diariovasco.com
Miércoles, 17 septiembre 2014
nuboso
Hoy 22 / 27 || Mañana 20 / 28 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
«El médico del futuro también será ingeniero»

nanotecnología

«El médico del futuro también será ingeniero»

Gabriel Silva Profesor de la Universidad de California. Experto en nanobiomedicina, defiende la unión entre lo clínico y la tecnología

24.04.11 - 04:21 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Gabriel Silva durante su estancia en San Sebastián. / Foto y vídeo: Michelena
Es toda una autoridad en el campo de la nanotecnología aplicada al cerebro. Gabriel Silva ha participado en el primer seminario sobre nanobiomedicina organizado en San Sebastián por CIC Nanogune y la Fundación Inbiomed, que pretenden de esta manera dar pasos para acercar dos mundos que buscan el mismo objetivo pero avanzan en paralelo. Silva defiende el encuentro entre lo clínico y la tecnología, que convertirá a los médicos en algo parecido a ingenieros.
- ¿El futuro de la medicina está en lo pequeño?
- Casi. En los últimos cincuenta años todos los avances en medicina han venido básicamente de la biología molecular, pero los próximos cincuenta o cien años la mayoría de los avances vendrán de aplicaciones de ingeniería en la medicina; la nanotecnología es un ejemplo.
- Desde hace años se dice que la nanotecnología va a servir para curar enfermedades como el cáncer, pero ese momento todavía no ha llegado. ¿Cuál es el problema?
- Para ciertos tipos de cáncer se han producido bastantes avances. Es muy difícil crear este tipo de tecnología para un humano, pero en los próximos cinco años habrá aplicaciones clínicas directas.
- ¿Qué tipo de aplicaciones?
- Poder liberar fármacos para combatir enfermedades de forma inteligente. No se trata de suministrar una medicina de forma sistemática sino de hacerlo de manera que vaya al lugar donde se necesita.
- Hay que enseñar al fármaco a ir a la zona enferma.
- Exacto. De lo contrario corremos el riesgo de que pasen cosas que no tienen que ocurrir. Ahí está la fuerza de la nanotecnología, es una manera de controlar propiedades del fármaco.
- No todo es lucha contra el cáncer.
- Lo nano tiene que ver con todas las áreas de la medicina. Mi interés es el cerebro, el sistema central.
- ¿Qué podemos hacer con el cerebro?
- Podemos usar fármacos especiales para atravesar la barrera hematoencefálica (la que impide que muchas sustancias tóxicas lleguen al cerebro y permite el aporte de nutrientes y oxígeno). La mayoría de las medicinas actuales nunca llegan al cerebro y se están haciendo estudios para lograrlo. No se trata simplemente de dar un fármaco, sino de controlar un proceso en el que sucede una serie de cosas en secuencia. La droga tiene que llegar al lugar donde debe ir y afectar únicamente al grupo de células que necesitan ser afectadas.
- Y esto se aplica a enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson.
- Sobre todo a este tipo de enfermedades, aunque también se utiliza en situaciones traumáticas del cerebro y la columna.
- ¿Llegará un día en el que no veamos a nuestro médico porque es demasiado pequeño?
- Siempre tendrá que haber alguien. El médico no va a entender necesariamente la tecnología, pero debe haber un responsable. Lo que sí ocurrirá es que el trabajo del médico va a cambiar en cosas como la cirugía, por ejemplo, que en este momento sigue siendo muy invasiva.
- ¿El médico del futuro tendrá que ser un ingeniero?
- En parte sí. Los médicos que estamos educando en la escuela de medicina vienen cada vez más de la ingeniería.
- ¿No se corre el riesgo de que con tanta ingeniería y nanomedicina se elimine el factor humano en la relación entre el médico y el paciente?
- No lo creo porque no es diferente que otro tipo de terapia. Es simplemente algo más nuevo. La relación entre médico y paciente va a seguir.
- He estado buscando en internet información sobre usted y aparecen muchas páginas de una persona también llamada Gabriel Silva que defiende que la nanotecnología se está utilizando para implantar chips en los seres humanos y así controlarlos.
- Le puedo asegurar que ése no soy yo.
- ¿Llegará el momento en el que se podrán colocar dispositivos permanentes dentro de un cuerpo para prevenir enfermedades?
- Es otra área que se está estudiando, la de poder poner, especialmente en el cerebro, dispositivos más permanentes, no simplemente fármacos, sino cosas más permanentes que tienen diferentes funciones, especialmente controlar la actividad de células en el cerebro.
- ¿Estos avances estarán disponibles para todos o van a ser caros?
- Es posible que al principio ciertas terapias sean más caras, pero muchas de las bases de la nanotecnología dependen de materiales que salen de la industria de las computadoras. Tal vez con el tiempo no sean mucho más caras que terapias que se están usando hoy. Eso sería lo ideal.
- ¿Hay algún obstáculo que impide a la nanotecnología avanzar más rápido?
- La complejidad de los problemas es increíble. Tanto en las enfermedades que uno está tratando de atacar como en los detalles de la tecnología misma.
- ¿No le da la sensación de que la sociedad espera demasiado de la nanotecnología?
- Es un problema porque se ha creado un clima en el que las expectativas son muy altas, no en lo que se pueda descubrir sino en el tiempo que se tardará en lograrse. La mayoría de las cosas que se esperan se podrán hacer algún día, pero eso no va a pasar en un año o dos. El problema es que un paciente que tiene una enfermedad terrible no tiene tanto tiempo. A mí me suelen venir personas que han probado todos los recursos médicos y me piden ayuda porque no tienen nada más. Lo peor es cuando son padres que tienen a sus hijos pequeños con enfermedades neurológicas. En esos casos el problema es el tiempo.
- ¿Qué se podrá hacer en el futuro que ahora es imposible porque no contamos con la tecnología adecuada?
- En el área neurológica, por ejemplo, aparte de poder dar medicinas que no se pueden suministrar con la tecnología de hoy, se podrán integrar computadoras en el cerebro, es decir, prótesis neurológicas para tratar enfermedades, especialmente neurodegenerativas. No es una droga ni algo químico, sino una materia que se integra con el cerebro y cumple una función muy específica. Ese tipo de tecnología se puede llevar a cabo en los próximos años y en parte ya se hace en la actualidad. Hay electros que se ponen en el cerebro para tratar de Parkinson y los resultados son espectaculares. Pero hoy en día se utilizan microtecnologías mucho más bastas que lo que se puede hacer con la nanotecnología.
- ¿La nanotecnología puede volver más inteligente a una persona? Estoy pensando en la clase política.
- Mejor eso lo dejamos.
- ¿Objetivo imposible?
- Sí, básicamente.
- ¿Qué avanza más rápido, el lado clínico o el tecnológico?
- Los dos lo hacen en paralelo. A veces hay diferentes tipos de científicos que hacen las mismas preguntas desde dos lados. Lo que realmente se necesita, y es lo ideal de un centro como Nanogune, es llegar a un lugar común tanto en lo clínico como en lo tecnológico.
- ¿Hay un límite de tamaño para lo más pequeño?
- Físicamente no. Hay tamaños mucho más pequeños que el nano, pero hemos alcanzado los límites de lo que podemos hacer hoy.
- ¿Podremos superar algún día esos límites?
- Probablemente en nuestra vida no se podrá lograr. Lo nano ya es suficientemente difícil.
En Tuenti
Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.