protagonista cree que tiene el control y resulta que hay unas fuerzas que lo ponen en peligro y lo superan. ¿Tiene o no el control? ¿Esa voz que oye es él o es algo distinto? ¿La culpa fue del hipnotizador? ¿Es solo instinto? Son las preguntas de base para el lector, el punto de partida de su vida literaria.
- Y hay una parte de real.
- Sí. La persona real en que se basa este inspector me encontró a mí por medio de amigos. Yo tengo amigos de cuerpos policiales y forenses, que son los que me resuelven preguntas. Una de estas personas me dijo que tenían un colaborador externo a la Policía al que acudían de vez en cuando. Quería conocerme y fue una experiencia inquietante, extraña. Yo soy muy racional pero lo que demostró la segunda vez que quedamos. Uf. Y no digo más, que luego parece que eso tiene más importancia que la novela.
Calles de Barcelona
- La muerte está muy presente en este libro, tanto desde la perspectiva más sobrenatural como de la mortalidad.
- Hay que ponerse en el papel de David Ossa. A nadie le gustaría conocer la fecha de su muerte. Pasa con las enfermedades hereditarias, no podemos vivir sabiendo cuál puede ser nuestra fecha de caducidad. Y en el caso del inspector, se eleva a la enésima potencia. La muerte nos llega a todos pero de forma sorpresiva y lo contrario es una cortapisa para la vida.
- Viviendo desde hace tanto en Donostia, ¿por qué todo ocurre en Barcelona?
- Porque me crié allí, en el centro, y la conozco muy pero que muy bien, me la he recorrido por todas partes, y porque para una trama así necesitaba una ciudad grande. El escritor tiene que conocer la ciudad de la que habla, nada de Google Earth, y yo la he pateado mucho. Durante años fui árbitro de baloncesto y tenía que arbitrar partidos en los sitios más desconocidos de la ciudad.
- Si estas son las buenas, ¿qué pasará con las otras novelas?
- Es un gran problema. Aunque hay una novela extraordinariamente buena que debería recuperar (se titula 'Gonzalo de la Estrella', es de género fantástico, que me encanta), cómo la coloco. No es un género que tenga mucha salida. Y sobre las otras, tengo tal acumulado de obra que el problema es cómo gestionarlas. No hay salida para tantas.
- ¿Cómo ve las últimas, las de la trilogía, con respecto a aquellas?
- Las últimas son las mejores y más completas de todas. Es lógico porque en estos años he ido evolucionando en todo, sé más de las cosas, he experimentado más, y la trilogía llega en un momento en que mi capacidad de prospección emocional es mayor. Comprendes más a las personas y eso se vuelca en la literatura. Hay grandes escritores como Marsé o Torrente Ballester que lo demuestran. Yo releo cada dos años 'Los gozos y las sombras' y me sigue sorprendiendo poder meterme en los personajes de esa manera, acompañarlos. No los lees, estás con ellos. No llegaré nunca a esto, lo tengo claro; yo me manejo mejor en la imaginación y la tensión. Y el salto cualitativo en la segunda parte de la trilogía es enorme. En serio. Va a sorprender. Ahora soy capaz de manejar más hilos y hacerlos confluir.
- Sin expectativas pero.
- Creo que las segundas novelas son las que pueden situar al escritor, hacerlo caer o elevarlo y por eso es una apuesta personal muy alta. Me gustaría que en el mundo de la crítica al menos se dijera que aquí hay un proyecto de escritor.
En Tuenti
«Saber cuándo moriremos es una cortapisa para vivir»

Julián Sánchez, en un momento de la entrevista. :: MIREYA LÓPEZ

Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.